Un nuevo estudio sobre la cafeína alerta sobre el riesgo de tomar más de tres cafés al día.

Un nuevo estudio sobre la cafeína alerta sobre el riesgo de tomar más de tres cafés al día. Pixabay

Nutrición

¿Tomar demasiado café puede provocar migrañas?

Un estudio científico ha observado la relación que existe entre el consumo de bebidas con cafeína y estos molestos episodios.

Noticias relacionadas

Las migrañas forman parte de la vida diaria de muchas personas. Estos episodios no sólo consisten en la aparición de dolores de cabeza. Quienes los sufren presentan, además, sensibilidad a la luz y al sonido, náuseas y alucinaciones auditivas y visuales. Las migrañas pueden aparecer por diversos factores: estrés, cambios en el tiempo atmosférico, falta de sueño… Se trata de la tercera enfermedad que afecta a más personas en el mundo y sus síntomas pueden incapacitar para realizar las tareas del día a día.

El consumo de bebidas con cafeína se ha asociado en varias ocasiones a la aparición o el agravamiento de estos episodios. Por esta razón, quienes los sufren evitan tomarlas. Para saber si esta relación entre café y migrañas tiene evidencias científicas, el centro médico Beth Israel Deaconess, el Birgham and Women’s Hospital y la Escuela de Salud Pública de Harvard, todos establecidos en Boston (Estados Unidos), han realizado un estudio científico conjunto que se ha publicado en The American Journal of Medicine.

Para ello, contaron con 101 participantes que solían presentar entre 2 y 15 episodios de migrañas en un mes. Por encima de ese número se considera que el paciente padece migraña crónica. Los participantes debían contestar cada día, durante 6 semanas, a un cuestionario en el que apuntaban el número de bebidas con cafeína (café, té, refrescos o bebidas energéticas), la duración y la intensidad de las migrañas que experimentaban y, por último, los medicamentos que consumían para eliminar el dolor.

Migrañas y bebidas

De todos los participantes, un total de 98 completaron las encuestas: 86 eran mujeres y 12, hombres. Todos ellos consumieron, por lo menos, una bebida con cafeína a lo largo del tiempo que duró el estudio. Pero, de media, los participantes consumieron 8 bebidas con cafeína a la semana. Además, tuvieron en cuenta otros factores que podían incidir en la aparición de migrañas: el nivel de actividad, los síntomas de depresión, el consumo de alcohol, la falta de sueño y el ciclo menstrual.

Unas vez completadas estas encuestas, los autores del estudio compararon sus resultados. Para observar la relación entre el consumo de cafeína con la aparición de migrañas, tuvieron en cuenta en qué días se consumían bebidas con cafeína y en cuáles no. De esta manera, los investigadores observaron que los días en los que se tomaban bebidas con cafeína eran también en los que había más probabilidades de sufrir uno de estos episodios. De media, los participantes experimentaron 8 episodios de migrañas en las seis semanas que duró el estudio científico. 

De todas formas, los investigadores que realizaron el estudio aseguraron que una o dos bebidas con cafeína no provocaron la aparición de migrañas. Los problemas comenzaron a manifestarse a partir de la tercera bebida: quienes las excedían tenían más probabilidades de sufrir una migraña ese mismo día o al siguiente. En estos resultados encontraron una pequeña excepción. Las personas que no estaban acostumbradas a beber este tipo de bebidas podían manifestar migrañas con sólo consumir una o dos.

Más riesgo a partir del tercer café

"Mientras que algunos potenciales desencadenantes, como la falta de sueño, sólo incrementan el riesgo de migraña, el efecto de la cafeína es más complicado. Esta sustancia es capaz de provocar migraña, pero también de controlar los síntomas", explica Elizabeth Motofsky, una de las autoras del estudio. "El impacto de la cafeína depende de las dosis y de la frecuencia con la que se tome". En este sentido, los autores del estudio no han podido establecer una recomendación de consumo de cafeína. Las bebidas con cafeína que estudiaron tenían un contenido de cafeína variable: tenían de 25 a 150 miligramos. Es decir, una bebida con cafeína podía ser una taza de café o una lata de refresco.

Por esta razón, los investigadores del estudio sostienen que, si duele la cabeza, puede tomarse una taza de café sin riesgo de incrementar la migraña. De todas formas, los autores han pedido que se profundice en la investigación sobre las implicaciones de la cafeína en esta dolencia.

[Más información: Por qué el café provoca ganas de ir al baño: el misterio casi resuelto]