Playa de Gandarío, en la localidad coruñesa de Bergondo.

Playa de Gandarío, en la localidad coruñesa de Bergondo. Archivo

Medio ambiente Contaminación fecal

Estas son las diez peores playas para bañarse de España (por las bacterias)

Pueden tener buen aspecto, pero estas zonas de baño son las que contienen más microbios peligrosos para la salud según la Agencia Europea de Medio Ambiente.

Noticias relacionadas

Aunque a simple vista parezcan limpias, hay algunas playas de España que se encuentran habitadas por unos compañeros de baño para nada agradables: los microbios tóxicos provenientes de las aguas fecales. Estas bacterias se mezclan normalmente con el agua de baño de la costa cuando un río contaminado desemboca en el mar.

El resultado de esta mezcla de aguas hace que suban los niveles de las bacterias Escherichia Coli y Enterococo. Estos dos microbios, que son muy resistentes a los antibióticos, pueden provocar patologías infecciosas en la piel e internas. Además, también producen problemas intestinales y enfermedades respiratorias.

Para elaborar este ranking de las diez playas más contaminadas de España se ha calculado la media de las últimas nueve muestras analizadas por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de las 18 zonas de baño que hay actualmente calificados como "pobre".

Los arenales seleccionados fueron todos ellos calificados con calidad de agua "pobre" por la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA). Este organismo es el encargado de decidir qué playas no pueden permanecer abiertas por exceso de contaminación. El baremo consiste en que si una zona de baño permanece con la calificación de agua "pobre" durante cinco años debe cerrarse. Este es el caso de dos de las playas del siguiente ranking.

Mapa con las peores diez playas de España.

Mapa con las peores diez playas de España.

En este artículo no se ha incluido la Playa de Arealonga, en la localidad pontevedresa de Redondela, debido a que ya fue mencionada en otro artículo haciendo referencia a sus problema de bacterias.

Playa Gandarío (Bergondo)

Esta playa tiene las aguas más contaminadas por bacterias fecales de España. Tanto los niveles de E. coli, como de Enterococo, están muy por encima de los 185 y 500 NMP/100ml (número más probable) respectivamente.

En algunos momentos, la cantidad de estas dos bacterias alcanzaron niveles de 2000 NMP/100ml cada una y su media es de 1140 NMP/100ml. Estos datos enturbian el nombre de una playa que tiene buenos servicios. El arenal de Gandarío, en Bergondo, es de color blanco, grano fino y aguas tranquilas. Además, cuenta con autobús, aparcamiento, aseos, duchas, teléfono y deportes náuticos.

Playa A Concha (Cariño)

La segunda playa de este ranking también se encuentra en Galicia. A Concha, en la localidad de Cariño, es una de las zonas de baño que la AEMA ha pedido al gobierno español que cierre por llevar cinco años consecutivos con unos niveles inadmisibles de contaminación.

Su media de bacterias es de 1069 NMP/100ml entre Enterococo y E. coli. Aunque en su perfil del agua se sostiene que el estado de la masa de agua es bueno, en el mismo documento también se advierte del riesgo de contaminación por vertidos ocasionales asociados al riesgo con alerta amarilla por intensidad de precipitación.

En el lugar, que se encuenta resguardado del oleaje y tiene arena fina de color oscuro, desemboca la ría de Santa Marta de Ortigueira. En cuanto a sus servicios, tiene paseo marítimo, zona de fondeo, accesos señalizados y un puerto deportivo.

Playa Estorde (Cee)

La playa Estorde, ubicada en la localidad de Cee, tiene 313 metros de largo y 30 de ancho. En ella desemboca la ría de Corcubión y tiene numerosos servicios como papeleras, aparcamiento, lancha de protección civil, atención de primeros auxilios y área picnic.

Este lugar sería un buen sitio para el baño si no fuese por los riesgos que entraña la presencia de Enterococo y E. coli. Los niveles de estas bacterias durante el último año fueron de 681,94 NMP/100ml de media entre ambos microbios y la calificación lleva dos años consecutivos siendo "pobre".

Además de este arenal ocupando el tercer lugar, hay otra playa de la misma localidad que también aparece en este top 10. Esto hace pensar que hay algún punto grande de fuga de residuos que no ha sido identificado por la administración.

Playa Virgen del Camino (Muros)

La playa Virgen del camino tiene aguas tranquilas, un grado de afluencia bajo, un estado bueno de la masa de agua y está formada por arena fina y clara. En la zona desemboca la ría de Muros y Noia, que podría ser la causante de las altas tasas de contaminación que hay, ya que existe "riesgo por intensidad de precipitación" que desemboca en "vertidos ocasionales", según el perfil del agua.

Los niveles de bacterias durante el último año en el agua de Muros tienen una media entre Enterococo y E. coli de 443,77 NMP/100 ml, más de doscientas unidades por encima de los valores óptimos.

Estos datos provocan que los bañistas tengan riesgo de sufrir enfermedades infecciosas o respiratorias al entrar en contacto con el agua o lo ingieran accidentalmente.

Playa Lires (Cee)

Este arenal de color claro y granos finos tiene 123 metros de longitud y está ubicado en la parte más al oeste de Galicia. Por la zona, que está resguardada, transcurre el camino de Santiago (Fisterra-Muxía).

En las cercanías del pueblo de Cee, donde se encuentra la playa Lires, hay varias opciones para pernoctar. Algunas de ellas son pequeñas cabañas en el entorno natural aunque también hay pequeños hostales.

Sin embargo, pese a que la zona es de una gran belleza, tiene un problema: sus bacterias. La media de presencia de Enterococo y E. coli es de 304 NMP/100ml, superando en más de 100 unidades los valores válidos para el baño.

Playa Cala Egos (Santanyí)

Ubicada en la localidad mallorquina de Santanyí, la playa Cala Egos es un lugar de contrastes. El aspecto de su agua, de un color azul turquesa y lo bonito de su paisaje, repleto de rocas y acantilados, choca contra la inseguridad que provoca la concentración de microbios.

En la zona, además de la playa, hay una piscina natural formada por piedras que hace las delicias de los visitantes. Este agua, aunque de un aspecto bonito, es el sexto más contaminado de España, con 295 NMP/100ml de media.

Al tener menos cauces fluviales, es más frecuente que las aguas sucias se mezclen con los ríos o se viertan al mar directamente cuando hay grandes lluvias. Esto hace que no sean muchos los lugares de baño con una gran calidad de agua en las islas españolas.

Playa Arnados (Carballo)

El puesto número siete del ranking es para Arnados, la sexta playa gallega que aparece hasta ahora. Esto se debe al elevado nivel de precipitaciones que hay en la región, lo que tiene efectos muy negativos para la calidad del agua de baño.

Esta zona en concreto, ubicada en el municipio de Carballo, albergaba durante las últimas nueve tomas una media de 278 NMP/100ml entre E. coli y Enterococo.

La zona de baño, que tiene una extensión de 800 metros, cuenta con accesos para minusválidos, servicios de autobús y señalizaciones de peligro claras. Además, el oleaje está calificado como fuerte.

Playa Delicias (Sada)

La playa Delicias, en Sada, es la segunda de esta clasificación de las que la AEMA exige su cierre. Esto se debe a que lleva cinco temporadas con una calidad de agua "pobre". Cerca de la playa hay un lugar para coger marisco y hay riesgo alto de contaminación por precipitaciones frecuentes.

En el lugar desemboca la ría de Ares-Betanzos, y la masa de agua tiene un estado "malo", según el perfil del lugar.

Durante el último año tiene una media de 239,27 NMP/100ml, habiendo llegado a un máximo de 1300 unidades en E. coli en verano del 2016.

Playa Medicalia (El Puig)

La localidad valenciana de El Puig acoge la playa Medicalia, la octava de este top 10. Tiene una ocupación alta, lavapiés, socorristas y duchas repartidos por sus 343 metros de longitud y 40 de ancho.

La calificación del agua lleva dos años siendo "pobre" y los tres años anteriores aprobó por los pelos, con la nota de "suficiente". En cuanto a los números exactos de la contaminación, la media entre E. coli y Enterococo fue de 229,72 durante los nueve muestreos que se llevaron a cabo en la última temporada de baño.

Playa de Palmira (Calvia)

La última playa del ranking es la que ha llevado una trayectoria más descendente de las que aparecen en el artículo. Del 2011 al 2013 la calificación fue de "excelente", en 2014 y 2015 bajó a "buena", y en la interpretación de los datos tomados en 2016 y que son los más recientes la evaluación da el resultado de "pobre".

La playa de Palmira, en Peguera, Calvia, es semiurbana, hecha con arena blanca y fina y muy concurrida. A pesar de ser una cala pequeña, con tan solo 85 metros de largo, tiene kiosco, hamacas, sombrillas, aparcamiento, alquileres náuticos y puerto deportivo.

Según los datos de la AEMA, está a punto de aprobar, con 193,44 NMP/100ml de media en el último año, pero sin alcanzar las 180 unidades que exige el organismo europeo.