Una pareja practica sexo oral.

Una pareja practica sexo oral. Archivo

Salud Oncología

Casi la mitad de los tumores de garganta podría estar asociados al sexo oral

Una de las causas del cáncer de laringe es el virus del papiloma humano (VPH), un patógeno que se transmite con estas prácticas sexuales.

Noticias relacionadas

Hasta el 48 por ciento de los tumores de orofaringe (paladar, pared lateral y posterior de la garganta, una de las amígdalas, y el tercio posterior de la lengua) se deben al virus del papiloma humano (VPH), una cifra que "se ha incrementado en los últimos años por los cambios en los hábitos sexuales", según la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC).

"Antes, este tipo de tumores siempre iban asociados al tabaco o el alcohol. Sin embargo, se ha demostrado que los cambios en el comportamiento sexual han incluido un nuevo agente causal del cáncer orofaríngeo, el virus del papiloma humano. Esos cambios en los hábitos sexuales tienen que ver con la disminución de la edad de inicio de las relaciones sexuales y el aumento en el número de compañeros/as por individuo", asegura Carlos Martín, portavoz del organismo.

Cada año se detectan en España 17.000 casos nuevos de cáncer de cabeza y cuello, lo que le sitúa en el 6º tipo de tumor más frecuente del organismo, y uno de cada cinco se localiza en la faringe, según datos de la SEORL-CCC, que comienza este jueves su 70 Congreso en Santiago de Compostela, donde reunirá a más de 1.500 otorrinolaringólogos.

El coorganizador del congreso, Pablo Parente, prevé que estas cifras "aumenten en los próximos años en España, sobre todo debido al desconocimiento de la población en la relación entre este tipo de cáncer y el VPH". "De hecho, en Estados Unidos el 70 por ciento de los ciudadanos desconoce ese vínculo", añade.

Por otra parte, apunta que este crecimiento del número de tumores de orofaringe causados por el VPH ha supuesto una "evolución tecnológica muy específica" para su resección, con la entrada de nuevas técnicas quirúrgicas. Sin embargo, lamenta que estos avances "no han llegado a todos los hospitales públicos españoles".

"Se trata de equipos de última generación con un alto coste, que requieren de una gran inversión por parte de las administraciones públicas para que todos los pacientes puedan beneficiarse de sus ventajas. Existen unas 46 unidades en todo el territorio nacional que cuentan con programas de cirugía robótica, pero solo una parte está en centros públicos y no todos se emplean en otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello, la mayoría de las intervenciones son urológicas", lamenta el secretario general de la SEORL-CCC, Raimundo Gutiérrez Fonseca.