ELECCIONES GENERALES 20D

Albert Rivera: "Vamos a ser decisivos para formar mayorías"

Ciudadanos no confirma sus expectativas pero recupera el centro político en España

Albert Rivera, en el hotel Eurobuilding de Madrid.

Albert Rivera, en el hotel Eurobuilding de Madrid. Getty Images

Ciudadanos ha logrado 40 escaños en las elecciones generales con casi un 14% de los votos. El partido de Albert Rivera será la cuarta fuerza en el nuevo Congreso de los Diputados. Es un éxito para un partido nuevo inédito en las tres últimas décadas de democracia en España, pero la bandera de la renovación y regeneración recae ahora sobre todo en Podemos que, junto a sus confluencias, ha obtenido cerca de 30 escaños más.

CS

CS

El resultado deja un sabor agrio en el partido naranja por su desplome en los últimos días de campaña respecto a sus esperanzas en los sondeos. Albert Rivera, candidato del partido, empezó la campaña como alternativa real al presidente Mariano Rajoy y ha terminado cuarto, sin más opciones que apoyar o abstenerse en las votaciones de investidura, pero sin ninguna aspiración a la Moncloa.

En su comparecencia tras los resultados, Rivera salió rodeado de dirigentes del partido, sonriente y aplaudiendo al público. Los asistentes cantaron "Yo soy español" y "España unida, jamás será vencida". También hubo un conato de gritos de "presidente", que al contrario que en otros mítines, no cuajó.

Rivera prefirió mirar el futuro: "Hoy empieza todo". El líder de Ciudadanos centró su aparición en la nueva era en el Congreso: "España empieza una nueva era política, de esperanza e ilusión". A pesar de la decepción, Rivera expresó su apuesta por los "40 hombres y mujeres valientes" de Ciudadanos que van a ser diputados: "Nadie como nosotros va a saber pensar más en España que en nuestro partido".

Un "bendito pinchazo"

"Salíamos a ganar", reconocía su director de campaña, José Manuel Villegas, en las primeras valoraciones. "Pero al final los españoles son los que deciden", admitió. Villegas rechazó hablar de fracaso: "Si alguien considera un pinchazo los millones de votos que hemos obtenido, bendito pinchazo". 

El resultado más trágico para Ciudadanos ha sido en Cataluña, donde aspiraban a ganar tras su gran resultado el 27 de septiembre. Ciudadanos ha quedado quinta fuerza, por detrás de En Comú Podem, ERC, Convergència y PSC, y con los mismos escaños que el PP (5). Inés Arrimadas obtuvo el 18% de los votos hace sólo tres meses, por el 13% de este domingo. Ciudadanos ha penetrado en muchas otras comunidades, pero en las principales -Andalucía, Valencia, Aragon- queda por detrás de Podemos como cuarta fuerza. Madrid ha sido una excepción: Ciudadanos ha dejado cuarto al PSOE. Sólo en Castilla La Mancha y Murcia, Ciudadanos queda por delante del partido de Pablo Iglesias.

Declive en el último momento

Las razones de la caída de Ciudadanos en tan solo 15 días no son evidentes. Pero algo falló en los momentos culminantes de la campaña. El declive en los sondeos empezó a 10 días de las elecciones, después del debate de Atresmedia, donde Rivera estuvo nervioso e impreciso para lo que habían sido sus intervenciones previas. La polémica sobre la violencia de género y la pobre aparición de Marta Rivera de la Cruz, número 3 del partido por Madrid, pudieron ser otras causas del derrumbe. Siguen sin embargo en el aire los motivos por los que tantos españoles abandonaron su voto previsto a Ciudadanos -según las encuestas- en los últimos diez días antes del 20D.

A pesar de este resultado tras las expectativas creadas y la mejor campaña de Podemos, Ciudadanos ha logrado unos números que ningún partido liberal o de centro había conseguido desde que Adolfo Suárez fuera presidente con la UCD en la Transición. Incluso en 1986, también con Adolfo Suárez, el CDS logró solo el 9,2% de los votos y 19 escaños. En 2011, UPyD obtuvo 5 escaños con el 4,7% de los votos. Ciudadanos ha entrado con una fuerza nueva y Villegas, el director de campaña, quiso recordar este hito: "Un nuevo espacio político se ha vuelto a abrir paso gracias a Ciudadanos: el centro".

Desde Ciudadanos repitieron que no apoyarán un gobierno donde esté Podemos por su respaldo al referéndum en Cataluña; tampoco votarán a favor de un proyecto liderado por PP o PSOE: "Para facilitar el inicio de la legislatura, solo nos abstendremos. No vamos a variar. Habrá que preguntar qué hará al PSOE", concluyó Villegas.

Rivera pidió que "la injusta ley electoral" sea uno de los primeros cambios del nuevo Congreso. "Esta noche, además de hacer historia, hemos visto que los votos de Ciudadanos valen la mitad que los escaños de PP, PSOE y los nacionalistas", dijo Rivera en su comparecencia tras los resultados. Ciudadanos ha anunciado que presentará una "ponencia para una ley electoral para el siglo XXI desde España".

Albert Rivera se dirige a sus seguidores.

Albert Rivera se dirige a sus seguidores. Reuters