Russian soccer player Kokorin attends a court hearing in Moscow

Russian soccer player Kokorin attends a court hearing in Moscow SERGEI KARPUKHIN Thomson Reuters

Fútbol FÚTBOL INTERNACIONAL

Kokorin y Mamáev, dos futbolistas en la cárcel: así es la peligrosa prisión rusa de Butirka

La historia de Aleksandr Kokorin (Zenit) y de Pavel Mamáev (Krasnodar) acabará siendo digna de estudio por los numerosos escándalos que han cometido. Desde gastarse en una fiesta 250.000 mil euros solo en champán, hasta protagonizar una pelea en Moscú. La Policía Rusa solicitó prisión preventiva para ellos y actualmente están detenidos en una cárcel del país.

Los dos futbolistas, ambos internacionales con su selección, tienen un largo historial delictivo. Hace unos días protagonizaron una brutal agresión contra dos funcionarios y un conductor, lo que les hizo tener que declarar y permanecer 48 horas en custodia. 

Peleas, agresiones y un largo historial delictivo

Hace unos días ambos jugadores cumplieron 10 años de amistad. Lo celebraron en una fiesta en Moscú, en un club de strippers, y se les acabó yendo de las manos. Los dos futbolistas rusos decidieron golpear de madrugada varios coches estacionados en el lugar donde estaban celebrando su aniversario. 

Aleksandr Kokorin y Pavel Mamáev durante una noche de fiesta

Aleksandr Kokorin y Pavel Mamáev durante una noche de fiesta

Uno de los conductores decidió bajarse del coche para recriminarles su actitud, cuando una paliza propinada por los jugadores le dejó inconsciente, sufriendo una conmoción cerebral de la que actualmente se sigue recuperando. El hombre resultó ser el chófer de una conductora de televisión de Pervyi Kanal, el canal más importante de Rusia. 

No contentos con eso, se dirigieron a un café de Moscú y la tomaron con dos señores. Uno de ellos era Denís Pak, un funcionario del Ministerio de Industria y Comercio. De origen asiático, le empezaron a gritar y a soltarle insultos racistas, llegando incluso a golpearle varias veces en la cabeza, lo que hizo que sufriese un traumatismo cráneo-encefálico. A Serguéi Gaisin, el otro funcionario, le lanzaron una silla, lo que provocó la hospitalización suya. Las autoridades abrieron un expediente a ambos jugadores, lo que les podría suponer hasta una pena de cinco años. 

La policía rusa detiene por vandalismo a Kokorin (Zenit) y Mamáev (Krasnodar)

La policía rusa detiene por vandalismo a Kokorin (Zenit) y Mamáev (Krasnodar) MVD HANDOUT Agencia EFE

El Krasnodar decidió tomar cartas en el asunto y están trabajando para rescindir el contrato de su jugador. Dicha pelea fue el incidente de mayor gravedad, pero no es la primera vez que son noticia.

El pasado fin de semana, tras los partidos de sus dos equipos, los dos jugadores viajaron en tren a Moscú. Alquilaron un vagón entero para ellos y molestaron al chófer del tren, tomándose todo el alcohol disponible y rompiendo todo lo que se encontraban a su paso. 

250.000 euros de champán

Durante la Eurocopa de fútbol de 2016, donde Portugal se impuso a Francia en la final, ambos jugadores fueron sorprendidos en una fiesta en Mónaco, donde se gastaron unos 250.00 euros en una botella de champán, tras caer eliminados con Rusia obteniendo tan solo un punto en la fase de grupos.

Tanto Aleksandr Kokorin como Pavel Mamáev no estuvieron presentes en el pasado Mundial que se disputó en su país, donde Rusia llego a los cuartos de final tras eliminar a España. Tampoco fueron citados para los partidos de la UEFA Nations League que está disputando la selección rusa. 

La cárcel más escalofriante de Rusia

Ambos jugadores entraron en prisión preventiva, donde pasarán los dos próximos meses. Tras eso, podrán ser condenados a varios años de cárcely/o ver como sus clubes les rescinden sus contratos. La nueva casa de ambos es la prisión de Butirka, situada en plena ciudad. 

Dos polémicos futbolistas rusos investigados por un nuevo escándalo

Dos polémicos futbolistas rusos investigados por un nuevo escándalo

Entre las rejas de esta cárcel estuvieron escritores como Alexandr Solzhenitsin o científicos como Serguéi Koroliov. Además, en el año 2009, el abogado Serguéi Magnitski murió en una de sus celdas tras denunciar la corrupción policial. 

Estarán en cuarentena durante diez días, tiempo durante el que serán examinados por médicos y psicólogos. Posteriormente serán trasladados a un bloque especial, donde las condiciones son más confortables. Mamáev tuvo que compartir celda en comisaría con un hombre con antecedentes penales.

Las comodidades para ambos jugadores se acabaron. Tendrán que dormir en camas de hierros y colchones usados y compartir celda con cinco o diez personas. Solo podrán ducharse una vez a la semana, pasear en el patio de la cárcel una hora al día, recibir paquetes cada dos días y ver a su abogado una vez al mes.