Un perro devorando como si no hubiera un mañana un trozo de pan.

Un perro devorando como si no hubiera un mañana un trozo de pan. Pixabay

Ciencia

Estas son las terribles consecuencias de sobrealimentar a tu perro

Distintas investigaciones demuestran que la obesidad puede acarrear en las mascotas graves problemas de salud y trastornos depresivos.

Hoy en día cada vez son más las personas que deciden subirse al carro de la vida sana, realizando ejercicio con frecuencia y tomando una alimentación saludable. Sin embargo, resulta paradójico que muchas de estas personas ceben a sus mascotas hasta el punto de causarles problemas graves de obesidad. Esta observación la hecho recientemente Deborah Linder, directora de la Clínica de Obesidad Animal de la Universidad de Tufts, en un artículo publicado recientemente en The Conversation.

Según Linder, para tratar el problema de la obesidad animal es un error centrar la atención solamente en las mascotas sin pensar en sus dueños, que al fin y al cabo son los que tratan de demostrar su amor sobrealimentándolas. Aunque para las mascotas el estigma de la obesidad visto como un problema estético no suele ser relevante, los problemas de salud son prácticamente los mismos que en los humanos.

De hecho, un estudio publicado en 2002 en la Revista de la Sociedad Americana de Veterinaria concluyó que los labradores con un exceso de peso (entre un 10% y un 20% más) viven una media de casi dos años menos que los perros de la misma raza con peso normal.

Se considera que estos animales tienen obesidad cuando dicho porcentaje excede el 20%, por lo que a bote pronto no parece una cifra alarmante, pero a la vista de los resultados es suficientemente elevada como para tomar cartas en el asunto. Además, también se ha comprobado que los perros y gatos con una masa por encima de la media suelen tener problemas sentimentales y depresión derivados de sus dificultades a la hora de realizar esfuerzos. 

Por eso, muchas escuelas y hospitales veterinarios están empezando a incluir en su personal a trabajadores sociales que ayudan a los seres humanos a enfocar el cariño a sus amigos peludos de una forma saludable para ambos.

Esto, junto a los programas de actividad física saludable y dietas para mascotas puede ser la solución definitiva para solucionar este problema que sobrepasa las barreras de la especie humana. Así que, ya saben, si sus mascotas les hacen ojitos, recuerden que hay muchas formas de demostrarles su amor.