PODEMOS

Las batallas más duras en la guerra sin cuartel que mantienen Cebrián y Pablo Iglesias

El líder del partido morado se enzarza con la Ser, a la que acusa de "manipulación informativa". 

Cebrián e Iglesias en la sede de 'El País'.

Cebrián e Iglesias en la sede de 'El País'.

  1. Grupo PRISA
  2. Cadena SER
  3. Pablo Iglesias
  4. Íñigo Errejón
  5. Juan Luis Cebrián
  6. Podemos

Que Pablo Iglesias se enzarce en una bronca con el grupo Prisa va a dejar de ser noticia. Este martes el secretario general de Podemos acusaba a la Cadena Ser de "manipulación informativa" después de que la emisora publicase una frase suya sesgada sobre la "feminización de la política". De hecho, en la web de la radio del conglomerado presidido por Juan Luis Cebrián finalmente se cambiaba el titular de la noticia, de forma que se respetaba la literalidad completa de las palabras del político. Era una batalla más en la cruenta guerra sin cuartel entre el líder de Podemos y Prisa. 

Más en concreto, lo ocurrido este martes fue que por la mañana la Ser destacaba que Iglesias había dicho que "la feminización de la política no se logra con más mujeres en cargos de representación" durante un acto organizado por El Diario.es el lunes por la noche. En puridad, el líder de Podemos había dicho esa frase, sí, pero había añadido que "eso es importante y está bien" y había hecho hincapié en que dicha "feminización" se logra más y mejor por otras vías. Una vez desatada la polémica, el propio Iglesias decía en el Congreso de los Diputados que había habido una "manipulación informativa", explicaba al detalle lo que había dicho realmente el día anterior y añadía que "lo que ha generado la polémica no son mis palabras, sino un titular manipulado y cuando se manipula un titular, rectificar es una cosa buena". 

Como ya informó este diario, Íñigo Errejón, número dos de Podemos y colaborador habitual en la Ser, explicaba así lo sucedido: "Ha habido un claro caso de descontextualización, creo que no intencionada, en la que [Pablo Iglesias] dijo algo que hemos dicho otras veces: es importante que haya más mujeres en puestos de responsabilidad, pero esto no agota las tareas para transformar la política en el sentido de abolir los techos de cristal". Así, el secretario político de Podemos defendía a su líder, con el que mantiene una pelea incesante, pero evitaba la palabra "manipulación".

Tanto Iglesias como el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, y su aliado de IU, Alberto Garzón, atacaron en Twitter a la Ser por su forma de actuar. Sus tuits generaron una ardua polémica en la red social. 

Otras batallas recientes

Esta última batalla entre el grupo presidido por Cebrián y el partido dirigido por Iglesias es solo una más entre las innumerables disputas que han mantenidos en los últimos meses. Enumerarlas todas sería casi imposible, pero a continuación siguen las más sonadas.

El piso de Espinar y las primarias. La pelea más reciente entre Iglesias y Prisa se produjo a principios de noviembre. En el inicio de las primarias de Podemos de Madrid, cuando competían el pablista Ramón Espinar frente a la errejonista Rita Maestre, precisamente la Cadena Ser publicó la famosa información sobre cómo había especulado Espinar con la compraventa de un piso en Alcobendas.

Tanto el líder del partido de los círculos como sus colaboradores más estrechos, todos cercanos a Espinar, denunciaron una y otra vez que la publicación de esa noticia -que el propio interesado matizó, pero no negó- formaba parte de una campaña mediático-política para impedir su victoria en las primarias. Esa victimización funcionó y finalmente Espinar ganó la batalla a Maestre. Es imposible conocer el alcance que tuvo en la militancia de la formación lo sucedido con el caso del piso. 

Se sorprendería de las pocas veces, o ninguna, que un periodista de la Ser habla con el señor Cebrián

A cuenta de aquello, el propio Iglesias mantuvo una agria discusión en directo con la presentadora Angels Barceló. La periodista llegó a decir al secretario general de Podemos que "se sorprendería de las pocas veces, o ninguna, que un periodista de la Ser habla con el señor Cebrián". Un encontronazo que recordó a otro similar que Iglesias mantuvo con Pepa Bueno, a la que en otra entrevista espetó "la democracia no es que ocurra lo que quiera Cebrián, Pepa".

La democracia no es que ocurra lo que quiera Cebrián, Pepa

El escrache en la Universidad Autónoma. Semanas atrás, a mediados de octubre, los citados González y Cebrián padecieron en sus carnes un escrache en la Universidad Autónoma de Madrid y tuvieron que cancelar la conferencia que iban a pronunciar. El propio holding de comunicación no tardó en responsabilizar a Iglesias de lo acontecido por su "campaña" contra sus medios. Algo que el propio líder de Podemos denunció en Twitter. 

Después, El País acusó a Iglesias de "intensificar su campaña" contra los medios del conglomerado mediático. 

"Cebrián y González contra Podemos". Por otro lado, no en pocas ocasiones Pablo Iglesias ha acusado a Cebrián y a Felipe González, amigo del presidente de Prisa y siempre exquisitamente tratado en los medios del grupo, de haber maquinado en la sombra para auspiciar que el PSOE no se aliase con Podemos para formar un gobierno alternativo al de Mariano Rajoy. El líder del partido morado ha denunciado una y otra vez las "presiones" de Prisa en su contra.

Los editoriales contra Iglesias. Aunque si hay algo que evidencia la guerra sin cuartel entre el grupo Prisa y el líder de Podemos es, sin duda, el conjunto de editoriales que ha ido publicando el diario El País contra él. Sobran los ejemplos. El 20 de octubre, tras el citado escrache en la Universidad, el rotativo acusaba directamente a Iglesias en un artículo titulado "A golpes con la libertad".

Justo un par de días antes, el mismo periódico había acusado al líder del partido morado de "abandonar la moderación" en su disputa frente a Errejón en "Iglesias desatado". También a raíz del caso del piso de Espinar, el 5 de noviembre el diario dedicó un editorial muy duro contra Iglesias que se titulaba "La 'suerte' de Espinar". Cada vez que se publica un artículo de opinión de El País de esta guisa, el líder de Podemos responde por alguna vía como Twitter. 

Las batallas son, como se ha dicho, incontables y, teniendo en cuenta los últimos acontecimientos, solo es cuestión de tiempo que se produzca la próxima pelea. Ni Cebrián ni Iglesias parecen dispuestos a mejorar su relación. En esta guerra no se hacen prisioneros.