Macarena Sánchez

Macarena Sánchez

Fútbol FÚTBOL FEMENINO

Macarena, la argentina amenazada de muerte por defender el fútbol femenino

La jugadora pidió la profesionalización de su deporte, lo que le ha valido para que exista un precio por su cabeza.

"Maca, hay muchas personas enojadas por tus denuncias. Hay bastante dinero por tu cabeza… Vas a morir muy pronto". Este es el mensaje que recibía Macarena Sánchez (Argentina, 1991) en su cuenta de Instagram pocos días después de comenzar su lucha para profesionalizar el fútbol femenino argentino.

Todo comenzó el pasado 5 de febrero cuando su entrenador en el UAI Urquiza le llamó para comunicarle la triste noticia de que ya no entraba en los planes del equipo en el que ha militado hasta ese día.

Desde entonces, su lucha ha sido constante por que se reconozca la figura de la mujer futbolista como un trabajo profesional como cualquier otro. Recurrió su caso a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) que "respondió a la denuncia negando la relación laboral existente entre el club y mi persona. Fue la única respuesta que tuve. No hubo apoyo ni solidaridad por las amenazas", cuenta Sánchez a EL ESPAÑOL.

Amenazas de muerte

Hace aproximadamente un mes hizo pública su denuncia, que rápidamente se hizo viral. En un comunicado emitido por la propia jugadora, instaba al club a reconocer que había existido una relación laboral con ella, y emplazaba a la AFA a "cumplir los compromisos acordados con la FIFA en materia de igualdad de género y de no discriminación hacia las mujeres".

En los 20 años que lleva jugando al fútbol, Sánchez sostiene que siempre ha vivido situaciones de discriminación por el hecho de ser mujer, y que lamentablemente es bastante común pasar por vivir este tipo de momentos. 

Esto solamente ha sido el principio de una historia que va mucho más allá de la pelea en los tribunales. El pasado 9 de febrero, Maca hizo público un mensaje amenazante en el que aparecía una pistola sujeta por una mano con sangre alrededor: "Sentí miedo, pero entendí que esas cosas llegan cuando estás por el camino correcto",  y sostiene que ese no fue el único mensaje amenazante que recibió. 

Sentí miedo, pero entendí que esas cosas llegan cuando estás por el camino correcto

Según ella, esta coacción es fruto del ambiente que se respira en el fútbol argentino, al que califica como "uno de los peores para ser mujer. Es sumamente machista y patriarcal", aunque indica que es un problema que afecta a toda la sociedad. 

Las compañeras de Macarena Sánchez le apoyan con una pancarta

Las compañeras de Macarena Sánchez le apoyan con una pancarta Foto: Instagram: macasanchezj

Aun así, Sánchez ha recibido el apoyo de muchas personas a lo largo de todo el mundo, especialmente de muchas compañeras de profesión. "Que triste escuchar tantos millones por un jugador y saber que el femenino ganamos 3.000 pesos (76 dólares) por mes", publicaba en Twitter Belén Potassa, jugadora del UAI Urquiza y excompañera de Macarena.

Numerosas respuestas al tuit reflejan el machismo de algunos aficionados que justifican la no profesionalización de estas jugadoras argumentando que no generan el mismo dinero que sus compañeros de profesión varones.

El Senado apoya su lucha

El pasado 15 de febrero, Macarena Sánchez recibió el primer apoyo por parte de las instituciones que ha tenido desde que inició su periplo. El Senado argentino manifestó "su más enérgico repudio" a la desvinculación de la jugadora de 27 años del UAI Urquiiza. En el comunicado, la Cámara Alta denunció "las condiciones de informalidad y precariedad a las que fue sometida Sánchez. 

Con o sin apoyos, la futbolista argentina seguirá peleando por lo que considera justo: "Voy a seguir con mi carrera y con la lucha por la profesionalización del fútbol femenino, no va a haber ninguna amenaza que me haga cambiar de idea. La pelea que estamos llevando adelante las mujeres futbolistas es muchísimo más fuerte que cualquier amenaza", subraya.

Macarena Sánchez disputa un balón

Macarena Sánchez disputa un balón Foto: Instagram: macasanchezj

Es consciente de que su lucha será larga pero confía en que esto que ha iniciado llegue a buen puerto y las mujeres pueda disfrutar de los derechos laborales que reclaman. Confía en que las futuras generaciones de futbolistas "no se acostumbren a eso. La única forma de combatir un sistema es haciéndose escuchar todas juntas. Que sepan que tienen un poder increíble y solamente tienen que aplicarlo", afirma.

"Lamentablemente en estas peleas se pierden cosas, pero son más importantes las que se ganan. Pero manteniéndose unidas nada, nadie ni ningún sistema podrá derribar la lucha por nuestros derechos", concluye.

Macarena Sánchez, la futbolista argentina que busca la profesionalización del fútbol femenino

[Más información: La UEFA se vuelca con el fútbol femenino: habrá una plataforma para verlo]