Albert Rocas se despide en la sede del COE.

Albert Rocas se despide en la sede del COE. RFEB

Deportes

Los campeones de Europa despiden a Albert Rocas en el COE

El 'Hispano' dijo adiós al balonmano en un acto multitudinario celebrado en el Comité Olímpico Español. 

El Comité Olímpico Español ha hecho entrega esta mañana, de manos de su presidente, Alejandro Blanco, las Insignias Olímpicas a Javier Cuesta, presidente de Correos, y Begoña Fernández, ex-jugadora internacional y Embajadora del Balonmano Femenino; así como la Medalla Olímpica a Aitor Ariño, integrante del equipo español.

La Real Federación Española de Balonmano ha estado representada en el acto por su presidente, Francisco V. Blázquez, así como por los Hispanos de Jordi Ribera, que están concentrados en Madrid para preparar el Partido de las Estrellas - Trofeo Popular Grupo Santander del próximo sábado, a las 20:00 horas, en el Quijote Arena de Ciudad Real.

Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, reconocía que "ha sido un éxito impresionante, habéis sido campeones de Europa, del mundo y medalla olímpica, pero ninguno de ellos había tenido esta repercusión mediática, habéis tenido pendientes a todo un país, disfrutando de vuestros triunfos ante Alemania, Francia y Suecia, no hay palabras para describir esos momentos". Blanco recalcaba además que "este equipo cuando va a un campeonato siempre es candidato a medalla, esa competitividad y ese carácter hace de esta generación de jugadores un grupo irrepetible, siendo uno de los grandes referentes del deporte nacional".

Por su parte, Francisco V. Blázquez, presidente de la Real Federación Española de Balonmano, afirmaba que "tenemos un gran equipo, una gran dirección desde el banquillo, hemos ido creciendo y sobreponiéndonos a las adversidades, es un éxito de todos y debemos valorarlo como tal, además de pensar en todos aquellos que han pasado por aquí, en una trayectoria larga pero que nos ha llevado hasta la gloria". Blázquez ha querido señalar también que Miguel Roca, ex-vicepresidente de la Federación Internacional de Balonmano, no ha podido acudir al acto por enfermedad, donde iba a recibir la Orden Olímpica.

Raúl Entrerríos, capitán de los Hispanos, destacaba "la cercanía con la que siempre nos ha tratado Alejandro Blanco, muy implicado con la selección, y es algo de agradecer; ha sido un campeonato en el que hemos recibido muchísimo apoyo, hemos funcionado como equipo y hemos transmitido una serie de valores que hace especial a este grupo, nos sentimos muy orgullosos por ello".

Jordi Ribera, seleccionador nacional, advertía que "hemos vivido un presente con muchas alegrías, el objetivo del grupo estaba claro, la victoria, y pienso que el punto de inflexión en la derrota ante Eslovenia fue clave para crecerse ante las adversidades; sin embargo, hay que preparar el futuro poco a poco, seguir trabajando con la gente joven para generar ilusión y, en unos años, tener otra generación de jugadores que nos lleve a luchar por más y mejores retos".

EMOTIVO HOMENAJE A ALBERT ROCAS

Finalmente, la Real Federación Española de Balonmano rendía un merecido homenaje a Albert Rocas, jugador internacional que abandona definitivamente la práctica del balonmano. Una trayectoria espectacular la del jugador catalán, tanto con sus respectivos clubes como con la selección, con la que debutó en diciembre de 2004, poco antes de lograr su primera medalla, el oro en el Campeonato del Mundo de Túnez 2005. Después llegaron cinco metales más -Suiza 2006, Pekín 2008, Suecia 2011, España 2013 y Dinamarca 2014-, antes de retirarse con los Hispanos en junio de 2015.

El propio Albert Rocas, que no podía contener las lágrimas en un emocionante discurso, aseguraba que "para mí es un honor estar hoy aquí, en la casa del deporte, despidiéndome de lo que ha sido mi vida, el balonmano". El jugador catalán añadía que "ha sido un privilegio dedicarte y, sobre todo, divertirte, con lo que siempre has amado, siempre he intentado sonreír, sacar la parte positiva del deporte; mi cabeza está para jugar 20 años más, pero mi cuerpo ha dicho basta, eso sí, el balonmano siempre estará en mi corazón".