Varios especialistas insisten en que las aceitunas no engordan.

Varios especialistas insisten en que las aceitunas no engordan.

Nutrición

Esta es la cantidad de aceitunas que debes tomar al día para mejorar tu salud

Aportan grandes beneficios a la salud dentro de una dieta saludable, pero hay que tener un consumo moderado y tener cuidado con la sal. 

Noticias relacionadas

Las aceitunas son por excelencia el aperitivo más ofrecido en cualquier bar o restaurante de nuestra geografía. Ya sea en la cañita del mediodía, en el refresco de por la tarde o en el tentempié de antes de cenar. También son un complemento imprescindible en ensaladas, ensaladillas, guarniciones e incluso pizzas. Y no es de extrañar que sea así: en España se cultivan más de 200 variedades de aceitunas, un alimento con grandes beneficios para nuestra salud y que además no engordan.

No, las aceitunas no engordan. Desterremos ya este mito de una vez. Eso sí, es importante, como en todo, moderar su consumo y cumplir con las cantidades recomendadas. Por ello, nos preguntamos: ¿Es bueno tomar aceitunas a diario? ¿Se pueden incluir en cualquier plato o mejor sólo como aperitivo? ¿Tienen tantas propiedades como dicen? ¿Cuál sería, realmente, la cantidad recomendada que podemos tomar cada día para que sean beneficiosas para nuestra salud? La dietista Andrea Calderón, secretaria científica de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) aclara a EL ESPAÑOL todas las dudas que podamos tener sobre este producto tan nuestro. 

"Las aceitunas son un alimento muy nutritivo que, por supuesto, encaja dentro de un contexto de dieta saludable. De hecho, son uno de los alimentos base del estilo de vida mediterráneo, que es el que seguimos o deberíamos seguir tanto en España como en toda la cuenca del mediterráneo", afirma Calderón. Y es que sus bondades para la salud son indiscutibles.

Las aceitunas destacan por sobre todo por su alto contenido en grasas, pero las buenas para la salud. "Son grasas de altísima calidad y totalmente recomendables. Recordemos que el aceite de oliva, grasa de elección en la dieta española tanto para cocinar como para aliñar, proviene de aquí. Contiene en torno a un 20% de grasa, la mayoría en forma de grasas monoinsaturadas, destacando el ácido graso oleico", señala la experta. Además, son fuente de vitamina E, considerada una de las  vitaminasantioxidantes por excelencia de nuestra alimentación; de fibra dietética (entre un 4-6%) y ricas en multitud de antioxidantes diferentes, que pasarían al aceite de oliva también tras su extracción.

Más o menos, un puñadito de aceitunas

No existen aceitunas mejores o peores. El consejo para comprarlas en el súper es "escoger la que a cada uno más le guste, o bien alternar entre las distintas variedades que existen", afirma Calderón. En España, las mezclas de aceitunas con encurtidos como pepinillos o cebolletas es habitual, así como utilizar distintas aceitunas según el aperitivo o receta en cuestión.

Por tanto, "no hay aceitunas más saludables que otras, aunque varían en su composición nutricional, especialmente dependiendo del grado de maduración que se traduce en el color", recalca. Por ejemplo, explica que "las aceitunas verdes se recolectan más inmaduras, mientras que las negras ya están maduras o que las negras tienen casi el doble de calorías por ración que las aceitunas verdes, por su mayor contenido en grasa. Aunque recordemos que, de excelente calidad nutricional".

Su inclusión en cualquier plato o aperitivo es saludable, afirma, "recomendándose como ración un puñadito pequeño de la mano: entre 6-10 aceitunas por persona", apunta la profesional. "Aunque -la cantidad- puede variar según cada uno: necesidades calóricas, actividad física y resto de la alimentación".

Cuidado con la sal (sobre todo personas hipertensas)

Sin duda, uno de los aspectos más importantes que sí debemos tener en cuenta a la hora de tomar este producto es la sal que contiene. Todas las aceitunas, asegura Calderón, suelen venir con un alto contenido en sodio (por la salmuera empleada para su conservación). Puede reducirse si se enjuagan con agua pero en general esa cantidad será alta. Sin embargo, "como normalmente la ingesta de aceitunas no es superior a un puñadito pequeño, no supone un problema. Pero aquellas personas que tengan restringidos el consumo en sal, deberán no abusar en cantidad o bien rebajar un poco la sal", indica.

Como siempre, sería recomendable, en caso de tener problemas con la sal preguntar a nuestro médico por el consumo de aceitunas, de otros productos así como de la dieta a seguir.

No, las aceitunas no engordan

Es el gran mito por excelencia que viene asociado a este producto. Y no, las aceitunas no engordan.

"Las aceitunas no engordan. Son un alimento relativamente calórico: unas 120kcal/100g en las aceitunas verdes, y de 240-280kcal/100g en las negras, pero dentro de una dieta variada y saludable, no van a engordar ni a adelgazar a nadie", afirma. De hecho, explica que "el aceite de oliva virgen que al ser puramente grasa de la oliva, es mucho más calórico, no se relaciona con mayor riesgo de ganar grasa corporal. Incluso hay estudios que lo relacionan con un mejor mantenimiento del peso estable".

Por tanto, las aceitunas son una alimento más que saludable que podemos incluir en nuestros platos, pero como todo, siempre con moderación. No hay que atiborrarse. "Las aceitunas son un alimento con un aporte graso de nuestro plato, y se deben tomar raciones menores, como un puñadito de la mano de cada uno, en lugar de tomarnos medio bote. El aporte calórico de 6-10 aceitunas es bajo y no va a aumentar mucho las calorías del plato", concluye Calderón.

[Más información: El disparate de pagar 200 euros por unas aceitunas: no existen diferencias notables]