Ataque en Navarra

Prisión sin fianza para 6 de los 8 detenidos por el ataque a los guardias civiles de Alsasua

Van a la cárcel Jokin Unamuno, Aratz Urrizola, Julem Goicoechea, Joan Ander Cob, Iñaki Abab y Oihan Arnanz.

Uno de los detenidos en Alsasua es trasladado al juzgado.

Uno de los detenidos en Alsasua es trasladado al juzgado.

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha ordenado el ingreso en prisión comunicada y sin fianza de 6 de los 8 detenidos por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas la noche del pasado 15 de octubre en Alsasua (Navarra). Van a prisión Jokin Unamuno, Aratz Urrizola, Julem Goicoechea, Joan Ander Cob, Iñaki Abab y Oihan Arnanz.

En un auto dictado este lunes, la magistrada deja en libertad con comparecencias dos días a la semana y prohibición de salida de territorio a las otras dos detenidas, Edurne Martínez y Ainara Urquijo. La juez ha citado para el próximo miércoles a otras dos personas que se han presentado voluntariamente, Adur Ramírez y Aritz Urdangarin. Ese mismo día se realizarán ruedas de reconocimiento.

Así lo ha acordado la instructora después de que los ocho detenidos pasaran a disposición judicial y tras la petición de ingreso en prisión por parte de la Fiscalía, que considera que existen indicios de la comisión de delitos de terrorismo.

La juez enmarca los hechos "dentro de la campaña de acoso que los agentes de la Guardia Civil, y en general las Fuerzas de Seguridad del Estado, sufren en la Comunidad Foral de Navarra". En este sentido, califica la agresión de "graves hechos delictivos contra la integridad física" de los agentes, considerando que el objetivo por parte de los presuntos responsables de los hechos fue "atemorizar a colectivos que no comparten sus ideas", además de generar "una grave alteración para la paz pública”.

Lamela considera que se produjo una "brutal agresión" y recuerda que, "previamente", los agentes "fueron rodeados e increpados para que abandonaran el local por un grupo numeroso de personas". Dicho esto, la juez argumenta que la concentración que se llevó a cabo en la localidad, horas después de producirse los hechos, fue "contra la Guardia Civil" y "con el objeto de desmentir la versión oficial" de lo sucedido.

Las detenciones

La Guardia Civil detuvo este lunes a ocho personas como supuestas autoras de la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua (Navarra) hace ahora un mes. Los arrestos se practicaron en Pamplona, Alsasua, Salvatierra y Vitoria (Álava) y Madrid. El Ministerio del Interior vincula a los detenidos con el colectivo 'Alde Hemendik' ('Que se vayan') y 'Ospa Mugimendua', que tienen por objeto la expulsión de las fuerzas de seguridad del Estado del País Vasco y Navarra.

El Ministerio asegura que en la agresión, acaecida en el bar Koxka de Alsasua, participaron entre 40 y 50 individuos y la Guardia Civil remitió la semana pasada a la Audiencia Nacional un informe en el que identificaba al menos a una docena de personas. Todos los detenidos este lunes se encuentran dentro de ese listado, razón por la que el Juzgado Central de Instrucción Número 3 de la Audiencia Nacional ha ordenado las detenciones.

Delito de terrorismo

Aunque inicialmente las autoridades abordaron el asunto como un presunto delito de lesiones y atentado contra la autoridad, posteriormente el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE) formuló una denuncia por un posible delito de terrorismo ante la Audiencia Nacional, que ordenó la práctica de diversas diligencias a la Guardia Civil.

El Ministerio del Interior asegura que las agresiones "se enmarcan en la dinámica permanente 'Alde Hemendik' (“Que se vayan”) creada por ETA y las ilegalizadas KAS-EKIN para exigir la retirada de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y del Ejército del País Vasco y de Navarra". En el caso de Alsasua (Navarra), sostiene que la dinámica 'Alde Hemendik' se desarrolla bajo la denominación de 'Ospa Mugimendua' (“Movimiento Ospa”).

'Día de la huida'

El colectivo inició sus acciones el 3 de septiembre de 2011 con un acto denominado el 'Discurso del Rey', manteniéndose a partir del año siguiente con el nombre de 'Ospa Eguna' ('Día de la Huida'), evento cuya celebración se ha llevado a cabo durante los años 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016 con actos en los que fundamentalmente se realizan representaciones y parodias contra la Guardia Civil, aunque también contra símbolos del Estado.

"La operación realizada este lunes es una muestra del firme compromiso de la Guardia Civil para mantener los principios del Estado de Derecho y un claro ejemplo de que los autores de cualquier acción criminal serán investigados por la Guardia Civil hasta ser puestos a disposición judicial", aseguróo el Departamento que dirige Juan Ignacio Zoido a través de un comunicado. La operación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Dos de ellos son, según fuentes de la investigación consultadas por Europa Press, los "principales promotores" de la campaña que quiere expulsar a la Guardia Civil de Navarra y el País Vasco.