Señoras y señores, elegir nevera no es tarea fácil y menos aún si uno solo se guía por los folletos de las ofertas en los que todos son la mejor y a un precio inmejorable. Una decisión equivocada puede quitarte el sueño, literalmente, durante mucho tiempo.

Noticias relacionadas

Para colmo de males, la compra de la nevera en la mayoría de las ocasiones no es una compra que se pueda planificar con demasiado tiempo, normalmente tienes que comprártela ya porque se ha estropeado la que tienes o porque te mudas a un piso que no tiene y la necesitas. Por si fuera poco, se suele cumplir la ley de Murphy y la nevera te abandona justo cuando más la necesitas, es decir, en verano. Así que para ayudaros en esta engorrosa tarea os hemos preparado una guía con los distintos tipos de neveras y de todo lo que tiene que enterarse uno antes de soltar la pasta, porque luego cambiarla es un engorro y es un electrodoméstico que se supone nos va a acompañar durante unos cuantos años de nuestra vida.

Tipos de neveras, ¿cómo sé cuál necesito?

Neveras de una puerta, de dos, combis, neveras French door, americanas o side-by-side, cíclicas, no-frost, todo un mundo de modelos, marcas, precios y un montón de datos a tener en cuenta que no vienen especificados en el folleto publicitario.

Neveras de 1 puerta

nevera-1-puerta

Aunque las hay de varios tamaños, lo habitual es que estén pensadas para encastrarse bajo la encimera de la cocina. Suelen tener un cajón para las verduras y un cajón superior para congelar, aunque este congelador normalmente es de solo 2 estrellas, lo que quiere decir que el tiempo que se pueden conservar los alimentos en él es inferior al de los congeladores de 4 estrellas que montan otros tipos de neveras.

Son adecuadas para cocinas de tamaño muy pequeño, para personas que viven solas y habitualmente comen fuera de casa o para apartamentos de fin de semana.

Neveras de 2 puertas

nevera-2-puertas

Son las neveras convencionales, aunque en los últimos años los combis les han ido ganando terreno. El estándar es refrigerador en la puerta inferior y congelación en la superior, ambos dependientes de un mismo motor, por lo que el consumo es inferior al de las neveras tipo combi.

Es adecuada para familias pequeñas que cocinen a diario y que no necesiten mucho espacio de congelación.

Neveras combi

nevera-combi

En los últimos años los combis se han vuelto muy populares, principalmente debido a que su precio ha bajado bastante y ahora se pueden conseguir por poco más de lo que cuesta una nevera convencional. En estos modelos, la zona de refrigeración está arriba y el congelador abajo, pero a diferencia de las neveras de dos puertas, en los combis funcionan con motores independientes. El hecho de estar la zona de refrigeración arriba hace que resulten más cómodas, pues solo hay que agacharse cuando se necesita algo del congelador y la zona de nevera que se usa más queda más al alcance de la mano.

Son adecuados para familias de tamaño medio o familias más pequeñas que tienen que cocinar el fin de semana y congelar en túpers para el resto de días, pues el tamaño del congelador suele ser casi el doble que el de una nevera convencional.

Neveras French door

Nevera-french-door

Las neveras French door que ahora empiezan a popularizarse son en realidad un tipo de combi en el que la zona inferior de congelación no se abre con una puerta, sino que son cajones independientes.

Este tipo de apertura del congelador puede ser interesante si no somos demasiado organizados a la hora de guardar las cosas y luego nos tiramos un buen rato rebuscando con el congelador abierto. Con este sistema durante la búsqueda solo abriremos un cajón de cada vez y no todo el congelador.

Neveras americanas o Side by Side

nevera-americana-01

Las vemos un montón de veces en las películas pero pocas en los folletos de las ofertas. Tienen dos puertas, la derecha que es más grande es la zona de nevera y la izquierda es el congelador que puede tener o no un depósito de agua para dispensar hielo o agua fría.

Solo son adecuadas para familias numerosas, pues su consumo es más elevado y no compensan para personas solas o familias con pocos miembros, aunque claro, luego también están los caprichos y si la cocina es grande queda muy mona. Pero esto ya es cuestión del nivel de postureo de cada uno.

Cíclica o no-frost, ¿qué diferencia hay?

En las neveras cíclicas (o estáticas) que son las de toda la vida, el congelador hay que descongelarlo periódicamente ya que se forma una capa de escarcha que hace que disminuya su rendimiento. Esto sucede porque cada vez que abrimos la puerta entra humedad del ambiente que se va congelando, por lo que si vivimos en un sitio muy húmedo la descongelación habrá que hacerla con más frecuencia. En este tipo el motor funciona por ciclos para mantener la temperatura y lo habréis comprobado mil veces cuando en neveras de este tipo oís que al abrir la puerta el motor empieza a funcionar.

En las neveras no-frost o de frío sin escarcha la operación de descongelación no es necesaria, pues el propio frigorífico se encarga de eliminar periódicamente la escarcha manteniendo en el interior del congelador un frío seco, pero para hacerlo, el motor funciona en continuo. Esto también obliga a congelar los alimentos muy bien protegidos ya que se resecan más.

¿Qué datos hay que saber antes de elegir uno de los distintos tipos de neveras?

En la publicidad nos suelen hablar de la marca, de los acabados (y no es lo mismo que sea de acero inoxidable que que sea de color plateado), de si es no-frost (si no lo pone, suele ser porque no lo es), del volumen en litros, de la clase energética, pero no suelen aparecer otros datos igualmente importantes como el consumo, el tamaño exterior o el nivel de ruido, que a eso me refería con lo de que una mala elección te puede quitar el sueño. Veamos con detalle qué es lo que tenemos que comprobar a la hora de comprar:

Tamaño y sentido de apertura de la puerta

No solo es importante el volumen interior para guardar alimentos, que tiene que ser suficiente y nos hará optar por uno de los distintos tipos de neveras de los que hemos hablado más arriba, sino que hay que enterarse bien de las dimensiones exteriores del aparato, ya que la nueva nevera ha de caber en el hueco que tenemos en nuestra cocina para ella y a veces un solo centímetro puede hacer que la puerta no abra correctamente o que simplemente no quepa.

Otra cosa importante es asegurarse de que la puerta puede montarse para que abra hacia los dos lados y poder elegir el que más nos interese.

Clase energética y consumo

Últimamente suele aparecer en la publicidad y siempre está indicado sobre la nevera cuando está expuesta en la tienda. Para las neveras, de menos a más eficiente, esta clasificación puede ser A, A+, A++, A+++, aunque la mayor oferta es la de modelos A+, A++. De todos modos, es interesante conocer el dato del consumo en kwh, pues la nevera es un electrodoméstico que funciona sin descanso durante todo el año.

Nivel de ruido

Las más silenciosas están por debajo de los 40 db, pero las más ruidosas pueden llegar a casi 50 db y si es una nevera no-frost en la que el motor está siempre haciendo ruido puede ser un verdadero problema, sobre todo si tienes el dormitorio cerca de la cocina, o si se trata de una cocina americana integrada en el salón y os lo digo por experiencia propia, pues en Madrid vivía en un apartamento pequeño con un combi no-frost de este tipo y era realmente molesto estar todo el día y toda la noche aguantando el sonido de la nevera.

Acabados

Os cuento mi experiencia, las de acero inoxidable son más bonitas, más caras y más difíciles de mantener limpias, las de color plateado imitando a acero, también son bonitas, pero a nada que choques con algo contra la nevera es muy probable que tengas una marca visible, las blancas de toda la vida para mí son las más fáciles de limpiar y las más sufridas. Luego están las panelables a las que se les pone un revestimiento con el acabado de los muebles de la cocina.

Marcas

Para finalizar, como curiosidad os cuento que las marcas consideradas de alta gama son las Liebherr, Miele, Smeg (estas tres suelen ser las más caras), Siemens, AEG, Bosch y LG, dentro de la gama media tenemos las Electrolux, Zanussi, Balay, Samsung o la china Haier que últimamente está muy implantada y se encuentra en muchas grandes superficies, con la ventaja de que tiene muy buenos precios y ofrece garantías -por si os interesa yo he tenido una lavadora-secadora de esa marca que fue muy buena inversión- y finalmente, las neveras más económicas suelen ser las de las marcas Edesa, Indesit, Beko o Daewoo.

Os lo dije, para comprar nevera hay que fijarse en muchas cosas.