Romualdo Abellán Cristina López

Frescura, sencillez y textura en tan solo 15 minutos. Si quieres lucirte con una sabrosa ensalada de mejillones con tomate, además de bonita en presentación, sigue estos sencillos pasos. 

Ingredientes

Para la ensalada

  • Tomate de barbastro, 1
  • Cebolla tierna, 1
  • Mejillones, 20
  • Alcaparras, 10
  • Aceitunas negras (en esta receta, de Aragón), 10
  • Pipas, 15 g (vale cualquier otro fruto seco)

Para el escabeche

  • Dientes de ajo, 1
  • Guindilla, 1
  • Hoja de laurel, 1
  • Perejil, 20 g
  • Vino de Jerez, 50 ml
  • Vinagre de Jerez, 20 ml
  • Zumo de limón, 5 ml
  • Pimentón de la Vera, 1 cda.

01: Preparar el escabeche

Cogemos un cazo o una cacerola. Nosotros hemos elegido la última para grabar con mayor comodidad.

Agregamos un buen chorro de aceite. Calentamos el aceite a baja temperatura. Nos interesa mantenerlo caliente, sin que llegue a freír los ingredientes que a continuación añadiremos.

Agregamos la guindilla y el diente de ajo. Removemos. Añadimos 1 cda. de pimentón de la Vera, 20 ml de vinagre de Jerez y 50 ml de vino de Jerez. Removemos.

Añadimos 5 ml de zumo del limón y una hoja de laurel. Removemos.

02: Añadir los mejillones al escabeche

Apagamos el fuego. Vertemos los mejillones directamente en el escabeche. Agregamos también un puñado de perejil fresco picado.

Le damos vueltas al cazo o cacerola, de un lado hacia otro y removiendo, integrando todo bien. Reservamos.

03: Montar la ensalada

Cortamos el tomate de barbastro en rodajas muy finas. Lo colocamos sobre una bandeja o plato llano haciendo forma de rosetón.

A continuación, solo tenemos que ir añadiendo los ingredientes, con más o menos cuidado estético: 1 cebolla tierna cortada en rodajas, 10 aceitunas, 10 alcaparras, 20 mejillones y 15 g pipas.

Las cantidades son totalmente orientativas: poned lo que os guste y en la cantidad que os interese.

Con una cuchara, echamos el escabeche por encima de todos los ingredientes de la ensalada.

04: Servir

Opcionalmente, podemos añadir más escabeche y agregar la ralladura de un limón. La fragancia cítrica acompaña increíblemente bien el resto de aromas.

Resultados

Lo primero de todo, citar la fuente de esta receta: el genial dúo de los hermanos Torres. Hemos seguido los pasos de su receta, quitando el romero y toque de tomillo que no teníamos a mano.

Por otra parte, hemos querido agregar una hoja de laurel al escabeche, resultado que nos ha complacido por un sabor fuerte y equilibrado con el resto de ingredientes.

Si tenéis prisa y no queréis o podéis dedicarle a la cocina tanto tiempo como os gustaría, os recomendamos usar mejillones enlatados. Hemos confeccionado la videorreceta de este modo por dos motivos.

Primero, para cerciorarnos que el resultado con mejillones enlatados es bueno. Todo lo que grabamos, lo probamos antes. Si no nos convence, no lo compartimos con vosotros. 

En segundo lugar, nos centramos tanto como podemos en la facilidad de estas recetas. La finalidad es que podáis hacerlas en casa sin complicaciones ni necesidad de conocimientos avanzados en cocina, sin perder por ello un ápice de sabor ni calidad.

En el caso que os apetezca preparar los mejillones en casa, hace muy poco os dejamos esta propuesta con una receta de mejillones en salsa de tomate.

Para cualquier duda en relación al limpiado o cocinado de los mejillones, Mer tiene esta metódica y pedagógica entrada sobre el tema.

Ahora lo importante: el sabor. Espectacular. La combinación de todos los pequeños elementos que integran esta ensalada es de una armonía redonda.

La ensalada de mejillones con tomate es un entrante o plato principal muy ligero y agradable en digestión. Es barato de hacer. Es bonito en cuanto a presentación. Y lo que más nos gusta: nos permite cocinar el escabeche más o menos fuerte, con los matices que deseemos darle.

¿Estás aburrido de las ensaladas de pollo o las combinaciones mustias de rúcula y cebolla? ¿Crees que todo termina con una César o una alicaida lechuga con cherry?

Intenta probar esta ensalada que destaca por su sabor y por sus colores tan vivos. Fresca, jugosa, con un golpe en el paladar que pone el listón muy alto en cuanto a ensaladas de confección rápida.

Por favor, probad esta receta en casa y compartid los resultados por nuestro Facebook e Instagram. ¡Es una necesidad saber si nuestro público disfruta tanto de la comida como nosotros! 

Contenido patrocinado

Outbrain