El veto migratorio de Trump ha sido suspendido.

El veto migratorio de Trump ha sido suspendido. Efe

Estados Unidos

Una madre deja en ridículo a Trump por incluir la muerte de su hija en una lista de atentados

Asegura que no tolerará que el asesinato de la joven se utilice para perseguir a los musulmanes.

Pablo Mayo Cerqueiro

La madre de una excursionista británica asesinada ha dejado en evidencia a Donald Trump por asegurar que la muerte de su hija se trató de un atentado terrorista.

El lunes, en medio de una batalla legal sobre el veto migratorio en Estados Unidos, la Administración republicana difundió una lista de 78 ataques terroristas que, a su ver, no habían sido cubiertos por los medios de comunicación. La lista incluye atentados como el de la sala Bataclan de París o el de la discoteca Pulse de Orlando.

“En muchos casos la muy, muy deshonesta prensa no quiere informar”, dijo desde una base militar el presidente tras alertar de que “terroristas islámicos radicales están decididos a golpear nuestra patria”.

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, matizaría luego que la recopilación incluía atentados de los que no se había informado lo suficiente.

En la lista se encuentra el asesinato de la joven Mia Ayliffe-Chung, de 21 años, y Tom Jackson, de 30, en un hostal de Queensland (Australia) el pasado verano. Un francés de 29 años, Smail Ayad, los apuñaló supuestamente al grito de “Alá es grande” y fue diagnosticado preliminarmente con esquizofrenia.

Al ver el nombre de su hija en el listado, Rosie Ayliffe, la madre de Mia, escribió una carta abierta a Trump que ha recibido gran atención. En ella resalta que la policía australiana descarta que se tratara de un ataque terrorista y condena que se utilice su muerte con un propósito político.

“La muerte de mi hija no será usada para impulsar esta descabellada persecución de gente inocente”, escribe Ayliffe en referencia al ahora paralizado veto migratorio de Trump. “Tratar a los inmigrantes como productos desechables e ignorar su seguridad provoca muertes a lo largo de nuestro supuesto mundo civilizado”.

Ayliffe, que es coautora de una guía sobre Turquía, asegura haber trabajado en el mundo musulmán y que sólo ha encontrado “respeto y hospitalidad”. “Cualquier idiota puede gritar Allahu Akbar [Alá es grande] cuando comete un delito”, asegura en su carta. “Esta demonización de países enteros y sus gentes en base a su religión es un aterrador recordatorio del horror que puede ocurrir cuando nos dejamos hacia la oscuridad y el miedo por gente ignorante”.

Este martes, un tribunal de apelación en San Francisco escuchó argumentos a favor y en contra del polémico veto migratorio después de que el Gobierno recusara su suspensión. Se espera que la decisión llegue en los próximos días.