Wanda Metropolitano.

Wanda Metropolitano.

Copa del Rey

Fernando Amorín, el apuñalado en el Metropolitano, no era socio del Atlético

Fue ingresado este miércoles en el Hospital de La Paz en estado grave. Fue operado y se encuentra estable. El presunto agresor sería Ignacio Racionero, ultra implicado en el asesinato del Aitor Zabaleta, seguidor de la Real Sociedad

El apuñalado en los alrededores del Wanda Metropolitano responde al nombre de Fernando Amorín. El joven, de 22 años, se encontraba tomando algo en los alrededores del estadio rojiblanco antes del partido de ida de la Copa del Rey entre el equipo de Simeone y el Sevilla (1-2). Concretamente, cerca del bar Zapatones, uno de los más concurridos de la zona. Allí, a las 18:50 horas habría comenzado la pelea, en la que Fernando Amorín recibió tres puñaladas: una en la pierna, otra en el brazo y otra en la espalda. Él corrió en dirección al metro de Las Musas –a 200 metros del local– y allí fue atendido por el Samur. Posteriormente, fue trasladado al hospital de La Paz, donde fue operado de urgencia. Se encuentra estable dentro de la gravedad.

El presunto agresor, detenido a las 00:30 horas, respondería al nombre de Ignacio Racionero, de 40 años, un ultra implicado en el asesinato del seguidor de la Real Sociedad Aitor Zabaleta en 1998, que falleció tras ser apuñalado en los alrededores del Vicente Calderón –por esos hechos fue condenado Ricardo Guerra–. Formaría parte de una escisión del Frente Atlético llamada Suburbios Firm.

En el mencionado asesinato de Aitor Zabaleta se encausó a otras tres personas que acompañaban a Guerra, aunque quedaron en libertad. Una de ellas era Ignacio Racionero, detenido ahora por el apuñalamiento a Fernando Amorín, que no era socio del Atlético, aunque, según confirmó el club a este periódico, vestía con ropa del Frente Atlético (una bufanda o una camiseta).

La pelea se produjo días después de que el testigo protegido del caso ‘Jimmy’ –seguidor del Deportivo y miembro de los Riazor Blues fallecido el 30 de noviembre de 2014– identificara ante el juez a cinco ultras del Frente Atlético, al que pertenecía, como autores materiales de la muerte del aficionado gallego. En concreto, a un menor condenado por homicidio -aunque ya fue absuelto por la Audiencia de Madrid-, a dos de los cuatro ultras del Frente Atlético que fueron excarcelados por el juez, y a otros aficionados que fueron detenidos por la Policía.