Catar, candidatura elegida para albergar el Mundial 2022. Foto: fifa.com

Catar, candidatura elegida para albergar el Mundial 2022. Foto: fifa.com

Fútbol MUNDIAL CATAR 2022

Cuatro años para Catar 2022: el primer Mundial en invierno, manchado por la corrupción y las muertes

Noticias relacionadas

El reloj ha comenzado a correr en Catar. El lunes 21 de noviembre de 2022 dará inicio un Mundial que ya ha hecho historia antes de abrir su telón. Cuatro años para que se dispute la primera Copa del Mundo que se juegue en invierno, finalizando el 18 de diciembre -justo una semana antes del día de Navidad-, el Día Nacional de Catar. Pero, además, también será el último que cuente con 32 países disputando la fase final, ya que a partir de 2026 la FIFA estudia aumentar el número de selecciones hasta 48 aunque no descartan que incluso se abra esta posibilidad para el de 2022.

Qatar 2022. Foto: fifa.com

Qatar 2022. Foto: fifa.com

Además, también será el primer evento deportivo planetario a este nivel que acogerá Oriente Próximo a lo largo de toda su historia. Para conseguir que su candidatura saliese elegida, Catar optó por una campaña para fomentar "la unidad y entendimiento entre todos los pueblos de todos los continentes", haciendo suyo el lema de la FIFA: "Por el juego, por el mundo". Fue el pasado 2 de diciembre de 2010 cuando Joseph Blatter anunció en Zúrich que la candidatura de Catar había sido la vencedora: "Quiero felicitar a la delegación de Catar, y agradecer a los otros candidatos. Gracias al Comité Ejecutivo de la FIFA porque vamos a nuevas tierras. Oriente Medio y Europa del Este estaban esperando por esto. Soy un Presidente feliz".

Mientras, el Jeque Mohammed bin Hamad Al-Thani, Presidente del Comité de Candidatura de Catar 2022, aseguró que no iban a defraudar a nadie por apostar por ellos: "Gracias por creer en Catar, gracias por creer en el cambio, por expandir el juego, por dar una oportunidad a Oriente Medio. No les defraudaremos. Les prometo que estarán orgullosos de nosotros". Sin embargo, desde el primer momento la sombra de la corrupción se cernió sobre la FIFA y Catar.

El FIFAGate

En mayo de 2015 saltaba el escándalo. Muchos nombres señalados, acusados y suspendidos por cargos que incluyen el soborno, fraude y lavado de dinero, en una organización orquestada por el FBI. Entre ellos, nombres tan relevantes como los del propio Blatter o Platini -los dos suspendidos por un periodo de ocho años-. Desde el primer momento en la elección de Catar como sede del Mundial 2022 -así como la de Rusia para el 2018-, la sospecha sobre supuestos sobornos provocó un gran número de acusaciones acerca de corrupción contra los anfitriones y aquellos que votaron sus candidaturas.

La FIFA anuncia que Catar se lleva el Mundial 2022. Foto: fifa.com

La FIFA anuncia que Catar se lleva el Mundial 2022. Foto: fifa.com

Sin embargo, desde Catar siempre se ha mantenido la misma versión: "No hay pruebas". Hassan al Thawadi, secretario general del Comité organizador de Catar 2022, comentó entonces que "todo son habladurías". "La investigación no tiene nada que ver con la Copa del Mundo. No somos parte de ella. Apelaremos a cualquier decisión que se tome", finalizó para zanjar el tema. Pero en el juicio que tuvo lugar en Nueva York, el principal testigo, el argentino Alejandro Burzco, señaló directamente a tres personas: Jose María MarínJuan Ángel Napout y Manuel Burga -exdirigentes de la FIFA-. Los tres supuestamente recibieron cada uno un millón de dólares por votar a favor de Catar 2022.

La candidatura fue exonerada tras una investigación de dos años, pero no por ello se acabó con las especulaciones sobre corrupción. Se comenzó a filtrar con la existencia de unos correos electrónicos en los que se confirma que se habría pagado a una oficina de Relaciones Públicas con sede en los Estados Unidos, así como a antiguos agentes de la CIA, para la difusión de "propaganda falsa" sobre sus rivales en la votación para organizar el Mundial de 2022: Australia y EEUU.

Acusaciones

Entre otras acusaciones se filtró que un respetado académico recibió 9.000 dólares, menos de 8000 euros, para que redactara un informe negativo acerca del desorbitado coste que tendría para EEUU organizar el Mundial. Un informe que fue distribuido por los medios más afamados de todo el mundo. Pero, además, periodistas, blogueros y otras personalidades de cada uno de los rivales de Catar en la candidatura también fueron llamados a la causa para que hablasen mal de sus respectivas postulaciones. 

Reportes de inteligencia de las candidaturas rivales, pero también movimientos distintos tanto en Australia como en Estados Unidos. En el segundo, un grupo de profesores de educación física llegó hasta el Congreso para que no se malgastase el dinero en la organización de una Copa del Mundo, un dinero que, según ellos, debería ser invertido para la mejora de los deportes escolares. Mientras, en Australia, se orquestaron protestas comunitarias durante los partidos de rugby.

Accidentes y muertes

Otro punto negro en la organización del Mundial ha sido los fallecimientos y accidentes que han tenido lugar a la hora de construir los nuevos estadios. La primera muerte anunciada fue en el año 2016, dictaminándose el fallecimiento "como accidente laboral" durante la construcción del estadio Al Wakrah. La siguiente fue en 2017. Un trabajador británico pereció en las obras de renovación del International Khalifa al fallar uno de los elevadores de palanca que soportaban la plataforma en la que se encontraba el obrero, cayéndose este al vacío.

En este mismo 2018 tuvo lugar la última muerte. Un trabajador de origen nepalí  perdió la vida en el Al Wakrah, sin embargo, en este caso no se dio ninguna explicación sobre el motivo del fallecimiento. Por este motivo, se abrió una investigación, ya que, además, algunas fuentes indican que las muertes ascienden a cerca de 2000. Una cantidad no oficial, pero que asociaciones humanitarias, como Amnistía Internacional o Human Rights Watch, han elaborado distintos comunicados denunciando las pésimas condiciones laborales a las que se ven sometidos los obreros.

Curiosidades del Mundial de Catar

Será el primero en disputarse en invierno, algo que alterará las competiciones nacionales y continentales en Europa tal y como hoy se conocen. Por el momento, serán 32 las selecciones participantes, distribuyéndose las plazas así por el Comité Ejecutivo: una para el anfitrión (Catar); trece para la UEFA; 4,5 para la Conmebol; 3,5 para la Concacaf; 5 para la CAF (África); 4,5 para la AFC (Asia) y 0,5 para la OFC (Oceanía).

Presentación estadio Al Rayyan. Foto: fifa.com

Presentación estadio Al Rayyan. Foto: fifa.com

El estadio con más aforo, por el momento, es el Nacional de Lusail, en Lusail, el cual puede albergar hasta a 86.250 espectadores. El resto posee una media de unos 45.000 aficionados, excepto el Estadio Ahmed bin Ali, en Al-Rayyan - con un aforo de 21.282 espectadores- y el Estadio Al-Gharafa, también en Al-Rayyan -con un aforo de 21.282 espectadores-.

El sorteo de las eliminatorias se celebrará el próximo mes de julio de 2019, mientras que el de la fase final para el Mundial de Catar propiamente dicho, tendrá lugar en el mes de abril del año 2022.

[Más información: Ceferín, sobre la Superliga Europea: "A día de hoy es una ficción, un sueño"]