Las ensaladas templadas siempre me han parecido un inventazo, aunque la verdad es que fue no hace mucho cuando probé por primera vez una ensalada en la que previamente se pase la lechuga por la plancha y ¡qué pena por no haberlo hecho antes!

La receta de hoy está inspirada en la ensalada que acompañaba a un plato llamado Morro y cogollo que probé en el restaurante Pracer de A Coruña, pero como yo la he preparado como plato único -el morro lo dejaré para otra ocasión-, le he añadido queso feta que le va fenomenal.

Pese a tener que pasar el cogollo de lechuga por la plancha, esta sigue siendo una receta rapidísima de preparar y os aseguro que tanto si la preparáis como plato único para una cena rápida o como entrante para una comida más formal, el éxito estará garantizado.

Cómo hacer una ensalada de cogollos a la brasa con feta y vinagreta

Ingredientes

  • Cogollo de lechuga, 1 ud
  • Pimientos del piquillo asados, 3 ud
  • Tomates secos hidratados en AOVE, 2 ud
  • Cebolla, 1/4 ud
  • Ajo, 1/2 diente
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
  • Vinagre de cava, 2 cucharadas
  • Queso feta, 75 g
  • Sal, al gusto
  • Pimienta, al gusto
  • Hierbas aromáticas mediterráneas (orégano, tomillo, romero,...)

Paso 1

Lavar el cogollo de lechuga entero, escurrirlo y secarlo bien. Cortar la parte inferior del tallo para retirar la parte del corte que suele estar oxidada, pero teniendo cuidado de que no se separen las hojas. Después cortar el cogollo longitudinalmente en 3 o 4 rebanadas de aproximadamente un centímetro de espesor.

Paso 2

Ponemos a calentar una plancha o sartén y marcamos los "filetes" que hemos hecho con los cogollos hasta que estén tostados por ambos lados. Cuando estén listos los disponemos en el plato en el que vayamos a servir nuestra ensalada templada.

Paso 3

En un bol ponemos los pimientos del piquillo, los tomates secos hidratados en aceite y la cebolla cortados muy finos -brunoise- , pelamos el diente de ajo, retiramos el germen y lo rallamos por encima, añadimos las hierbas aromáticas, sal y pimienta molida al gusto, el vinagre de cava y el aceite de oliva virgen extra. Mezclamos todo bien y echamos esta vinagreta sobre la lechuga.

Paso 4

Terminamos nuestro plato poniendo por encima el queso feta cortado en dados y mezclando con el resto de la ensalada. Se trata de comerla inmediatamente cuando la lechuga aún está templada.