ELECCIONES 20-D

Rajoy anuncia que bajará los impuestos y presume de “aval”

El candidato del PP presentó las líneas maestras de su programa electoral y prometió dos millones de empleos la próxima legislatura.

Rajoy, durante su comparecencia en la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Rajoy, durante su comparecencia en la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Reuters

El presidente del PP y candidato a la Moncloa, Mariano Rajoy, ha anunciado este sábado una bajada de impuestos y medidas para convertir contratos temporales en indefinidos como dos de los puntos más relevantes de su programa electoral. Estos son dos de los avances que el líder de los populares ha anunciado en Valencia durante la presentación de las líneas generales del programa de cara al 20-D en una intervención en la que ha presumido de experiencia y mostrado su “aval” de gestión como el punto fuerte que le distingue del resto de contrincantes. “España no está para experimentos”, ha dicho.

Rajoy ha anunciado que, en base a su programa, en la próxima legislatura el tipo marginal mínimo del IRPF bajará al 17% y el máximo bajará del 45% al 43%. “Cuando se puede, se puede, y ahora se puede bajar los impuestos para generar más ingresos y dar mejor atención a las personas. Por eso los vamos a bajar. Ahora ya podemos”, ha manifestado en el L’Hemisféric de Valencia. En cuanto a las medidas para lograr que contratos temporales se conviertan en indefinidos, solo ha indicado que anunciarán medidas “en materia de cotización a la seguridad social” en los próximos días.

El presidente del Gobierno ha avanzado un programa electoral que contará con siete compromisos. En primer lugar ha citado la creación de empleo, seguido de medidas dirigidas a las personas y “mantener y mejorar” las pensiones, la sanidad, la educación, los servicios sociales y medidas para crear empleo. Como cuarto compromiso ha citado la “defensa de la unidad de España, la igualdad de los españoles y el cumplimento de la ley”. Como quinto y sexto compromiso ha citado la mejora de la educación (después ha hablado de apostar por la formación profesional) y avanzar en la modernización de la administración pública.

El séptimo “gran objetivo” de Rajoy es el de la regeneración de la vida pública. “Hemos hecho muchas reformas, la última obligar a los que han robado a devolver el importe de lo que han robado, eso lo ha hecho el PP. Hemos apartado del partido a quien no hizo bien las cosas y hemos dejado actuar con total y absoluta independencia a los jueces, fiscales, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y a los responsables de la administración pública”, ha dicho.

Entre las medidas anunciadas también ha citado una “apuesta especial” por la formación profesional dual a imagen del modelo alemán y austríaco, un nuevo cheque familiar para personas que trabajen con discapacidad y que sean deducibles los gastos de las familias en las adopciones internacionales.

Mariano Rajoy se ha presentado este sábado, a menos de una semana del arranque de la campaña electoral, como el único con el aval suficiente para continuar con la recuperación. Ha comenzado su intervención exhibiendo lo que considera sus éxitos: que ya no se hable de España como “el enfermo de Europa” y que un millón de personas –ha apuntado- han encontrado puestos de trabajo. Pero ha insistido en que solo es el principio porque hay muchas necesidades que atender y “mucho margen parra mejorar”. “Lo que hicimos estos cuatro años está bien, pero es solo el aval de lo que hay que hacer en el futuro”, ha apostillado.

El líder popular no se ha dirigido directamente a ninguno de sus contrincantes en particular, sino que se ha situado a él en un lado (el que necesita España) y a todo el resto en el contrario. “Nosotros no vamos a sacar conejos de la chistera, ni titulares ocurrentes. Eso nos distingue de los demás. Nosotros tenemos avales”. Pero sí ha puesto una barrera frente a los partidos emergentes al hablar del PP como un “partido grande”, con experiencia y que “sabe de lo que va esto de gobernar”. Así que ha apelado al miedo al destacar que, en momentos como este, lo que se necesita es “gente preparada” y el PP “no es un partido de dos amigos”. “Al gobierno se llega aprendido, no puedes llegar de por ahí y colocarte, conviene haber tenido un currículum, haber sido al menos concejal”, ha insistido.

Rajoy ha acudido a Valencia, un feudo popular perdido y en el que ha volado la mitad de un pastel de 1,2 millones de votantes. Al mismo tiempo que él decía estas palabras, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, intervenía en una plaza valenciana a menos de cuatro kilómetros. C’s pugna por quedarse con el electorado perdido. En las últimas autonómicas se hicieron con 300.000 sufragios.

Por ello, Rajoy ha insistido en la necesidad de “seguir con el proceso de reforma” porque “lo peor que se puede hacer es volver a las recetas de antes y volver a la mayor crisis económica que ha tenido España y, desde luego, España no está para experimentos”.