Mariano Rajoy Brey

"Bueno, one hour": Rajoy adelanta accidentalmente el acto de investidura en un nuevo lapsus

En la jungla. Un error en su discurso en ‘espanglish’ le deja en evidencia delante de los jefes de estado europeos.

Imagen del momento en el que Rajoy vuelve a 'pifiarla'.

Imagen del momento en el que Rajoy vuelve a 'pifiarla'. Twitter

  1. Mariano Rajoy Brey
  2. Inglés
  3. Humor
  4. Lenguaje

Lo tenemos tan asumido que ya ni nos sorprende. Mientras que apenas algunos líderes de las nuevas generaciones políticas son capaces de desenvolverse con cierto desparpajo hablando lenguas extranjeras, la mayoría de los miembros de la Cámara no dominan más que su lengua patria, hecho que les hace quedar en evidencia cuando les toca dar la cara ante otros líderes internacionales.

Es el caso de Mariano Rajoy. El presidente en funciones nos tiene acostumbrados a sus pequeños lapsus orales durante sus discursos, pero no suele deleitarnos con gazapos en otros idiomas. Al menos no desde aquel épico “It's very difficult todo esto” que usó para contestar a David Cameron allá por 2012.

Del que nos hizo saber que los españoles son “muy españoles y mucho españoles” y que el alcalde es “el que quiere que sean los vecinos el alcalde”, llega el “bueno, one hour”.

Durante la cumbre de jefe de Estado y de Gobierno de la Unión Europea del pasado jueves, en lo que podría evocarnos al mítico "a gúan, a peich, a gromenauer" de Chiquito de la Calzada, el líder de los populares ha hecho alarde de la ausencia de bilingüismo en su ser confundiendo la palabra 'hora' -hour- con 'semana' -week-. Apoyándose en el 'espanglish' más básico, y tras recibir un sonoro e idiomáticamente inclasificable “¡Bienvenudo!”, Rajoy respondía a la pregunta sobre cuándo sería su debate de investidura con un “bueno” -pausa- seguido de “one hour”, dando a entender a sus homólogos europeos que en sesenta minutos podrían salir de dudas.

Ojo, que no sólo ha confundido los términos relativos al espacio tiempo. El jefe de estado español dio buena muestra de sus ya sabidas pocas dotes lingüísticas obviando por completo añadir el “in” delante de su alusión a la improvisada “one hour”. No te saltes más clases, Mariano.

Rajoy dio a entender a sus homólogos europeos que en sesenta minutos podrían salir de dudas

Por cierto, que para quienes se hayan quedado con la misma duda que el resto de miembros del Consejo Europeo, la segunda y última votación para que Rajoy sea o no elegido Presidente del Gobierno no tendrá lugar en breves minutos sino probablemente el domingo 30 de octubre.