Los médicos, sobrepasados ante el coronavirus.

Los médicos, sobrepasados ante el coronavirus.

Sociedad

Menos aplausos y más sueldo: esto es lo que ganan nuestros médicos, enfermeras y auxiliares

Un celador percibe poco más de 18.000 euros y un auxiliar de enfermería no llega a los 23.000€. Se juegan la vida en plena crisis por el coronavirus. 

25 marzo, 2020 02:36

Noticias relacionadas

Los héroes, estos días, no marcan goles ni llenan estadios; no multiplican seguidores en redes sociales ni esquivan paparazzis. Son médicos, enfermeros o auxiliares anónimos que luchan contra el coronavirus sin Equipos de Protección Individual (EPIS); sanitarios que doblan turnos sin mirar el planillo vacacional o pedir un aumento salarial. Ellos, los ángeles blancos –como se les ha bautizado–, salvan vidas ajenos al aplauso que España les brinda, cada día, a las ocho. Y lo hacen, en muchos casos, percibiendo salarios discordes con su responsabilidad.

Las cifras hablan por sí solas. Los celadores apenas perciben 18.600 euros anuales, los auxiliares de enfermería no superan los 23.000€ y los médicos especialistas no sobrepasan los 45.493€ en la Comunidad de Madrid, según la última tabla salarial publicada en el BOCM (Boletín Oficial) a fecha 28 de febrero de 2020. “Pero en cada región es diferente. El sistema nacional de salud nos exige unos mínimos a todos y luego cada autonomía marca sus propios complementos”, explica Chelo Cuadra, secretaria general de la Federación de Sanidad de Comisiones Obreras de Castilla-La Mancha.

España, desde la crisis de 2008, no ha recuperado todo el músculo sanitario del que podía presumir. “Los recortes comenzaron en 2010, con el Gobierno de Zapatero, bajando los salarios un 5%”, prosigue Chelo. Desde entonces, el sistema ha ido sufriendo ‘amputaciones’ progresivas –aunque no a la misma velocidad en todas las comunidades– que se han manifestado, con especial énfasis, en esta crisis: faltan médicos, equipamiento, material…

Puesto  Salario
Jefe de Departamento  59.766,04
Jefe de Servicio 58.276,12
Coord.: Urgencias, Admisión, Trasplantes... 58.276,12
Jefe de Sección 51.839,66
Facultativo Especialista 45.493,66
Supervisor de Área y Coordinador de Trasplantes 36.284,02
Enfermero/a Jefe del Servicio de Atención Paciente  29.219,90
Enfermero/a Especialista  27.054,78
Enfermero/a 26.393,24- 26.157,54
Auxiliar de enfermería  22.777,58- 18.167,84
Celador con turno fijo 18.600,32- 16.505,24
Celador nivel 14 con turnos 18.793,16-17.202,44

El personal sanitario, cada vez más ahogado, ha tenido que trabajar con menos medios, con mayor carga de trabajo y con un sueldo inferior. Basta con mirar la tabla adjunta en este artículo para comprobarlo: un enfermero especialista apenas sobrepasa los 27.000 euros de salario anual y un coordinador de Urgencias no alcanza los 60.000 euros –una cantidad poco despreciable, pero, sin duda, nimia ante la responsabilidad que implica.

“Pero no sólo es el salario lo que se ha recortado”, se queja Chelo Cuadra. “Se ha perdido mucho empleo que todavía no se ha recuperado y tenemos un porcentaje muy alto de interinos en casi todo el país”, prosigue. Esto ha repercutido directamente en la calidad de la atención al paciente y en el progresivo desgaste del sistema en su conjunto. “Lo que queremos es que se recuperen los salarios y los puestos de trabajo. Volver, al menos, a la situación anterior a la crisis”, reivindica Chelo.

Los médicos de la Fundación Jiménez Díaz aplauden a las ocho de la tarde.

Los médicos de la Fundación Jiménez Díaz aplauden a las ocho de la tarde.

El sistema sanitario, en Madrid –y en muchas regiones–, no ha ido creciendo a la misma velocidad que su censo. Entre 2018 y 2020, la población de la capital creció en casi medio millón de personas y, sin embargo, el número de personal sanitario decreció en 3.300 puestos de trabajo entre los 33 hospitales públicos y los 50 privados que hay en la región, según datos del Servicio Madrileño de Salud (Sermas).

Falta de material

Todos estos recortes han derivado en la situación crítica para la sanidad en su conjunto. Algunos hospitales de la Comunidad de Madrid, como el Severo Ochoa de Leganés, han tenido que cerrar durante horas o días al no poder atender más pacientes; y la gran mayoría han ocupado todas sus plantas con enfermos de coronavirus. Por eso, el Gobierno regional, esta semana, montó en Ifema, con la colaboración de la UME (Unidad Militar de Emergencia), un hospital de campaña que permita ingresar a otras 1.300 personas enfermas.

Entrada de Urgencias.

Entrada de Urgencias. EFE

Y lo peor aún no ha pasado, como reconoció Pedro Sánchez el pasado sábado. España, este martes, registró 2.969 personas fallecidas –514 en las últimas 24 horas– y rozó los 40.000 contagiados. Con la Comunidad de Madrid, que ya suma 1.535 muertos, a la cabeza en todos los registros. Y, además, a mucha distancia de la segunda comunidad con más mortalidad, Cataluña, con 282 casos.

Lo que ha derivado, a su vez, en una situación excepcional en todos los sentidos: con las funerarias colapsadas, la Comunidad de Madrid se ha visto obligada a habilitar la pista de 1.800 metros cuadrados del Palacio de Hielo para llevar los cadáveres de los fallecidos por coronavirus. 

Y, mientras tanto, crecen también las cifras de sanitarios contagiados. “Estamos sin material de protección”, recrimina Chelo. Con lo que eso implica: la falta de Equipos de Protección Individual (EPI) ha hecho que crezcan de forma exponencial el número de médicos con coronavirus: 5.400 en total (2.000 en las últimas 24 horas). Una catástrofe que puede llevar a explotar al sistema en la próxima semana. Con personal sanitario jugándose la vida y con sueldos… En fin, pongan ustedes mismos los calificativos que prefieran. 

Información sobre el coronavirus: