VIOLENCIA ABERTZALE

La Fiscalía pide que se investiguen las agresiones de Alsasua por terrorismo

Informa a favor de que se admita a trámite la denuncia de Covite, pendiente de que la Audiencia Nacional decida si se investiga el ataque a los dos agentes de la Guardia Civil.

Uno de los detenidos en Alsasua es trasladado al juzgado.

Uno de los detenidos en Alsasua es trasladado al juzgado.

  1. Navarra
  2. Fiscalía
  3. Altsasu-Alsasua
  4. Guardia Civil
  5. Agresiones
  6. Terrorismo

La Fiscalía ha informado a favor de que se investigue las agresiones del Alsasua que se produjeron el pasado 15 de octubre en Alsasua (Navarra) contra dos agentes de la Guardia Civil y sus novias, al entender que puede ser considerado delito de terrorismo.

Así ha informado al Juzgado Central de Instrucción número 3, que le dio traslado para que informara sobre la competencia y admisión a trámite de la denuncia presentada por la asociación de víctimas Covite. El Juzgado,antes de decir si investiga estos hechos, ha esperado al informe del fiscal, entregado esta misma mañana.

En su escrito, el departamento que dirige Javier Zaragoza entiende que “se trata de graves hechos delictivos contra la integridad física de miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad realizados con el propósito de atemorizar a colectivos que no comparten sus ideas y generando una grave alteración para la paz pública”, y por tanto debe investigarse en la Audiencia Nacional.

“Debemos destacar que en la denominada 'Alternativa KAS', en la que se incluían las exigencias de la organización terrorista ETA para abandonar su actividad armada, una de tales imposiciones era la 'Expulsión de Euskadi de la Guardia Civil'. Posteriormente, en los años 90, en la denominada 'Alternativa Democrática', también se recogía esta exigencia”, explica el fiscal.

Delitos de terrorismo

Así, sostiene que fue uno de los ejes de actuación de la izquierda abertzale (los partidos políticos posteriormente ilegalizados por ser parte de ETA, Herri Batasuna, Batasuna y Askatasuna), lo que precisamente motivó la condena de la Mesa Nacional de HB de noviembre de 1997, en la que se reconocía en los hechos probados que las condiciones de ETA para abandonar las armas eran las siguientes: “la primera condición es la amnistía general e incondicional” y “la segunda condición es la salida de las Fuerzas Armadas españolas” .

Por esta razón, la Fiscalía sostiene que las agresiones a los guardias civiles pudieran estar encuadrados en el delito de terrorismo. Así, pide a la juez Carmen Lamela que requiera al Juzgado de Instrucción de Pamplona que conoce de los hechos ocurridos en Alsasua para que remitan testimonio íntegro de las diligencias previas incoadas. Además, que se oficie a la Guardia Civil “para que con carácter urgente emitan informe sobre la campaña de acoso que sus agentes sufren en la Comunidad Foral de Navarra, y concretamente, en la localidad de Alsasua”. Además, pide que se ordene a la Policía Foral de Navarra en cuanto fuerza actuante la remisión “en el plazo más breve posible de todas las actuaciones practicadas con motivo de tales hechos”.