Pedro Sánchez se reúne con el presidente de la Federación Española de Fútbol

Pedro Sánchez se reúne con el presidente de la Federación Española de Fútbol Fernando.Calvo Agencia EFE

Fútbol LA LIGA

El Gobierno se opone a que el Girona - Barcelona se juegue en Miami como pretende Tebas

El Barcelona, el Girona La Liga tienen en mente jugar el partido de la competición domestica que debería jugarse en Montilivi en Estados Unidos. Sin embargo, ni el Gobierno ni la Federación Española de Fútbol apoyan esta idea ante la difícil situación que se vive actualmente en Cataluña.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, Luis Rubiales, presidente de la Federación, y Gianni Infantino, presidente de la FIFA, han mantenido una reunión este miércoles donde ha quedado claro que ninguno de los tres entes está dispuesto a permitir que el encuentro entre los clubes catalanes se dispute en Miami.

El Gobierno teme a los independentistas

Desde el gobierno español temen que el partido entre Barcelona y Girona se convierta en un acto propagandístico del sector independentista catalán, como ya ha ocurrido en otros encuentros de La Liga o la Champions League, donde las gradas del Camp Nou se han cubierto en varias ocasiones de esteladas.

Por su parte, Luis Rubiales tampoco apoya a Tebas en esta decisión. Si la relación entre ambos no era ya la mejor, esta decisión del presidente de La Liga no ha ayudado a mejorarla. El máximo mandatario de la Federación Española de Fútbol no se había pronunciado públicamente al respecto antes, sin embargo, en la reunión ha dejado claro que no apoyará la decisión de llevarse el encuentro a Estados Unidos.

Pedro Sánchez se reúne con Rubiales e Infantino

Pedro Sánchez se reúne con Rubiales e Infantino Fernando.Calvo Agencia EFE

La FIFA apoya la negativa

Gianni Infantino ha dejado clara también su postura respecto a esta decisión. El presidente de la FIFA no está de acuerdo con sacar fuera del país un partido de La Liga, prefiere que se juegue el encuentro en el estadio que toca en la competición doméstica, en este caso Montilivi.

Con esta situación, Javier Tebas se está quedando solo. El presidente de La Liga sigue empeñado en llevarse el partido a Florida, y ya había conseguido una respuesta afirmativa de los dos clubes, sin embargo, sin el apoyo de la Federación y el Gobierno, parece complicado que vaya a conseguir el objetivo de lucir la competición española en tierras estadounidenses.