Las reivindicaciones independentistas en el Camp Nou

Las reivindicaciones independentistas en el Camp Nou EFE

Fútbol LA LIGA

El Girona - Barça en EEUU se cancelará por el veto de Pedro Sánchez y Rubiales

  • Gobierno y Federación rechazan la idea de Tebas, Barcelona y Girona de jugar un partido de La Liga en Miami. 
  • La FIFA también se muestra en total desacuerdo con la propuesta de LaLiga por desvirtuar la competición. 

No habrá derbi catalán en EEUU. La Federación y el Consejo Superior de Deportes se opondrán al planteamiento realizado por LaLiga. La reunión entre Pedro Sánchez, Rubiales e Infantino puede haber sido la estocada final a un partido que ha levantado una gran polémica desde que Javier Tebas anunciara un acuerdo para que un encuentro de la competición española se jugara en tierras estadounidenses.

El Girona - Barcelona se iba a disputar en Miami el próximo 26 de enero a las 20:45 horas. Pero para ello, LaLiga necesita el visto bueno de la Federación y de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). Estos últimos, a través de su presidente David Aganzo, ya habían expresado su rechazo e incluso los capitanes de Primera División han amenazado con una huelga. Sin embargo, el principal escollo de Tebas está en Luis Rubiales. 

Existen dos motivos por los que el partido en EEUU será cancelado. El primero, y solo de índole futbolístico, es que el hecho de llevar un encuentro fuera de España adultere la competición. De hecho, el Real Madrid ya se ha mostrado totalmente en contra de esta idea. El acuerdo entre Tebas y Relevent Sports, empresa organizadora de la International Champions Cup y perteneciente a Stephen Ross -dueño de los Miami Dolphins-, indicaba que el club blanco o el Barcelona debían participar en dicho duelo anual que viajará hasta Norteamérica

Sin la posibilidad de que fuera el Real Madrid, Tebas encontró en el Barça a su socio perfecto. Bartomeu hizo suya la idea y, por lo tanto, solo había que encontrar otro equipo colaborador. El elegido fue el Girona, propiedad del City Football Group y vinculado a los hermanos Guardiola, por su cercanía y buena sintonía tanto con la entidad culé como con LaLiga. En el Consejo Asesor del equipo gerundense también está Jaume Roures y entre sus funciones, tal y como informa la propia web del club, está la de "colaborar en la definición del futuro y la estrategia a corto, medio y largo plazo".

El socio fundador de Mediapro, empresa propietaria de los derechos de La Liga, mostró su total apoyo a que el derbi catalán viajara a Miami en los micrófonos de Catalunya Radio: "Es muy positivo, sobre todo para el Girona, que acaba de llegar. Eso ayuda a consolidar la competición. La gente no puede pensar que el negocio se mantiene porque sí. Todo se mantiene porque hay un trabajo desde hace tiempo. Se hablará del Girona en todo el mundo del fútbol durante quince días". 

La segunda de las razones por las que finalmente, y salvo sorpresa, no se jugará el Girona - Barça en EEUU es política. El Gobierno teme que el derbi se convierta en un acto propagandístico de los independentistas e internacionalizar la causa secesionista tal y como siempre han buscado. Este miedo ha unido a PSOE y PP en su idea del peligro que puede tener este encuentro en Miami. El Consejo Superior de Deportes será clave para imponer el veto y Pedro Sánchez no está por la labor de conceder una oportunidad de oro para que el fútbol se convierta en un altavoz de las reclamas de los 'indepes'. 

Tebas intentará convencer a Rubiales en una reunión

La última bala de Javier Tebas será la reunión que tendrá la próxima semana con Federación, Girona y Barcelona. El presidente de LaLiga buscará convencer a Rubiales a base de promesas e incluso beneficios económicos para la RFEF. De no lograrlo, como así se espera ya que el sucesor de Villar ha dado su palabra al Gobierno, sería el final del partido que jamás comenzó en EEUU. 

LaLiga, además, en su afán por evitar un acto independentista en Miami ha llegado a proponer repartir 40.000 banderas españolas en el Hard Rock Stadium. También sonaría el himno antes del pitido final, lo que podría ser una ocasión para que se escucharan pitos de los aficionados 'indepes' desplazados. Una promesa que no ha convencido a nadie y que muestra los bandazos de Tebas en una polémica que él mismo ha creado, ya que esta idea no ha sido votada en la asamblea ni ratificada por los clubes. 

El derbi catalán en EEUU agoniza poco a poco entre los cambios de rumbo de LaLiga y el posicionamiento en contra de Gobierno, Federación, AFE y hasta de la FIFA. El último fuego de Tebas poco a poco se apaga al verse arrinconado y sin más apoyo que el del Barcelona y el Girona de Guardiola.