Usar un succionador de clítoris es bastante sencillo. Aunque cada modelo es ligeramente distinto, en general se trata de un aparato pequeño con una especie de boquilla redondeada que se coloca directamente sobre el clítoris y que realiza una especie de movimiento de succión similar al que se hace en el sexo oral, o una vibración continuada. Basta con separar ligeramente los labios de la vagina, localizar el clítoris y empezar a disfrutar.

Para usar un succionador de clítoris, sigue los siguientes pasos:

Familiarízate con el Satisfyer antes de usarlo

Tómate tu tiempo para verlo, tocarlo y familiarizarte con sus formas antes de usarlo directamente. Eso es importante con cualquier objeto sexual, pero más con éste, porque los succionadores de clítoris tienen un área de actuación muy pequeña, y es conveniente aprender a dirigirlos bien antes de usarlos. Si no, podemos apuntar mal, por así decirlo, y no lograr el resultado deseado.

Una opción bastante excitante para familiarizarse con el juguete es usarlo primero en los pezones. Eso nos ayudará a saber cómo funciona y, a la vez, empezará a excitarnos.

Explora tu cuerpo y experimenta nuevas sensaciones

Ya hablamos en otro artículo de cómo aumentar la líbido femenina, el succionador de clítoris puede ser ese "plus" para mejorar tu vida sexual. Aunque parezca una perogrullada, es una verdad que debe quedarse grabada en la mente: nadie puede decirte el punto exacto en que debes aplicar la boquilla de un estimulador.

Debes explorar tu cuerpo y descubrirlo tú, y cuando lo descubras, deberás ir probando con las distintas velocidades hasta encontrar aquella que realmente te transporte al séptimo cielo.

El lubricante nunca esta de más

Muchas mujeres piensan que el lubricante es innecesario a menos que tengas algún problema. Pero no es cierto. Un poco de lubricación extra nunca viene mal, y puede ayudar a crear sensaciones más intensas.

La mayoría de los fabricantes recomiendan usar lubricantes con base acuosa, ya que no solo resultan menos pringosos y más líquidos, más parecidos a la lubricación natural del cuerpo, sino que además resultan menos agresivos con los juguetes sexuales y alargan su vida útil.

Crea el mejor entorno

Recuerda siempre que el estimulador es una herramienta, pero que las sensaciones que ésta te producirá no dependen solo de usarla bien. También se trata de elegir bien el momento, el sitio, el ambiente. ¿Cuál es el adecuado? El que tú quieras, por supuesto. El succionador de clítoris es un juguete pequeño que puede llevarse en el bolso de manera muy discreta y que, por tanto, puede usarse en cualquier sitio y en cualquier momento.

Aprovéchalo y llévalo siempre contigo, para tenerlo a mano cuando aparezca la situación perfecta, que puede ser en la cama junto a tu pareja dormida, o en un cine atestado de gente... solo tú sabes lo que te da morbo. Lo importante, al final, es disfrutar, así que evita las distracciones que no quieras tener y ponte a ello.

Satisfyer: ¿una amenaza para los hombres?

Un succionador de clítoris puede resultar algo estimulante que complemente la penetración y que te ayude a llegar al orgasmo junto a tu compañero de cama, pero si te sientes incómoda usándolo estando con él no te compliques: resérvalo para cuando estés sola y relajada. A fin de cuentas, se trata de que te cause placer, no preocupaciones.

En todo caso, si lo usas con otra persona, puedes optar por ser tú quién lo aplique o dejárselo al otro. Distintas personas probablemente lo usen de manera distinta y logren sensaciones distintas. Además, recuerda que, a diferencia de tu pareja, el succionador nunca se cansa (siempre que lo tengas bien cargado), así que aprovéchalo para esos minutos de descanso entre un asalto y otro, para mantenerte activa.

Un buen uso de los juguetes cuando estás con una pareja sexual no solo puede hacer que disfrutes más, sino que puede ayudar a excitar a la otra persona, ya que no hay nada que ponga más que ver a otra persona en plena acción. Ya os hablamos de cómo facilitar y mejorar el orgasmo femenino así que chicos, aprovechad la ocasión y regaladle a vuestra pareja un orgasmo intensísimo.

Beneficios del Satisfyer

Un error común que se comete con los juguetes sexuales es considerar que solo hay una manera de usarlos. Pero no es cierto: los juguetes son una herramienta de la que podemos disponer en todo momento, durante tanto tiempo como queramos y tantas veces como haga falta. No se cansan, no hay cosas que no les guste hacer y pueden ser usados en cualquier lugar, incluso bajo el agua. ¿Cómo vas a desperdiciar una oportunidad como esa? Úsalo a distintas velocidades, en distintas posturas, en distintas situaciones. Un mundo de sensaciones nuevas te están esperando.

3 de cada 5 mujeres afirman que han tenido orgasmos múltiples con este juguete, ¿de verdad no lo vas a intentar?

Cosas a tener en cuenta

Por último, asegúrate de mantener limpio el aparato, siempre siguiendo las instrucciones de uso para no estropearlo, ya que no todos son del mismo material ni requieren los mismos cuidados, y ponlo a cargar inmediatamente. Piensa que no basta con que tenga "algo" de batería. Ha de funcionar a pleno rendimiento cada vez que lo necesites. ¿No querrás quedarte a medias, verdad?

 Los precios de los artículos que aquí aparecen están recogidos a 15/01/2020. EL ESPAÑOL no se hace responsable del cambio de precio por parte de los vendedores.