Uno de los jugadores detenidos en febrero.

Uno de los jugadores detenidos en febrero. Marcial Guillén EFE

Fútbol

Nuevos detenidos por el amaño de partidos en Segunda B y Tercera División

La segunda fase de la operación Pizarro contra las apuestas ilegales en el fútbol se ha cobrado detenciones en Extremadura y Andalucía este lunes.

Noticias relacionadas

La segunda fase de la operación Pizarro contra los amaños de partidos de fútbol en Segunda B y Tercera División está en marcha desde este lunes. Según informa El Confidencial, la Sección de Juego de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional ha desarrollado un nuevo dispositivo en Extremadura y Andalucía: había orden de detención contra una veintena de implicados.

El pasado 19 de febrero ya se produjeron hasta 32 detenciones relacionadas con el caso, que corre a cargo del Juzgado de Instrucción número 1 de Zafra (Badajoz). Dos de ellas fueron especialmente relevantes, ya que afectaron a los presuntos cabecillas de la trama: Jonan García (exjugador de Athletic Club, Castellón, Huesca, Lleida y Alavés, entre otros) e Iván Moreno (ex de Racing, Murcia, Guadalajara o Ponferradina).

Tal y como cuenta también El Confidencial, las revelaciones de estos dos exfutbolistas habrían sido claves para llevar a cabo el nuevo operativo policial de la operación Pizarro. Ellos expusieron cómo contactaban con los jugadores. También admitieron que, tras convencerles de tomar parte en el amaño (se pagaban 3.000 y 5.000 euros para comprar a los futbolistas correspondientes), usaban a intermediarios internacionales para poder apostar en el mercado asiático.

El Almería también está en el ojo del huracán: se investigan partidos de esta misma temporada del conjunto andaluz, que milita en La Liga 123 (Segunda División). No es el único partido de la segunda categoría del deporte rey en España que se investiga, ya que el Huesca-Nàstic es otro encuentro bajo sospecha.

Sin embargo, el grueso del caso apunta a Segunda B y Tercera División, con defensas y porteros como principales jugadores comprados. Los goles (tres o más) eran el principal elemento usado para apostar, aunque córners, tarjetas y vencedor parcial y final también eran variables tenidas en cuenta.

El juez decretó el ingreso en prisión comunicada y sin fianza de García y Moreno el 21 de febrero. Seis detenidos por el caso quedaron en libertad bajo fianza y 24 fueron liberados sin cargos (entre ellos, un árbitro y varios porteros de Segunda B). Las investigaciones previas al desarrollo de la operación se prolongaron durante casi dos años.