Carmen Borrego durante la tarde en que simuló ser directora de 'Sálvame'.

Carmen Borrego durante la tarde en que simuló ser directora de 'Sálvame'. Mediaset

Televisión ¿CONSEGUIRÁ SU OBJETIVO?

La desesperación de Carmen Borrego por volver a trabajar como directora: su delicada situación

Según ha podido confirmar JALEOS, la hija de María Teresa no ceja en su empeño y está tendiendo puentes en algunas cadenas. Sin embargo, su futuro solo tendría una clara salida a priori.

Noticias relacionadas

El clan Campos vuelve poco a poco a la normalidad tanto personal como profesional. Mientras que María Teresa Campos (78 años) está a punto de volver a la televisión -ella lo fechó para el mes de octubre- y su hija Terelu (53) ha fichado por Telemadrid como colaboradora del programa de Toñi Moreno, Aquellos maravillosos años -y, se comenta, que también como presentadora de un espacio en ciernes-, la benjamina Campos, Carmen Borrego (52), parece que no goza de tanta suerte en las lides laborales. 

Al tiempo que ve a su madre y hermana prácticamente reubicadas en su profesión originaria, ella batalla por buscar un programa que dirigir. Según ha podido conocer JALEOS, ese tiempo en que se colocó delante de la cámara terminó por "superarla" y, en la intimidad, considera que su etapa de exposición "ha tocado y debe tocar a su fin". Cuenta quien bien la conoce que su asomo al papel couché y a los platós lo tomó en un principio "como un pasatiempo", pero que se alargó demasiado. Han sido años difíciles, pero la esperanza se ha instalado en el trío Campos de nuevo. Aires frescos están por llegar. Por eso, desde que se inició el nuevo curso televisivo, tanto a nivel nacional como autonómico, Carmen está "tirando de contactos" para conseguir su sueño. 

Borrego, Terelu y María Teresa en el programa de Toñi Moreno en Telemadrid.

Borrego, Terelu y María Teresa en el programa de Toñi Moreno en Telemadrid. Gtres

Hasta donde conoce este medio, las comunicaciones entre Carmen y las productoras han sido frecuentes, pero no todas están siendo tan halagüeñas como se espera, sobre todo en lo que concierne a lo nacional. Eso sí, más suerte parece estar cosechando es en el campo autonómico -o, al menos, donde no han descartado una posible oportunidad-, tanto en Telemadrid como en Canal Sur. Sea como fuere, apostilla quien sabe de este negocio que "la única solución más factible y cercana sería que se pusiese bajo los mandos de su madre o hermana".

Así, se le cerrarían de súbito las puertas para volar en solitario, como desliza un informante: "Ella sabe perfectamente que dar el paso de ponerse ante las cámaras y todo lo que ha pasado desde entonces juega en su contra. Carmen ha ido por una vereda mediática complicada y su perfil ha cambiado muchísimo". En esas, habría una luz al final de ese túnel de lacerante búsqueda: el proyecto de Teresa Campos. "Es posible que la hija dirija a la madre, como en tiempos de Cada día. Sé que ese es el sueño de María Teresa, su broche perfecto. La madre intentará que su hija esté a su lado, pero la última palabra ya no la tiene ella, como antes, sino la cadena que la contrate. En este caso, TVE, de ir la negociación por buen puerto". 

Terelu y Carmen, ¿mala relación?

Desde que se empezaron a emitir Las Campos, muchos fueron los rumores de que la relación entre ellas no era del todo buena, tal y como reflejaban en televisión. Desde que se conoce públicamente a Carmen, se ha podido ver que tiene un carácter sumamente complicado que le hace estallar en muchas ocasiones en directo, y sin embargo, Terelu guarda las formas delante de las cámaras porque la profesionalidad le impide alterarse por cada vez que ve algo que no considera justo. De hecho, este medio recogió en su momento que las hermanas han hecho por evitarse en el espacio Viva la vida. De ahí, que una acuda el sábado y la otra el domingo. 

Por otro lado, María Teresa está atravesando días, semanas y meses muy complicados por su tensa relación con Mediaset: "Por más que no quiere oír nada, le llega. El único tema que se ha tomado a risa es el de Víctor Sandoval. No le da ninguna credibilidad". Sea como fuere, no es una situación agradable y considera que todo son "ataques sin fundamento para conseguir su descrédito profesional". Consciente de que a las puertas de su casa se encuentran paparazzi apostados, "apenas sale, se siente encerrada en su propia casa". Además, para colmo de males, este panorama lo capea ella sola, sin Edmundo, que se encuentra en Grecia. 

[Más información: Carmen Borrego, víctima de un asalto en casa: le roban 50.000 euros en joyas y archivos íntimos]