Timo Werner se tapa los oídos en el partido.

Timo Werner se tapa los oídos en el partido.

Champions League

Un futbolista se va de un partido de Champions al no soportar el ruido del campo

Timo Werner, delantero del Leipzig, pidió el cambio en el Vodafone Park de Estambul en el minuto 30 al ser incapaz de concentrarse por la atmósfera que crearon los aficionados del Besiktas en el partido de Champions.

"Nunca he visto una atmósfera como esta en mi vida, no pude concentrarme en el partido. Pedí unos tapones y tampoco me ayudó". Las palabras son de un futbolista de gran nivel y a lo que se refiere es a un encuentro de Champions League. En el fútbol no está nada escrito.

El delantero del Leipzig Timo Werner, una de las sensaciones del fútbol alemán, titular con su selección y en la agenda del Real Madrid, tuvo que pedir el cambio en el minuto 32 en el partido ante el Besiktas en Champions por el espectacular ambiente que la afición turca había creado en el Vodafone Park de Estambul.

"Todavía no me siento bien", comentó Werner, según el medio turco CapaMag Spor, horas después del partido, en el que en los primeros minutos de juego se le pudo ver tapándose los oídos.

Su entrenador, Ralf Hasenhuttl, también se refirió al ambiente que se había creado en este estadio, que albergará la final de la Supercopa de Europa en 2019. "Es imposible preparar a tu equipo para una atmósfera como esta, hubo un ruido ensordecedor y al principio del juego nos afectó un poco", comentó el técnico del Leipzig. Un vídeo grabado por un aficionado captó uno de los momentos en los que Werner se tapaba sus oídos ante el espectacular ambiente que había.

El conjunto alemán, que el año pasado acabó segundo en la Bundesliga y que debuta este año en la Champions, perdió 2-0 ante el Besiktas en el segundo partido del grupo G. Werner fue el año pasado el cuarto máximo goleador de la liga alemana, con 21 goles, siendo clave en el éxito de su equipo. 

Además, el delantero del Leipzig fue titular en los dos últimos partidos de Alemania, ante Noruega y República Checa, clasificatorios para el Mundial de Rusia. También lo fue en la Copa Confederaciones que conquistó el combinado entrenado por Joachim Löw y uno de los grandes favoritos a conquistar el Mundial, donde Werner oposita para ser el delantero titular de Alemania.