CATALUÑA Y EL PSOE

Iceta y Susana Díaz se citan en Sevilla para tratar de suavizar la tensión entre PSOE y PSC

Iceta acudió este miércoles a un acto en Madrid en el que participaba Díaz y ambos mostraron sintonía personal. 

Miquel Iceta, líder del PSC, este miércoles en un desayuno informativo en Madrid.

Miquel Iceta, líder del PSC, este miércoles en un desayuno informativo en Madrid.

  1. Miquel Iceta
  2. Susana Díaz
  3. PSOE
  4. PSC

El miércoles se vieron, se abrazaron y se hablaron brevemente al oído. Este jueves, se verán en Sevilla. Según Miquel Iceta, salvar la relación entre el PSOE y el PSC bien vale hacer unos kilómetros. El líder del PSC se reunirá este jueves con la presidenta de Andalucía y secretaria general de los socialistas andaluces, Susana Díaz.

La reunión, confirmada por fuentes del PSOE andaluz, fue solicitada por el propio Iceta hace días como parte de sus esfuerzos por convencer al PSOE de la necesidad de mantener la alianza con el PSC. El líder del PSC también se vio recientemente con el presidente de la Gestora, Javier Fernández, en una reunión cordial pero sin avances. 

Unas semanas de muchos problemas

El PSC es un partido independiente del PSOE. Sus cuentas, sus órganos y su censo no están bajo el control de Ferraz. Aunque desde 1978 las relaciones han funcionado con normalidad y ambos partidos se consideraban hermanos, el "no" de los siete diputados catalanes en la investidura de Mariano Rajoy puso en riesgo esa alianza. El PSC participó en el Comité Federal que decidió la abstención, pero luego no la respetó. También apoyó decididamente a Pedro Sánchez en un momento de extrema división del partido, algo que no gustó a federaciones como la andaluza. 

Según fuentes al corriente del encuentro, en él se abordará la relación entre el PSOE y el PSC de manera prioritaria. El PSOE quiere que no vuelva a haber desmarques tan notorios de la línea oficial del partido y que el PSC consulte más sus decisiones, especialmente en cuanto al diseño territorial del Estado. Pero también tiene en su mano romper con el PSC, expulsar de los órganos del PSOE a los representantes catalanes o incluso impedir que los militantes catalanes (unos 18.000) voten en el próximo congreso del partido para elegir líder.

Una comisión de tres representantes del PSOE y otros tres del PSC celebrará su primera reunión en los próximos días para tratar de lograr una solución.

La campaña de seducción de Iceta

Iceta se ha propuesto una campaña de seducción para tratar de que nada cambie. En un desayuno informativo en Madrid, recordó que en casi 40 años sólo ha habido tres veces en las que los diputados catalanes votaron distinto que los del PSOE y aboga por mantener intacto el marco de relaciones, que no comporta apenas obligaciones para ninguna de las partes.

Por ese motivo, no se espera que Iceta lleve ninguna propuesta a la cumbre con Díaz. Sí se abordarán con seguridad otros asuntos, como el propio diseño territorial de España, Cataluá como nación, la financiación autonómica y otros que puedan surgir en lo que está llamado a ser una reunión que apacigüe unas aguas que en las últimas semanas bajaban muy agitadas.