El PSOE, partido en dos

Iceta y Fernández se dan una tregua mientras Díaz comienza su campaña atacando al PSC

La presidenta de la Junta de Andalucía reaparece con críticas a sus socios catalanes.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.

  1. Miquel Iceta
  2. Javier Fernández Fernández
  3. PSOE
  4. PSOE Andalucía
  5. Comité Federal PSOE
  6. Susana Díaz
  7. PSC

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, se han emplazado este lunes a crear una comisión con tres o cuatro miembros de cada partido en la que abordarán sus "discrepancias" políticas sobre el "modelo territorial" de España y sobre sus relaciones orgánicas. Iceta y Fernández han hablado de la crisis abierta en la relación de ambos partidos.

Para el primer secretario del PSC ha sido "una reunión muy útil": "Hemos hablado muchísimo, nos hemos extendido bastante en los dos problemas a los que nos enfrentamos, que tienen que ver con la orientación política de nuestra propuesta federal y con la relación orgánica de los dos partidos", ha reconocido en la rueda de prensa posterior.

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, y el líder del PSC, Miquel Iceta.

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, y el líder del PSC, Miquel Iceta.

Iceta se ha mostrado optimista sobre el futuro que le espera a su partido: "Soy optimista, porque creo que seremos capaces de afrontar los problemas. Hemos reafirmado tanto Fernández como yo la voluntad de compartir y proseguir un proyecto federal, y eso es lo que haremos", subrayó después.

A favor de la "mejor coordinación"

A PSOE y PSC les une un Protocolo de Actuación que data de 1978 y que, en palabras de Iceta, "ha funcionado razonablemente bien". Se revisará ahora, pero con la premisa de mantener el entendimiento que ha perdurado durante 36 años.

Mientras la comisión dilucide cómo sobrellevar las relaciones tras la investidura de Rajoy, el PSC continuará sin proponer el nombre de la persona que le corresponde en la actual gestora, que será mujer para ajustarse a la paridad.

También se irá definiendo el encaje del PSC en el grupo parlamentario socialista, aunque Iceta se ha mostrado a favor de la "mejor coordinación" para evitar disfunciones, especialmente en los asuntos que promuevan los otros grupos catalanes representados en Las Cortes.

Preguntado por cómo reaccionará el PSC a la posibilidad de que Susana Díaz fuera la secretaria general, Iceta ha manifestado que su partido seguiría dentro del PSOE, y así, ha destacado "la lealtad a prueba de bomba" que todos los máximos responsables de los socialistas catalanes han guardado siempre.

Díaz critica al PSC por no acatar el resultado

La presidenta andaluza, Susana Díaz, también ha reaparecido este lunes para hablar de “alta costura”. La que necesita el PSOE y la que, a su juicio, debe empezar de inmediato cosiendo el roto que tiene con el PSC. Convencida de que hay opciones de zurcirlo, sólo ha querido hablar de la necesidad de revisar el protocolo que lleva vigente 40 años entre los dos partidos.

Díaz no ha querido adentrarse en dar soluciones en ninguna de las dos entrevistas televisivas que dio durante la mañana de este lunes, antes de que Iceta y Fernández se reunieran. A su juicio, no es a ella a quien le compete adelantar cómo debe entenderse su partido con el PSC, aunque ha reconocido que debe haber un equilibrio o compatibilidad entre la autonomía de las dos siglas y la simetría orgánica y política.

Afear la conducta del PSC

Con esto ha querido afear la decisión del PSC de participar en el comité federal en el que debatía la abstención al gobierno de Mariano Rajoy y luego no acatar el resultado aferrándose a lo votado en un consejo posterior. Díaz ha subrayado que democracia es "votar y acatar el resultado", aunque no sea lo que uno quiere, y ha insistido en que hay que "corregir las asimetría" en las relaciones entre las dos siglas.

La presidenta andaluza también ha defendido desde un talante "optimista" su convencimiento de que imperará la "inteligencia colectiva", lo que llevará a que PSOE y PSC "se reforzarán en lo político y saldrán juntos, no sólo para caminar juntos, sino para ganar elecciones". "No entiendo el PSOE sin el PSC", ha dicho, confiando en que habrá altura de miras.

En el hecho de que Díaz temple la relación con el PSC tampoco se escapa que estratégicamente le conviene tener sintonía con su militancia, porque la federación andaluza junto con el PSC son las más numerosas.

Díaz busca sumar y no restar, y como prueba de su buena relación con el partido catalán y Cataluña no ha dudado en intentar deshacerse del "traje" que le han hecho "rufianes y compañía" de tener "animadversión" a esta comunidad. En este punto, ha querido recordar su apoyo a Carme Chacón como candidata a la secretaría general en su duelo con Alfredo Pérez Rubalcaba.