ESTIMACIÓN DEL INE

España, 2031: el boom de los jubilados y el crack de la población

En 2065 las mujeres vivirán 28 años más después de la edad actual de jubilación; los hombres 22. 

En 50 años, España tendrá una población en la que uno de cada tres habitantes será mayor de 65 años

En 50 años, España tendrá una población en la que uno de cada tres habitantes será mayor de 65 años EFE

  1. Demografía
  2. Población
  3. Emigración
  4. Migración

La población española sigue menguando y envejeciendo. Y no dejará de hacerlo, al menos, en los próximos cincuenta años. Se reducirá porque, si bien en los próximos años España sólo perderá poco más de medio millón de habitantes, en cinco décadas el país se quedará sin 5,3 millones de españoles y españolas. Y será más vieja porque en 2031 uno de cada cuatro habitantes tendrá más de 65 años y en 2066 los jubilados ya serán casi el 35%.

Según explican desde el Instituto Nacional de Estadística (INE), “la reducción de la población residente se debería, principalmente, al progresivo aumento de las defunciones y a la disminución de los nacimientos, fenómeno que sería especialmente acusado a partir del año 2040”. Y es que será en ese momento, tal y como prevé la proyección, cuando se produzca un saldo vegetativo negativo en todos los años siguientes, lo que supondría una disminución total de 8,5 millones de personas.

Seguirán naciendo menos niños como ya viene siendo costumbre desde 2009, donde la tendencia se convirtió en negativa. En los próximos 15 años nacerán, según la proyección de población hecha pública este jueves por el INE, en torno a 5,3 millones de niños. Esto es un 22% menos que en los 15 años anteriores a 2016.

No obstante, la predicción contempla que la fecundidad de las mujeres mantengan una tendencia “ligera” al alza: el número medio de hijos por madre será de 1,36 en 2031 y 1,38 en 2066 frente al 1,33 actual. “El descenso en el número de nacimientos vendrá determinado, sobre todo por la reducción de mujeres en edad fértil”, advierten.

Este panorama que dibuja esta especie de bola de cristal del INE, contempla que el número de defunciones también seguirá creciendo “como consecuencia del envejecimiento poblacional”. En 2031 se producirán 452.026 fallecimientos entre los residentes en España y en 2065 se llegaría a 595.979 defunciones (frente a los 420.018 del pasado año).

Se dispara la esperanza de vida

¿Y a qué edad se producirán estos fallecimientos? Tal y como se desprende de la proyección, la esperanza de vida de los españoles seguirá creciendo a pasos agigantados. Alcanzará los 83,2 años en los varones y los 87,7 en las mujeres en 2031, lo que supone una ganancia respecto a los valores actuales de 3,3 y de 2,3 años, respectivamente. Pero en 2065, de mantenerse la tendencia actual, la de los hombres llegaría los 88,5 años y la de las mujeres los 91,6 años.

De la misma forma, una mujer que alcanzase la edad de 65 años en 2065 viviría en promedio otros 28,2 años más (25,1 en los hombres), frente a los 22,7 años de supervivencia actuales (18,8 para los hombres).

El porcentaje de población de 65 años y más, que actualmente se llega al 20% del total, pasará a ser el 25,6% en 15 años y del 34,6% en el año final de la proyección. De mantenerse las tendencias actuales, la tasa de dependencia -el cociente entre la población menor de 16 años o mayor de 64 y la población de 16 a 64- se elevaría desde el 53,5% actual hasta el 62,2 en 2031 y el 87,7% en 2066.

La pirámide cambia de forma

La simulación realizada por el INE también muestra la intensidad del proceso de envejecimiento de la población residente en España. Esto es porque la pérdida de población se concentrará en el tramo de edad comprendido entre 30 y 49 años, que se reduciría en 4,2 millones de personas en los 15 próximos años (un 28,5% menos) y en 6,0 millones hasta 2066 (un 40,1% menos).

Además, el descenso de la natalidad provocará que en 2031 contemos con unos 1.210.000 niños menores de 10 años menos que en la actualidad (-25,9%) y 1,7 millones menos en 50 años (-35,3%).

Por el contrario, el estudio prevé que la población se incrementará en la mitad superior de la pirámide de población. De hecho, todos los grupos de edad a partir de los 70 años experimentarán un crecimiento de efectivos. Dentro de 15 años en España residirán 11,7 millones de personas mayores de 64 años, tres millones más que en la actualidad (un 34,8%). Y esta cifra aumentará hasta 14,2 millones de personas (un 63,1% más) en 50 años.