ELECCIONES GENERALES

Rajoy vs Rivera: puesta en escena y mensajes para ganar Valencia

Ambos candidatos apuntan a Valencia como feudo clave en la carrera a la Moncloa.

Rajoy vs Rivera: Puesta en escena y mensajes para ganar Valencia

Rajoy vs Rivera: Puesta en escena y mensajes para ganar Valencia Efe

  1. Mariano Rajoy Brey
  2. Albert Rivera
  3. Mitin electoral
  4. Elecciones generales 2015
  5. Ciudadanos
  6. PP Partido Popular
  7. Valencia
  8. Comunidad Valenciana
  9. Partidos políticos
  10. Política

Combate de Rajoy y Rivera en el ring político de Valencia. El partido más votado en la Comunidad Valenciana contra el que le está comiendo terreno electoral y amenazando incluso con sobrepasarle (el temido ‘sorpasso’), según constató la encuesta publicada por El País el 9 de octubre. Otros sondeos no llegan a tanto pero coinciden en dos cosas: que el PP perdería el 20-D cerca la mitad de sus votantes en la Comunidad Valenciana (en 2011 se hizo con 1,39 millones de votos, el 53% de los sufragios,  obtuvo veinte diputados) mientras que Ciudadanos gana terreno a costa, principalmente, del voto que los populares pierden.

Rajoy y Rivera iniciaron este sábado la pugna por este territorio. Génova sabe, y lo ha manifestado en varias ocasiones, que esta comunidad es una pieza clave si quieren gobernar. El líder de C’s le retó con un acto en la misma ciudad y a la misma hora. Prácticamente las únicas ‘coincidencias’ que tuvieron ambos candidatos a la Moncloa. Las diferencias para conquistar el electorado de centro van desde los escenarios elegidos hasta los mensajes lanzados.

Mariano Rajoy eligió la capital del Turia para presentar los primeros trazos del programa electoral. Es la tercera vez en dos meses que visita esta comunidad. El PP perdió en las pasadas autonómicas unos 600.000 votantes, la mitad de su electorado tradicional. El candidato a renovar la presidencia del gobierno optó por un espacio cerrado y desgranó un avance programático en el Hemisfèric, uno de los edificios del complejo Ciudad de las Artes y las Ciencias de Santiago Calatrava. El PP ha pagado 4.000 euros por alquilar este escenario con un aforo de mil personas que ya estaba lleno a una hora del comienzo del acto. Por su parte, Albert Rivera ha escogido un espacio público y abierto en pleno centro de la ciudad y con una capacidad similar pero que reunió a menos personas.

PARTIDO ‘DE GOBIERNO’ CONTRA EMERGENTES

El candidato popular, consciente de que los de Rivera le están comiendo terreno en Valencia, aprovechó la última parte de su parlamento para lanzar un mensaje que les posicione frente a quienes estén pensando en dar su voto a C’s. “Los programas son muy importantes, pero también los partidos y las personas que sustentan esos programas. El PP no es un invento de hace un cuarto de hora ni nació en un plató de televisión. El PP es un partido grande que sabe de lo que va esto de gobernar”, dijo tras presumir de haber liderado la recuperación económica y salvado a España de la quiebra. Y reiteró: “Gobernar no es improvisar, al gobierno se llega aprendido; no puedes llegar de por ahí y colocarte, conviene haber tenido un currículum, haber sido al menos concejal”. En definitiva, apeló al discurso del miedo al querer dejar zanjado el tema con un “España no está para experimentos”.

A menos cuatro kilómetros Rivera, que intervino a la misma hora, utilizó ese mismo argumento para darle la vuelta y buscar más votos que los 300.000 que obtuvo la formación naranja en las autonómicas. Admitió que son un partido nuevo, pero “responsable”. “No somos novatos”, dijo. Recordó que la Comunidad Valenciana, con veinte años de gobierno del PP en la Generalitat, ha sido centro de corrupción y despilfarro. De hecho ha sido esto lo que ha provocado la sangría de votos de los populares. Así que Rivera lanzó un llamamiento a los valencianos para ser la primera fuerza y “recuperar el prestigio de la Comunidad Valenciana”, así como “limpiar la corrupción del PP”. Además, aseguró, frente a lo que pide Rajoy, que “hay más ganas de cambio que miedo al cambio” y en este sentido, afeó que el presidente del gobierno eluda participar en el debate a cuatro previsto para el próximo día 7 de diciembre.

Mientras, en el Hemisfèric, Rajoy citaba la lucha contra la corrupción en el último puesto de sus siete compromisos preelectorales. “Hemos apartado de nuestro partido a quien no hizo bien las cosas (…) Pondré todo mi empeño en que algunas cosas que hemos visto en estos años no se vuelvan a repetir jamar en nuestro país”, aseguró.

¿RECUPERACIÓN O AÚN EN CRISIS?

Mariano Rajoy sacó músculo en lo económico. Centró su discurso en lo que considera sus hitos de la legislatura. “Hoy no estamos como estábamos cuando llegamos al gobierno, antes solo se hablaba del enfermo de Europa, del aumento imparable de pérdidas de puestos de trabajo… hoy por fortuna no es así”, dijo, para añadir después que esto “solo es el aval de lo que hay que hacer en el futuro”. El candidato del PP defendió que solo ellos pueden seguir con este proceso de reformas porque “lo peor que se puede hacer” es volver a las recetas del PSOE y a la crisis económica, y mucho peor es optar por los “experimentos” de los partidos emergentes. Albert Rivera negó la mayor: “La crisis económica, por mucho que lo nieguen, sigue existiendo”.

LOS MENSAJES PARA LOS VALENCIANOS

La reforma de la financiación autonómica y la apuesta por infraestructuras estratégicas como el corredor mediterráneo son dos de los mensajes políticos inevitables en la Comunidad Valenciana si se está en carrera electoral. Así que tanto Rajoy como Rivera prometieron apoyar y promover tanto una cosa como la otra. En este frente, el líder de C’s ha recordado en la céntrica plaza valenciana que ha usado como escenario que Rajoy no ha hecho nada estos cuatro años por la mejora de la financiación pese a tener mayoría absoluta y haber sido una promesa electoral de 2011.

Junto a estos dos mensajes, Rajoy apuntó otros como la llegada del AVE a Castellón y recuperó el eslogan de ‘Agua para todos’. El presidente del Gobierno hizo más propuestas que su rival, sobre todo porque su presencia era para anunciar el programa.

UNIDAD FRENTE AL TERRORISMO YIHADISTA

Prácticamente la única coincidencia en los mensajes llegó a la hora de hablar de la amenaza del terrorismo yihadista. Rajoy apeló a la unión: “Vuelvo a pedir la unidad en la lucha contra el terrorismo, esto debe ser una política de Estado”. A lo que Rivera añadió que han sido ellos los que lo han situado como tema de Estado al pedir que el pacto se abriera al resto de partidos.

El partido naranja no ha lanzado únicamente mensajes dirigidos al voto perdido de los de Génova. También pidió abiertamente el apoyo de los votantes socialistas que puedan estar desencantados con el presidente valenciano, Ximo Puig, por haber pactado con “los nacionalistas de Compromís” para llegar a la presidencia de la Generalitat. El objetivo no es otro que lograr ser la primera fuerza política en las elecciones generales.