En 2017, un estudio publicado en una de las revistas científicas más importantes del mundo, The Lancet, situaba a España en la octava posición en calidad de la asistencia médica en el mundo. El trabajo demostraba, así, que lo que es un mantra en la sociedad española -a pesar de las quejas- se corresponde también con la realidad: en España gozamos de una medicina de primer nivel que es, además, accesible para todos. 

Noticias relacionadas

Entre los pilares que explican este éxito, uno de los más importantes es el de los recursos humanos. Los médicos españoles son buenos y lo son tanto en lo que se refiere a la asistencia a paciente como en otro pilar igual de importante, la investigación. Es lo que explica la amplia participación de nuestro país en ensayos clínicos internacionales, algunos directamente promovidos por centros sanitarios propios

A pesar de que el nivel general es muy bueno, muchos ciudadanos se encuentran ante la tesitura de elegir un profesional determinado a la hora de afrontar el tratamiento de una enfermedad determinada. Lo hacen sin duda los usuarios de la medicina privada -un sector que al que corresponde el 28,5% del gasto sanitario en nuestro país, donde existen 439 centros sanitarios con este tipo de titularidad-, pero también los de la pública, ya que en muchas comunidades está permitida la libre elección de médico. 

Según el Estudio sobre Demografía Médica que publicó la Organización Médica Colegial (OMC) en 2018, en España hay 221.470 médicos en activo y nuestro país supera un 12% a la media occidental, pero con algunas pegas, como una distribución de profesionales muy dispar a nivel geográfico y una descompensación entre la oferta de plazas MIR y el númerus clausus en las Facultades de Medicina.

Aunque en España no existe ningún ranking elaborado por un organismo independiente que permita consultar el rendimiento de los facultativos de las distintas especialidades, EL ESPAÑOL ha elaborado por segundo año consecutivo un listado de los 100 médicos más destacados de nuestro país, que se suma al ranking de hospitales públicos privados que también se ha publicado desde 2018. 

Para elegir a los especialistas se han tenido en cuenta sus cargos en distintos hospitales y centros de salud, su inclusión en otros rankings -como la lista Forbes o el directorio médico Top Doctors, que recoge opiniones de los usuarios- o los reconocimientos que han recibido durante su trayectoria tanto a nivel nacional como internacional. 

Se han dividido en 21 categorías, especialidades incluidas en el MIR -las más demandadas- y otras no nombradas como tal a pesar de las reivindicaciones de los que pertenecen a ellas, como los especialistas en enfermedades infecciosas. En algunos casos, se han incluido médicos en ciertas categorías por su experiencia profesional más que por la especialidad cursada, de ahí que los nombres de las categorías se correspondan en ocasiones a los órganos de los que se ocupan y no a su denominación oficial. 

Estas son las 21 categorías recogidas:

Los  mejores expertos en alergia  

Los mejores médicos de anestesia y dolor  

Los mejores médicos en corazón y cirugía cardíaca  

Los mejores médicos de aparato digestivo e hígado  

Los mejores médicos cirujanos

Los mejores médicos de traumatología  

Los mejores médicos de cirugía plástica, estética y reparadora  

Los mejores médicos dermatólogos  

Los mejores médicos endocrinos  

Los mejores médicos en hematología  

Los mejores médicos generales e internistas  

Los mejores médicos de enfermedades infecciosas  

Los mejores médicos de pulmón  

Los mejores médicos de cerebro  

Los mejores médicos ginecólogos  

Los mejores médicos oftalmólogos  

Los mejores médicos de cáncer  

Los mejores médicos del oído  

Los mejores médicos de niños

Los mejores médicos psiquiatras  

Los mejores médicos urólogos