Carlos Aranda y Raúl Bravo

Carlos Aranda y Raúl Bravo EFE

Fútbol OPERACIÓN OIKOS

Prisión provisional para Aranda y Raúl Bravo por la 'Operación Oikos'

Los cabecillas de la presunta organización criminal podrán eludir la cárcel con el pago de la fianza de 100.000 euros impuesta para cada uno de ellos.

Noticias relacionadas

Este jueves han tenido lugar las declaraciones de los supuestos implicados en la 'Operación Oikos' por la trama de amaños de partidos que ha sacudido el fútbol español. Tras la puesta en libertad de Borja Fernández, Agustín Lasaosa, Juan Carlos Galindo e Iñigo López, era el turno de los dos 'cabecillas' de la organización, Raúl Bravo y Carlos Aranda.

Estos exjugadores -a quienes los investigadores de la Unidad de Delitos Económicos y Violentos (UDEV) consideran los cabecillas de la supuesta organización criminal- se han negado a prestar declaración al considerar que la situación de secreto de sumario que pesa sobre la causa perjudicaba su derecho a una defensa efectiva, aunque el fiscal ha pedido prisión provisional y 100.000 euros de fianza. De esta manera, se trata del 'castigo' más duro entre todos los dictados por el juez.

Agustín Lasaosa, presidente del Huesca, y Juan Carlos Galindo, médico del club, fueron los primeros en declarar en esta jornada. El 'mejor parado' fue el jefe de los servicios médicos que quedó en libertad con cargos de un presunto delito de corrupción entre particulares en actividades deportivas pero sin fianza.

Borja Fernández, en un entrenamiento con el Valladolid. Foto: Twitter. (@BorjaFF)

Borja Fernández, en un entrenamiento con el Valladolid. Foto: Twitter. (@BorjaFF)

Por su parte, Agustín Lasaosa y Borja Fernández, excapitán del Valladolid, recibieron la misma decisión por parte del juez. Ambos han quedado en libertad con cargos de corrupción deportiva y estafa, y con una fianza de 50.000 euros que deberán abonar en un plazo de diez días.

Además, deberán comparecer los días 1 y 15 de cada mes, tendrán prohibido salir del territorio nacional, se les retirará el pasaporte y estarán obligados a comunicar cualquier cambio de domicilio.

Por último, Iñigo López que, al igual que los dos implicados anteriores, han quedado en libertad con cargos de corrupción deportiva y estafa pero la fianza que deberá abonar será mayor, de 75.000 euros.

[Más información en: De Ronaldo Nazario a Moyá: las muestras de apoyo a Borja Fernández en la 'Operacion Oikos']