Reunión en Ferraz

La gestora del PSOE trata de embridar al PSC

Javier Fernández se reúne con Miquel Iceta con el objetivo de clarificar la relación entre Ferraz y los socialistas catalanes, enturbiada tras el 'no' de sus diputados a Rajoy.

Fernández e Iceta en su última reunión.

Fernández e Iceta en su última reunión. Efe

  1. Miquel Iceta
  2. Javier Fernández Fernández
  3. PSOE
  4. PSC
  5. Mariano Rajoy Brey

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, no quiere que Miquel Iceta siga bailando a su aire. Este lunes ha citado al líder de los socialistas catalanes en Ferraz para tratar de acordar una partitura que ponga de acuerdo ambos entes de cara a esta legislatura. Tanto uno como otro espera esperan cerrar las pautas que guíen su relación; unas negociaciones cuyas consecuencias prácticas cristalizarían en el Comité Federal de diciembre.

Pero la debilidad que asola al PSOE y el abismo que se abrió tras el 'no' de los siete diputados catalanes a Rajoy saltándose la disciplina de voto han intensificado el contraste de las posturas y todo apunta a que este hermanamiento concebido hace treinta y siete años dé un vuelco tras esta cita.

La gestora, a rebajar el protagonismo del PSC

Fernández tratará de rebajar el protagonismo del PSC en la dirección nacional del partido. Según ha podido saber este periódico de fuentes parlamentarias, la gestora pretende que los catalanes puedan elegir en primarias al secretario general, pero sin formar parte de los órganos de dirección. Como argumento, una contradicción: ¿por qué el PSC decide en el PSOE, y no sucede también al revés?, podría espetarle el también presidente asturiano a Iceta.

Miembros del grupo parlamentario socialista advierten dos dificultades que complican las intenciones de Fernández. Por un lado, la oposición de algunos diputados. Incluso a pesar de la lógica que podrían atribuir a esta medida, se estaría permitiendo a una gestora -órgano en teoría provisional- actuar en un ámbito delicado y trascendental. "Se estaría extralimitando en sus funciones", relatan estas fuentes. Por otro, las federaciones que también enarbolan su singularidad como la de País Vasco o Baleares podrían incomodarse con este intento de 'recentralización'. "A ellos no les afecta directamente, pero es una cuestión de sensibilidad", explican.

La debilidad del PSOE

En un ámbito más amplio, entra en juego la debilidad del PSOE. Su merma de escaños y la falta de un líder -y también de alguien que quiera serlo- lastran a Fernández como interlocutor, aunque la gestora podría contrapesar esto con los malos resultados del PSC, que en cinco años ha perdido doce asientos en el Parlament.

Para más inri, las últimas encuestas pronostican una caída prolongada: a tenor de la elaborada por Sociométrica para EL ESPAÑOL, el PSOE obtendría a día de hoy 72 escaños, 13 menos que en las elecciones de junio pasado. La publicada por El País este fin de semana otorga a Ferraz cinco puntos menos en porcentaje de voto. Por último, el CIS prevé el sorpasso de Podemos sobre los socialistas.

¿Qué quiere Iceta?

El líder de los socialistas catalanes se presenta en Ferraz con un mensaje ratificado por el último congreso del PSC: "Queremos seguir hermanados". Los miembros del PSOE consultados por este diario reiteran que Iceta, en caso de que "las cosas no salgan bien", transmitirá: "Nos han echado ellos a nosotros".

El dirigente catalán ha mantenido un tono conciliador durante esta semana con el objetivo de allanar el terreno y no dificultar el acuerdo de antemano. "La ruptura sería un gran triunfo para el independentismo", ha repetido.

A pesar de su predisposición negociadora, Iceta no ha rectificado en cuanto al "reconocimiento de Cataluña como nación y la plurinacionalidad de España".