La nueva legislatura

Rajoy da la primera baza a Rivera con los autónomos y ya negocian los Presupuestos

El Gobierno podría fijar el techo de gasto la próxima semana. PP y Ciudadanos dialogan ministerio a ministerio.

Rivera, en el Congreso de los Diputados.

Rivera, en el Congreso de los Diputados. EFE

  1. Albert Rivera
  2. Ciudadanos
  3. Acuerdo PP-Ciudadanos
  4. Mariano Rajoy Brey
  5. PP Partido Popular
  6. Presupuestos

La primera ley que se tramitará esta legislatura no será una iniciativa del PP ni del Gobierno, sino de la oposición. La proposición de ley de medidas urgentes para los autónomos que registró este martes Ciudadanos es el primer punto del acuerdo de investidura entre los dos partidos que se pone en marcha. Y un ejemplo inédito de cómo va a funcionar el Congreso de los Diputados sin el monopolio de una mayoría en los próximos años. El partido de Albert Rivera no se limitará a negociar leyes como socio preferente, sino que tendrá iniciativa legislativa propia. El PP, como minoría mayoritaria, será quien le apoye.

Rivera se mostró orgulloso de presentar esta proposición, que será la primera que defienda en la Cámara. El texto recoge íntegramente los puntos 31 y 32 del pacto de investidura y contempla algunas medidas ya conocidas como las de equiparar los derechos de maternidad de las autónomas a los del régimen general. La novedad fue ver a Rafael Hernando anunciando que el PP prestará sus 137 diputados para respaldar la tramitación de la ley cuando se vote dentro de dos semanas.

Diálogo en "segundos niveles"

La reforma de los autónomos fue una de las medidas acordadas con el PSOE en el pacto de El abrazo de la pasada legislatura. “Es un orgullo para mí anunciar esta ley”, dijo Rivera. “Confiamos en sumar a otros partidos a acuerdos transversales que afectan a millones de españoles”.

Además, PP y Ciudadanos ya negocian "a segundos niveles" los Presupuestos Generales del Estado. En el partido de Rivera creen que Mariano Rajoy nombrará a los negociadores económicos a finales de esta semana. Por parte del grupo naranja será el equipo habitual liderado por Luis Garicano. 

Fuentes de la dirección de Ciudadanos creen que el Gobierno podría fijar el techo de gasto en el Consejo de Ministros del 18 de noviembre. Esta cifra es indispensable para elaborar los Presupuestos. En 2016 fue de 123.394 millones de euros. No se descarta que aunque el Gobierno envíe un borrador a Bruselas antes de final de año, las cuentas se aprueben a principios de 2017. Antonio Hernando dijo este martes que ve "prácticamente imposible" que el PSOE apoye las cuentas. PP y Ciudadanos sólo suman 169 escaños, por lo que se avecina una negociación compleja con el resto de grupos parlamentarios. 

Ciudadanos insiste en que no apoyará unos Presupuestos que sigan la senda de los recortes y confía en enjuagar los 5.500 millones de ajustes que exige Bruselas sin tocar la Sanidad, la Educación, la dependencia y sin subir impuestos como el IVA y el IRPF. Rivera recordó que el Gobierno debe corregir el impuesto de Sociedades para mejorar la recaudación y que el PP se comprometió a frenar la prescripción de la amnistía fiscal el 30 de noviembre. El partido naranja estima que podrá recaudar 1.000 millones con esta medida.

Sin comisión de seguimiento

El diálogo PP y Ciudadanos se está produciendo ministerio a ministerio. Un ejemplo ha sido el encuentro de este martes entre el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y José Manuel Villegas. Los Presupuestos están marcando el patrón de lo que será el diálogo de ambos partidos.

La negociación de los 150 puntos se producirá entre áreas y sólo en la parte final intervendrán Rajoy y Rivera, que tienen la intención de ir manteniendo reuniones con cierta frecuencia. Esta fórmula es ligeramente diferente a la que aplica Ciudadanos en comunidades autónomas en las que tiene suscritos pactos de investidura.

En Madrid, con el PP, y en Andalucía, con el PSOE, Ciudadanos exigió la creación de una Comisión de Seguimiento de los acuerdos. La Comisión se reúne semestralmente para evaluar las políticas de los pactos. Sin embargo, la dirección del partido cree que lo importante "son los frutos" y que se cumplan los acuerdos firmados y no tanto la metodología.