Una imagen de archivo muestra la contaminación en Madrid.

Una imagen de archivo muestra la contaminación en Madrid.

Medio ambiente Contaminación

Estas son las comunidades que más aire contaminado han respirado este verano

Según un informe de Ecologistas en Acción Madrid y Cataluña son las más afectadas por el ozono

Noticias relacionadas

El 85% de los españoles ha respirado aire contaminado por ozono este verano, según un informe presentado este martes en Barcelona por la organización Ecologistas en Acción. No obstante, poca comunidades autónomas tienen planes para mejorar la calidad del aire y reducir este contaminante que, según la Agencia Europea de Medio Ambiente, causa cada año entre 1.500 y 1.800 muertes prematuras en España. 

El estudio señala que en 2019 los territorios más afectados por el ozono troposférico han sido Cataluña y la Comunidad de Madrid, que han presentado la peor situación general. La contaminación por ozono ha sido también más alta que en años anteriores en Andalucía oriental, el norte de la Comunidad Valenciana y el Valle del Ebro de Cataluña al País Vasco.

El informe ha analizado los datos recogidos en 480 estaciones oficiales de medición de contaminación en todo el territorio entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de 2019 tomando como referencia los valores marcados por la OMS y los valores objetivos establecidos en la normativa española y europea, que es más benevolente.

Según el estudio, 39,8 millones de españoles han respirado aire contaminado por ozono por encima de los valores marcados por la OMS, mientras que 9'8 millones (21% de la población de España) lo han hecho por encima de los objetivos legales fijados en la legislación de España y Europa.

La organización ecologistas denuncia que ni el Gobierno ni las comunidades autónomas han adoptado "medidas eficaces sobre el transporte, la industria y la ganadería" para reducir los niveles de ozono, un contaminante secundario que se forma con el calor y los contaminantes primarios y que tiene afectaciones en la salud de las personas. El ozono durante el verano afecta sobre todo a las áreas suburbanas y rurales influenciadas por la contaminación urbana e industrial.

Desde Ecologistas en Acción denuncia que los planes de mejora de la calidad del aire son obligatorios por ley, pero que diez comunidades autónomas (Andalucía, Aragón, Islas Baleares, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid, Navarra y País Vasco) siguen sin elaborarlos. 

En los tribunales

En 2018 por vez primera un tribunal regional, el de Castilla y León, declaró la obligación de la administración de elaborar planes de mejora de calidad del aire en las zonas que habían superado los límites legales de ozono. La sentencia está recurrida y se espera que en los próximos meses el Tribunal Supremo se pronuncie sobre este asunto. 

En este contexto, la organización pide al ministerio para la Transición Ecológica que aborde el Plan Nacional de Ozono comprometido hace años y al que remiten las comunidades autónomas para justificar su inactividad.

Denuncia que el vigente Plan Aire II del Gobierno central es ineficaz porque limita las actuaciones sobre el ozono a la realización de estudios y a la mejora de la medición. Aunque la Audiencia Nacional ha sentenciado que el Plan Aire II cumple con las obligaciones legales del Ejecutivo respecto al ozono, Ecologistas en Acción tiene intención de recurrir al Tribunal Supremo para que se aclaren las obligaciones a cada nivel administrativo. 

El ozono troposférico puede ocasionar tos, irritaciones en la faringe, el cuello y los ojos, y dificultades respiratorias. Además de estos problemas de salud, el coordinador del informe, Miguel Ángel Ceballos, ha agregado que "en un episodio de mucha contaminación, una persona con problemas cardiovasculares puede tener más riesgo de sufrir un ictus o un infarto de miocardio".

El informe ha revelado que todas las CCAA han superado los objetivos fijados por la OMS, menos Cantabria, Asturias (a excepción de zonas rurales y cuencas), Galicia (a excepción de El Ferrol y Santiago) y 85 000 personas de la Cuenca de Alberche (Madrid).