Según el diccionario de la Real Academia, "solo" significa varias cosas, todas ellas relacionadas: como adjetivo, señala que el sustantivo se encuentra sin acompañamiento, en soledad, como sustantivo, identifica el juego de cartas más comúnmente llamado "solitario" y como adverbio es un sinónimo de "solamente".

Aunque en los tres casos se trata de una misma palabra que se pronuncia exactamente igual, por lo que no debería usarse un acento diacrítico en ningún caso, el uso de la tilde es opcional

Con el fin de estudiar las distintas reglas ortográficas, ya vimos cómo se escribe ¿este, éste o éste?. A continuación, os contamos cómo evitar errores cuando señaléis las diferencias entre solo y sólo.

Diferencias entre solo y sólo

De entrada, "solo" es una palabra átona que, al estar acabada en vocal, no debe acentuarse. No obstante, existen dos usos habituales de la palabra "solo", como adjetivo y como adverbio, y la costumbre ha sido durante mucho tiempo usar una tilde diacrítica para diferenciar la segunda acepción. Es decir, que cuando se pretende usar la palabra "solo" como sinónimo de "solamente", se señala con una tilde en la primera o.

Esa es la norma ortográfica que se ha enseñado en la escuela durante décadas y la norma con la que se maneja la mayoría de la población. Sin embargo, muy poca gente es consciente de que la norma ortográfica establecida oficialmente para el uso de tilde cuando "solo" es un adverbio indica que se trata sólo de algo opcional, por lo que, en realidad, no acentuarlo no es, en ningún caso una falta de ortografía.

Entonces, ¿da igual si se pone acento o no? Pues no: se puede optar por no poner acento en el "solo" usado como adverbio, y sería correcto, pero nunca debe acentuarse el "solo" usado como adjetivo o sustantivo y, sobre todo, hay que ser coherente: si se escribe un texto y la palabra "solo" (usada como adverbio) aparece varias veces, se ha de seguir el mismo criterio en todo momento, de manera que se pueda decir que se sigue una sola norma. No respetar la coherencia, aunque no es sancionable desde un punto de vista ortográfico, quita calidad a los textos.

Por poner un ejemplo, en una frase como "solo quien está solo juega al solo", puede usarse una tilde en el primer "solo", o no hacerlo. Pero nunca se deben acentuar los otros dos "solo". Y si, posteriormente, se escribe nuevamente "solo" con el sentido de "solamente", debe respetarse la forma de escritura elegida la primera vez.

Polémica reciente con la RAE sobre solo o sólo

Recientemente, la Real Academia Española de la Lengua (RAE) ha iniciado una batalla intelectual por la eliminación o reducción de los acentos diacríticos, y eso ha afectado a los usos aceptados de la tilde en las palabras "solo" y "sólo". En 2010, las veintidós Academias de la Lengua, reunidas en Guadalajara (México), acordaron unas nuevas normas ortográficas (publicadas ese mismo año), en las que se desaconseja la acentuación de "solo" cuando significa "solamente", ya que se considera que:

  • "El empleo tradicional de la tilde en el adverbio solo no cumple el requisito fundamental que justifica el uso de la tilde diacrítica, que es el de oponer palabras tónicas a palabras átonas. Por eso, a partir de ahora se podrá prescindir de la tilde en esta forma incluso en casos de ambigüedad. La recomendación general es, pues, la de no tildar nunca estas palabras".

Comparado con el caso similar que representaría el uso de tilde en aún / aun, vemos como la palabra "aun" puede pronunciarse como un monosílabo (aun) o como una palabra de dos sílabas aguda (aún), mientras que solo sólo puede pronunciarse de una manera. No obstante, muchos profesionales de la lengua, en especial entre los escritores, consideran que esa decisión es incorrecta o, como mínimo, que no aporta nada positivo a la lengua, ya que, aunque pueda ser técnicamente acertado considerar que no se requiere una tilde, esta tilde concreta resolvía una ambigüedad bastante evidente y molesta.

Por eso actualmente es perfectamente posible leer a escritores muy conocidos que usan la tilde, a otros igual de buenos o famosos que no la usan o incluso es posible ver los mismos textos con y sin tilde en distintas ediciones. Las costumbres de ortografía son difíciles de cambiar, y probablemente costará años de enseñanza de la nueva recomendación de la RAE que la mayoría de la gente se acostumbre a ella. Lo importante es que ahora ya sabréis cuando escribir solo o sólo.