Planta de Cannabis.

Planta de Cannabis. REUTERS

Investigación Drogas

Cinco cosas que no sabías sobre la marihuana

Canadá se ha convertido en el primer país del G-20 en legalizar la marihuana con fines recreativos. Fumarse un porrito en el vecino más rico de EEUU es ahora tan legal como beberse una cerveza o inhalar la nicotina de un cigarrillo, aunque mucho más polémico. Eso sí, lo que nadie le puede negar a la marihuana es su fama; la representación de la hoja de la planta ha sido un icono durante varias generaciones y su olor resulta inconfundible también para quien no la ha consumido nunca. 

Pero hay cosas que no se conocen sobre la droga ilegal -en muchos países- más consumida. Aquí te contamos nueve de ellos. 

Los cerdos del país más feliz del mundo se alimentan de marihuana

Bután es el único país que mide la felicidad de sus habitantes y que ha creado incluso un índice para ello, el de Felicidad Nacional Bruta (GNH, de sus siglas en inglés). En su Ministerio de la Felicidad no se habla de ello, pero la realidad es que Bután es un país rico en marihuana, hasta el punto de que esta se considera casi una mala hierba. Sus habitantes pasan de consumirla -¿dónde está la emoción?- pero hay alguien que sí la utiliza: los agricultores. Eso sí, ellos tampoco fuman, sino que se la dan a sus cerdos para que engorden más, aunque no se sabe si es porque, como en los humanos, la hierba aumenta el apetito en sus consumidores porcinos. 

En Denver hay más dispensarios de marihuana que Starbucks

Aunque en EEUU todavía no es legal el consumo de marihuana con fines recreativos, sí lo es con fines terapéuticos. Basta tener una receta de un médico que así lo indique para poder adquirir marihuana a precios muy accesibles, para tratar síntomas de distinta índole, como las náuseas asociadas a la quimioterapia o la espasticidad que provoca la esclerosis múltiple. En la ciudad más importante del estado de Colorado, Denver, hay más dispensarios de esta droga -300-que los conocidos cafés Starbucks. 

Para tener una sobredosis, tendrías que fumarte 680 kilos en 15 minutos

El hecho de que sea legal en muchos países nos permite hacernos una ideal del perfil de seguridad de esta droga, pero hay quien se ha molestado en calcular la cantidad necesaria de marihuana para sufrir una sobredosis letal. Y se trata de una cifra a la que es literalmente imposible llegar. Habría que fumarse -o consumir- 680 kilos de la planta en 15 minutos para morir por culpa de la marihuana.  

Los rastafaris pueden consumir marihuana legalmente en Italia

En Italia, como ocurre en España, el consumo de marihuana con fines recreativos no es legal. Pero hay un grupo que podría acallar a cualquier policía que les afeara -y quisiera multarles- por fumarse un porro en plena calle. Son los rastafaris, que tienen permitido consumirla por motivos religiosos. Los practicantes de esta religión surgida en Jamaica -y de la que Bob Marley es su figura más conocida- pueden hacerlo tras haber ganado una batalla judicial, que sucedió cuando un cantante rastafari fue detenido en Peruggia con marihuana suficiente para hacerse 70 porros. Al ser considerado el consumo de esta droga un sacramento para esta religión, el juez le absolvió y creó jurisprudencia. 

Los mineros chilenos que estuvieron 69 días atrapados recibieron marihuana del exterior

Todos recordamos la historia de los 33 hombres que se quedaron atrapados 69 días bajo tierra tras el derrumbe de la mina San José, en Chile. Tardaron 17 días en localizarles con vida y como en la mítica película de Billy Wilder El gran Carnaval, todo el mundo siguió en directo el rescate. Lo que no fue tan difundido es que, mientras se les conseguía sacar de la cueva, se les suministraron cosas que habían pedido para entretenerse; entre ellas, marihuana. El Gobierno chileno hizo la vista gorda y dejó que les pasaran una cantidad de esta droga para hacerles más llevadero su encierro. Los hombres también pidieron revistas pornográficas, no se sabe si para leerlas colocados de maría o no.