Alexis Sánchez y Stindl pelean por un balón.

Alexis Sánchez y Stindl pelean por un balón. Reuters

Fútbol FÚTBOL

Cinco cosas que necesitas saber de la final de la Copa Confederaciones entre Alemania y Chile

Quién puede ser Bota de Oro, la edad de los convocados por Löw, los equipos… repasamos algunas curiosidades antes de que se decida el título. 

Noticias relacionadas

La Copa Confederaciones puede estar ante su título póstumo, ante una final para incluir en los libros de historia, pero para desterrar en un futuro próximo. En cualquier caso, eso se decidirá a posteriori. Este jueves, y antes de que se proclame su entierro, Alemania, con su selección B, se dejará de pruebas (a eso fueron) para seguir exhibiendo la fiabilidad como una de sus virtudes, tal y como se vio contra México (4-1). Y, por la contra, Chile, campeona de la Copa América en las dos últimas ediciones, buscará dar otra alegría a un país que, hoy por hoy, se está acostumbrando a lo bueno. En cualquier caso, antes de que los equipos salgan a escena, repasamos algunos de los detalles que ofrece esta final.


Hasta 11 jugadores alemanes podrían haber jugado la Euro sub-21


Joachim Löw decidió utilizar la Confederaciones como un test, se arriesgó a llevar talento joven y a probar de cara al futuro. Y, visto lo visto, su apuesta le ha salido bien. Ha llegado a la final con 11 jugadores que, por edad, podrían haber disputado la Eurocopa sub-21: Ginter (23), Henrichs (20), Draxler (23), Goretzka (22), Demirbay (23), Werner (21), Emre Can (23), Younes (23), Süle (21), Kimmich (22) y Brandt (21). Todos ellos, hasta los que tienen 23, podrían haber comenzado a jugar la fase de clasificación con la sub-21 y jugar en Polonia el torneo. Sin embargo, el técnico germano, incluso perjudicando a su ‘colega’ de las inferiores, decidió llevar a todos estos a Rusia. Es más, tan solo hay cuatro jugadores mayores de 25.


Julian Draxler, galones a pesar de su edad


El capitán, por edad, debería haber sido Sandro Wagner, el más verano de toda la convocatoria (29 años). Löw, incluso, podría haberle dado el mando del equipo a otros convocados. Por ejemplo, a Héctor (27), a Emre Can (23), Rudy (27) o el propio Ter Stegen (25). Sin embargo, decidió darle el brazalete de capitán a Julian Draxler (23). ¿Por qué? En gran medida, porque conoce muy bien la dinámica de la selección (acudió al Mundial de Brasil 2014 y a la Eurocopa de Francia 2016) y por su peso dentro del equipo. Al fin y al cabo, ya tiene experiencia en tres clubes de gran nivel: Schalke, Wolfsburgo y PSG.


Löw convocó jugadores de 15 clubes distintos


Llama la atención que Joachim Löw tan solo convocara a un jugador del Bayern de Múnich (Kimmich) para jugar la Copa Confederaciones -siempre teniendo en cuenta donde estaban los jugadores antes del mercado de fichajes veraniego-. En total, el técnico germano llamó a jugadores de un total de 15 clubes: PSG (1), Arsenal (1), Köln (1), Dortmund (1), Hertha de Berlín (1), Leverkusen (3), Schalke (1), Hoffenheim (4), Leipzig (1), Gladbach (1), Liverpool (1), Ajax (1), Roma (1) y Barcelona (1). Pero su mérito no es ‘pescar’ en tantos lugares, sino haber conseguido conjuntar a todos ellos dentro de un mismo equipo (y con muy buenos resultados).


Máximos goleadores


La Bota de Oro parece estar reservada para un jugador alemán. Tres de los cuatro primeros puestos están ocupados por los teutones: Timo Werner y Goretzka (3 goles), Cristiano Ronaldo (2, sin posibilidad de sumar más) y Stindl (2). Esto, salvo que algún jugador chileno marque un hat-trick. Hasta ahora la selección de Pizzi sólo ha anotado cuatro goles (Martín Rodríguez, Vidal, Alexis Sánchez y Vargas).


Alemania, la más goleadora; Chile, una roca en defensa


Alemania y Chile ya se enfrentaron en la fase de grupos (1-1) y lo volverán a hacer en la final. Eso sí, hay bastantes diferencias entre ambos equipos. Los germanos se jugarán el título como la selección más goleadora del torneo (11) y como una de mas más seguras en defensa (5 tantos encajados). No obstante, Chile, que tan solo ha hecho cuatro dianas, es toda una roca en defensa: es la selección que menos goles ha recibido junto a Portugal (4).