CENTRO DE INVESTIGACIONES SOCIOLÓGICAS

La campaña del 26-J fue ineficaz: el 76,8% ya tenía decidido su voto

La abstención del 26-J estuvo condicionada por el hartazgo "hacia la política y a las elecciones".

Rajoy, Sánchez, Rivera e Iglesias, momentos previos al debate televisivo.

Rajoy, Sánchez, Rivera e Iglesias, momentos previos al debate televisivo. EFE

  1. CIS
  2. Encuestas
  3. Elecciones Generales 2016

La fecha en rojo en el calendario marcaba el 26-J. Los votantes estaban llamados a las segundas elecciones tras las negociaciones fallidas en la primera investidura, en la que Mariano Rajoy y Pedro Sánchez se postulaban para ocupar la Moncloa. Apenas habían transcurrido seis meses desde los anteriores comicios y los partidos políticos debatían sobre cómo debía desarrollarse la campaña electoral: presupuestos, buzoneo, carteles y debates televisivos. Todo ello fue ineficaz. El 76,8% ya tenía decidido su voto.

Los datos obtenidos en la última encuesta del CIS reflejan el cambio de tendencia entre el 26-J y el 20-D. Ante la pregunta de cuándo decidió votar al partido o coalición al que finalmente apoyó en junio, el 76,8% responde que desde hace bastante tiempo, antes del inicio de la campaña; la cifra es 14 puntos porcentuales superior a la de los comicios de diciembre (62,8%).

La campaña en las elecciones de junio no tuvo peso en el voto, a diferencia de lo que ocurrió en diciembre. El 20-D, el 26,9% de los llamados a las urnas decidieron su voto en la última semana de la campaña electoral o el mismo día en el que se celebraron los comicios; el 26-J, por el contrario, esta cifra alcanza el 17%.

Los movimientos de los candidatos en la campaña tuvieron mucho menos seguimiento en los últimos comicios. Comparando las dos elecciones, los medios de comunicación siguieron siendo el principal espacio en el que los votantes siguieron la campaña (47,1% el 20-D; 40,2% el 26-J), seguidos de las redes sociales (30,3% el 20-D; 25,1% el 26-J). Pero el seguimiento fue muy desigual: el 15,6% de los encuestados admitió en diciembre que no siguió la campaña de ningún modo, frente al 47,3% de junio.

La televisión siguió siendo uno de los principales espacios en los que los votantes se informaron sobre las propuestas de los candidatos. Los debates a cuatro tuvieron un amplio seguimiento, aunque las conclusiones fueron muy diferentes entre uno y otro. En diciembre, el 31,3% de los encuestados dio por ganador a Pablo Iglesias, seguido de Soraya Sáenz de Santamaría (18,3%), Albert Rivera (12%) y Pedro Sánchez (8,9%); en junio, el vencedor fue Mariano Rajoy (21,1%), seguido de Pablo Iglesias (14,3%), Pedro Sánchez (10,3%) y Albert Rivera (9,9%).

La encuesta del CIS también refleja un cambio en los motivos por los que la gente no fue a votar. Si en las elecciones de diciembre primaba la opción de que ninguna alternativa satisfacía sus inquietudes (con un 26,7%), en junio fue el hartazgo hacia la política y a las elecciones el que motivó la abstención (con un 24%).