Crisis en el PSOE

Hernando sobre su cambio de postura: "No fue por amarrarme a un sillón, fue por España"

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha justificado su permanencia tras la dimisión de Pedro Sánchez en el sacrificio de su partido.

Antonio Hernando

Antonio Hernando

  1. PSOE
  2. Antonio Hernando
  3. Congreso de los Diputados
  4. Pedro Sánchez
  5. Abstencionismo

El portavoz en el PSOE, Antonio Hernando, ha querido explicar en su primera entrevista en profundidad en Espejo públicosu cambio de posición y por qué asumió quedarse en la Portavocía del Congreso con la abstención.

"Podría haber intentado ser coherente con esos 'nóes' y con centenares de veces que dije que tenía que votarse no; pero hubiera sido muy malo para mi partido y para mi país", ha aclarado asegurando que emocionalmente ha salido tocado pero que todo lo que ha hecho ha sido "por España".

"Con la misma rotundidad con que decía que no había que votar a Rajoy decía que no tenía que haber terceras elecciones porque eso hubiera sido terrible para España y para mi partido y cuando fui consciente de que la alternativa no era posible entendí que había que abstenerse", ha asegurado.

Hernando, al que han llamado traidor y le han acusado de querer agarrarse a su sillón, ha admitido que su cambió de postura le ha dañado: "Yo sé que personalmente en mi imagen me ha afectado. Hay gente que dice que Antonio Hernando no tiene credibilidad y lo que he hecho supone un sacrificio para mí. Pero no lo he hecho por quedarme de portavoz ni amarrarme a un sillón, sino que mi servicio público es estar al interés general de mi partido y de mi país".

Mientras el portavoz de la era Pedro Sánchez en el Senado, Óscar López, decidió dimitir; Antonio Hernando aceptó "la petición de la gestora" para que se quedase: "Podría haber dicho que se queme otro, pero preferí asumirlo yo y ser la persona que había dicho 'no', tras una reflexión,el que dijera que había que abstenerse. Reconozco que yo me excedí en mis argumentaciones y me critico a mí mismo, a ninguno de mis compañeros". 

Eso sí, tras imponer el voto al resto de diputados ha querido justificar sus decisiones asegurando que "ni yo ni los que nos hemos abstenido somos menos socialistas o tenemos menos ética que los que han dicho no".

Respecto si se da por amortizado de cara a seguir siendo la cara y la voz del PSOE en el Congreso, Hernando ha asegurado que "he prestado un gran servicio a mi partido y a mi país. El seguir en el puesto dependerá de la dirección. Pero cuando se celebre un congreso y haya otra dirección y si deciden que ya no cuentan conmigo, yo lo asumiré".

El que fue la mano derecha del exsecretario general del PSOE, Pedro Sánchez, fue una de las decepciones personales más dolorosa, según su entrevista en Salvados. "Yo llamé a Pedro Sánchez y se lo comuniqué personalmente. Le tengo un enorme aprecio personal y respecto político. Pedro confió en mí y durante estos dos años Pedro ha trabajado mucho, lo ha pasado muy mal y sólo le puedo estar agradecido. No le voy a hacer ningún reproche".

Aunque Antonio Hernando no ha querido valorar el contenido de la entrevista, -"he podido escuchar comentarios pero no voy a entrar en ningún reproche y ninguna crítica-, el portavoz socialista reconoce que esa conversación fue la última que mantuvieron: "No hemos vuelto a hablar desde entonces". Y eso que hasta pensó en Sánchez para padrino civil del bautizo de su hija.

Hernando, que asume las críticas pero lleva muy mal los insultos sobre todo en las redes sociales, ha explicado que decidió ser "la voz del sacrificio de su partido en la tribuna del Congreso" cuando se dio cuenta que "la alternativa era absolutamente imposible".

REUNIÓN DE LA EJECUTIVA CON EL PSC

Ante la reunión que se va a celebrar entre el presidente de la gestora, Javier Fernández, y el líder del PSC, Miquel Iceta, Antonio Hernanando ha asegurado que la ruptura entre ambos no puede ser posible.

"Tenemos que seguir caminando juntos. En este momento la crisis que hay en Cataluña y España es tan grande que merece la pena que haya instituciones que articulen la relación entre ambas y una de ellas ha sido siempre el PSOE o el PSC", ha aclarado.

Para el portavoz socialista en el Congreso, "se puede actualizar el protocolo pero no me cabe duda de que vamos a seguir caminando juntos" y cree que no se va a plantear la salida de los miembros del PSC de los órganos de dirección.

No ha querido decir quién es su candidato preferido para liderar el PSOE pero ha dejado claro, por si acaso, que "Susana [Díaz] es uno de los grandes referentes del socialismo español" y que confía "mucho en Javier Fernández y en la labor que está haciendo en la gestora".