El lugar de los hechos, con manchas de sangre.

El lugar de los hechos, con manchas de sangre. D. P.

Copa del Rey

El aficionado del Atlético apuñalado llevaba ropa del Frente Atlético

El joven, de 22 años, se encontraba en estado de embriaguez y, tras ser agredido, corrió en dirección al metro de Las Musas, donde fue atendido por el Samur. 

El aficionado del Atlético de Madrid apuñalado llevaba una bufanda o una camiseta del Frente Atlético y mostraba síntomas de embriaguez, según han confirmado desde el club a este periódico. La pelea se habría producido a las 18:50 horas entre dos seguidores –se desconoce si el agresor también era aficionado rojiblanco– fuera del bar Zapatones, en la Avenida Niza. El joven, de 22 años, corrió desde el local hasta el metro de Las Musas –situado a apenas 200 metros y correspondiente a la línea 7–. Fue trasladado por el Samur al Hospital de la Paz con tres puñaladas: una en la pierna, otra en el brazo y una última en la espalda.

El motivo de la pelea habría sido el estado de embriaguez del apuñalado y su agresor. Se descarta, eso sí, que esté involucrado un aficionado del Sevilla. El lugar donde acaecieron los hechos no era un punto de encuentro de ultras, según el club, y se desconoce si era socio colchonero. De momento, no hay detenidos.

El lugar, aunque no era un punto de encuentro de ultras, sí que era frecuentado por aficionados colchoneros. Los vecinos de la zona, en declaraciones a EL ESPAÑOL, reconocieron que “a menudo, muchos acuden allí para tomar algo en los establecimientos de la zona y después dirigirse al Wanda Metropolitano”.

Entre esa multitud se produjo la pelea. “Vimos correr a gente y después llegar al Samur, pero no sabemos más”, reconocía uno de los testigos a este diario. Después, el joven de 22 años fue atendido y la policía trató de mantener el orden. Horas después del incidente, un furgón de la policía seguía delante del bar y algunos aficionados rojiblancos todavía permanecían en el interior viendo el partido de fútbol.