Estadio Nueva Condomina, del Real Murcia

Estadio Nueva Condomina, del Real Murcia

Fútbol SEGUNDA B

Los jugadores del Murcia explotan: "Este club no merece vivir una situación así"

La situación en Murcia ya parece insostenible. La plantilla de un club histórico cargo duramente contra el presidente este miércoles por los impagos a los jugadores y trabajadores del club. Esta situación ha venido provocada por el último encuentro en la Nueva Condomina, donde los locales estuvieron inmóviles durante los primeros 30 segundos del encuentro frente al Talavera

A pesar de esa situación tan drástica y bochornosa para el presidente, Víctor Gálvez se atrevió a ridiculizar a su afición, saludando y aplaudiendo cada vez que gritaban su nombre para pedir la dimisión inmediata. Ante este suceso, los jugadores han emitido una carta que reproduce la AFE en sus redes sociales. En la que mediante varios apartados explican la situación que están viviendo. 

Los jugadores afirman que han tenido "mucha paciencia desde que comenzó la temporada ante las constantes promesas incumplidas". "Llevamos casi tres meses sin cobrar y la situación es insostenible", confirma la plantilla del Murcia. Sobre el plantón del último encuentro, confirman que se vieron "obligados a realizar ese acto ante la gravedad de la situación".

Los jugadores del Murcia, inmóviles como protesta

Los jugadores del Murcia, inmóviles como protesta

Las promesas de Víctor Gálvez 

"Esperamos que el presidente cumpla su palabra y se haga cargo de los compromisos con empleados, cuerpo técnico y jugadores de la plantilla", cita uno de los apartados. Sobre sus empleados, no son ajenos a la situación que "están atravesando". "Queremos manifestar nuestra solidaridad con nuestros compañeros y agradecerles sinceramente su diaria profesionalidad", afirman. 

Los impagos no son el único problema del club, ya que Raúl Moro y Mauricio García De la Vega (al que el TAS reconoce como legítimo propietario pero que no puede gestionar el club) están siendo investigados por un posible fraude en una venta doble. La historia del Murcia, merece tener otra cara.