Los estragos que ha causado la dana en Murcia

Los estragos que ha causado la dana en Murcia

Sucesos

Murcia reclama al Ejército ante las inundaciones: revientan los tubos del trasvase Tajo-Segura

El 112 ha recibido un total de 986 llamadas de 866 incidencias. Esta madrugada se esperan nuevas precipitaciones.

Murcia

Los tubos del trasvase Tajo-Segura han reventado este jueves como si se tratase de un géiser, a la altura de la Aparecida, al límite entre la localidad alicantina de Orihuela (Valencia) y Santomera (Región de Murcia). Esta situación, del todo inaudita en una comunidad como la murciana tradicionalmente azotada por la sequía, es solo un botón de muestra de los terribles efectos que está causando la DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos).

Los servicios de emergencias, a través del 112, han recibido un total de 986 llamadas que han supuesto la gestión de 866 incidencias relacionadas con las lluvias torrenciales, de las que 142 han sido achiques en zonas inundadas y se han rescatado a 60 personas de vehículos, así como a cientos de vecinos de sus viviendas. Este panorama ha obligado a la Dirección General de Emergencias a solicitar al Gobierno de España la presencia en la Región de Murcia de la Unidad Militar de Emergencias (UME) “ante la eventualidad de tener que evacuar zonas susceptibles de quedar inundadas en los municipios de Murcia, Beniel y Santomera”.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha avanzado que una vez termine el primer episodio de lluvias torrenciales, previsto de 20 a 23 horas, se producirá un segundo episodio a partir de las cuatro de la madrugada y que se prolongará hasta las siete de la mañana, con precipitaciones que pueden volver a superar los 200 litros por metro cuadrado. En la localidad santomerana, fuentes de la Guardia Civil, han alertado de que el nivel del pantano está al 70% de su capacidad.

Los tubos del trasvase Tajo-Segira han reventado hoy como si se tratase de un géiser, a la altura de la Aparecida, al límite entre la localidad alicantina Orihuela (Valencia) y Santomera (Región de Murcia).

Esta imagen no se veía desde hacía años y se ha debido, según las mismas fuentes, a un socavón que se ha producido en pleno canal del trasvase Tajo-Segura, que ha generado una enorme pérdida de agua que se ha desviado hacia Rambla Salada hasta terminar elevando el nivel del pantano. De momento, las precipitaciones registradas son de 151 litros por metro cuadrados y el Ayuntamiento santomerano ha emitido un aviso pidiendo a los vecinos que “por seguridad, no se acerquen al pantano hasta que no pasen las lluvias”.

Las incidencias no cesan desde las 2.42 horas de la madrugada del miércoles y la Dirección General de Emergencias ha activado el nivel 2 del Plan Especial de Protección Civil ante el Riesgo de Inundaciones (Plan Inunmur). En Beniel, población que limita con Santomera y Orihuela, efectivos de la Policía Local, Guardia Civil y Protección Civil trabajan a destajo en la evacuación de vecinos que residen en la zona del Merancho, La Huerta y Orilla del Azarbe, así como otros puntos próximos al cauce del río Segura que amenaza con desbordarse a su paso por el término municipal benielense. El Consistorio ha habilitado camas en el centro social para que los vecinos que así lo deseen puedan pasar la noche en un sitio seguro.

Todo ello después de que se hayan registrado unas precipitaciones medias de 106 litros por metro cuadrado. La Comarca Oriental de la Región de Murcia es una de las que se encuentra más sitiadas por el agua y la prueba de ello es que además de Beniel y Santomera, en Abanilla, su Ayuntamiento también ha emitido una alerta para la noche del jueves: “Rogamos a los vecinos que residan en poblaciones inundables, busquen otra alternativa en lugares que sean más seguros”.

También se ha habilitado un teléfono de contacto para los vecinos: 968 680 016. En Fortuna, la cuarta localidad que integra la Comarca Oriental, el Ayuntamiento ha habilitado el Centro de Equipamientos Sociales Reina Sofía para das alojamiento durante la próximas horas “a aquellos ciudadanos no hayan podido acceder a su residencia o hayan sido desalojados debido a la situación geográfica de su vivienda”. La lluvia está desbordando el término municipal fortunero y han tenido que ser cortadas al tráfico las carreteras de Cabecicos Negros, de Charco Junquera y Los Periquitos, así como el acceso a la urbanización de Las Kalendas (una de las más grandes del pueblo).


La Policía recomienda desalojar


En las localidades de Molina de Segura y Alguazas, algunos vehículos policiales han ido patrullando por el Barrio de Santa Rita que se extiende por ambos términos municipales, en las inmediaciones del río Segura, instando por megafonía a los residentes a tomar medidas ante la DANA: “Retiren los vehículos y abandonen los domicilios, se va a desbordar el río, no sabemos las consecuencias, viene mucha agua”. A solo unos kilómetros, en Lorquí, ha sido rescatado un bebé, con un barreño, que estaba refugiada junto con otros miembros de su familia en un tejado de una casa de una zona de huerta.

Todos los murcianos miran de reojo y con temor, en las últimas horas, el preocupante crecimiento que está experimentado el cauce del río Segura. De esta sensación de angustia no se libra la capital de Murcia, cuyo Ayuntamiento ha puesto en marcha un gabinete de crisis en que se ha decidido iniciar la evacuación de familias cuyos domicilios particulares se ubican en zonas de riesgo de las pedanías murcianas de Alquerías, El Raal, Zeneta y Santa Cruz. El Ayuntamiento ha habilitado puntos de atención para los vecinos como el pabellón de El Esparragal.

Los mensajes de “máxima precaución” se suceden no solo desde la Dirección General de Emergencias, también en los distintos cuerpos de las Fuerzas de Seguridad y las cuentas en redes sociales de los 45 ayuntamientos de la Región. Valga como ejemplo el perfil del Consistorio de Alguazas: “Gracias a la colaboración de Cruz Roja y a los servicios municipales, el pabellón de deportes está preparado para alojar a aquellas personas que lo necesiten. Reiteramos nuestro llamamiento a la precaución e insistimos en el desalojo de aquellas viviendas que se encuentran en la zona de desbordamiento del río Segura. La prevención es fundamental en estas situaciones”.

En Cieza han sido evacuados de sus domicilios un centenar de vecinos fruto de unas precipitaciones medias de 133 litros por metro cuadrado. El Ayuntamiento ciezano, en su página web, informa de que el azud de Ojós, el embalse regulador del postrasvase Tajo-Segura, se encuentra al 98% de su capacidad, por lo que la Confederación Hidrográfica del Segura ha decidido desaguar abriendo al máximo las compuertas. El agua campa a sus anchas por todo el territorio regional, incluidas las zonas de la costa, como Águilas y Cartagena. Este viernes seguirán suspendidas las clases en todos los centros educativos ante el nivel de alerta dos del Plan Inunmur. La Región y los efectivos de emergencias pasarán la noche en vela para plantar cara a la DANA.