Actualidad gastronómica

10 alimentos que no son tan saludables como nos quieren hacer creer

Existen muchos alimentos que no son tan saludables como nos quieren hacer creer en las campañas de marketing y repasamos algunos de ellos

26 febrero, 2015 16:11

Vivimos bajo un bombardeo constante de publicidad que nos recuerda a diario el peligro de comer tal o cual cosa y lo buenísimo que es para nuestra salud comer otras distintas, pero muchos de estos productos con cuyo consumo casi que nos prometen una salud de hierro y una vida larga, lo cierto es que son alimentos que no son tan saludables como nos quieren hacer creer.

Que si estos chicles para unos dientes fuertes, que si estos cereales para que los niños crezcan sanos y fuertes, que si este yogur para tener un tipazo de top model… seguro que os suena, ¿verdad?

Pues vamos a echar un vistazo con algo más de calma a alguna de esas supuestas maravillas a ver si es verdad que lo son tanto o si, como decía mi madre, son más bien un “sacacuartos”.

Algunos alimentos que no son tan saludables como nos quieren hacer creer

Vais a ver que en esta selección de alimentos que no son tan saludables como pudiera parecer hay de todo un poco, para comer, para beber y para todos los públicos.

Aliños preparados para ensaladas

Suelen contener grandes cantidades de azúcar o edulcorantes artificiales y grasas trans, con lo que lo único que se consigue es que esa ensalada tan saludable que nos acabamos de preparar deje de serlo en el momento de mezclarla con esos preparados. Mucho más acosnsejable, una buena vinagreta casera.

Alimentos bajos en grasas o con 0% de grasa

Aunque nos los presentan como una opción mucho más saludable, lo cierto es que al disminuir la cantidad de grasas también se pierde sabor y esta pérdida se compensa añadiendo azúcares y saborizantes químicos que pueden resultar más perjudiciales que la grasa eliminada. Si os fijáis en la etiqueta de muchos alimentos bajos en grasas, el número de carbohidratos es superior y en gran cantidad de ocasiones, las calorías son prácticamente las mismas.

Zumos y bebidas de fruta industriales

Aunque nadie cuestiona que un zumo natural de frutas frescas es una fuente de vitaminas que nuestro cuerpo agradece, lo cierto es que muchos zumos industriales a pesar de la fruta perfectamente madurada al sol que aparece en el anuncio, solo contienen un porcentaje mínimo de fruta y el resto es agua azucarada con colorantes y saborizantes artificiales. Por lo que si optamos por un zumo industrial debemos asegurarnos de elegir una marca que nos ofrezca completa garantía de que el zumo procede íntegramente de fruta.

Margarina

Nos han intentado hacer creer que es mucho más saludable que la mantequilla, pero es otro de los alimentos que no son tan saludables porque pese a que en la actualidad este producto tiene menor cantidad de grasas trans que antaño, sigue siendo una mezcla de aceites refinados y sustancias químicas para darles sabor.

Comida basura baja en carbohidratos

Los famosa comida “Low Carb“. Debido a la gran fama alcanzada por las dietas bajas en carbohidratos a lo largo de los últimos años, la industria alimentaria ha intentado aprovechar el tirón lanzando al mercado muchos productos, de esos que en un momento u otro añoramos los que llevamos casi toda nuestra vida a dieta, luciendo una bonita etiqueta que indica que son bajos en carbohidratos o sin azúcares o con bajo índice glucémico, pero muchas veces son productos con más grasas, con gran cantidad de edulcorantes artificiales y tan calóricos como sus versiones “normales”.

Bebidas energéticas para deportistas

Originalmente fueron concebidas para deportistas que se sometían a diario a largas sesiones de entrenamiento tras las que necesitaban reponer sales minerales y azúcares. Pero son uno de los alimentos que no son tan saludables como parecen porque para el resto de los mortales, a los que ahora nos intentan vender este tipo de bebidas como si el agua no fuese suficiente para mantenernos hidratados, este tipo de bebidas son tan perjudiciales como puede serlo cualquier otro refresco altamente azucarado.

Aceites vegetales refinados

Durante años nos los han intentado vender los aceites vegetales refinados de maíz, soja o girasol como una alternativa más saludable para prevenir el colesterol (como si el colesterol fuese una enfermedad en vez de un indicador de riesgo), cuando lo cierto es que para nuestro corazón es mucho más saludable un buen aceite de oliva virgen extra.

Comida basura y bollería industrial sin gluten

Seguir una dieta sin gluten, incluso sin padecer la enfermedad celíaca, es otra de las modas del siglo XXI, pero ojo, este tipo de comida sigue siendo comida basura cargada de grasas trans y con exceso de sal y azúcar, lleve o no lleve gluten.

Los cereales del desayuno

Un desayuno a base de avena integral o de granola con frutos secos y una cantidad controlada de azúcar puede ser saludable, pero como saludables también nos venden “cereales” altamente azucarados de múltiples formas, colores y sabores destinados principalmente a los más pequeños de la casa.

Sirope de ágave

Dejo este para el final de esta lista de alimentos que no son tan saludables como parece, porque los que nos leáis habitualmente ya sabréis que yo lo utilizo en recetas de repostería, puesto que al tener diabéticos en casa no puedo utilizar azúcar para preparar recetas dulces. Aún así, a pesar de que muchas marcas nos lo vendan como la panacea hay que intentar evitar marcas en las que se trate de un producto refinado con alto contenido en fructosa y, por supuesto, en ningún caso abusar de su consumo.

Fuente | 4 all minds and bodies