Arya, Arya, Arya exploradora.

Arya, Arya, Arya exploradora.

La Jungla Memes de Tronos

"Es oficial, el de Los Serrano fue mejor": los mejores memes del final de Juego de Tronos

En la Jungla: Decir que la mayoría de seguidores se ha quedado decepcionado es poco. A continuación, SPOILERS. 

Noticias relacionadas

Ha llegado el fin... para todos aquellos fans de Juego de Tronos que se dieron el madrugón para no faltar a la cita con el final de la serie que nos ha tenido pegados al sillón con sus intrigas, giros y traiciones. Para los demás, queda un largo día por delante de esquivar alusiones y spoilers: a todos ellos, les decimos que no lean más. Cualquier destripe será ahora culpa exclusivamente suya.

¿Ya estamos solos? Bien, el capítulo final a una larga saga difícilmente será del gusto de todos, y menos una más entrevesada como Canción de Fuego y Hielo. Con Lost, por lo menos, ya íbamos sobre aviso: sabíamos que la serie se iba improvisando sobre la marcha y aceptábamos ya hasta un avión de línea remendado con cinta americana.

¿Cuáles han sido las impresiones de la conclusión? ¿En la que Daenerys Targaryen no recibe ni una pizca de redención tras tenernos ocho temporadas siguiendo sus pasos ("y es culpa vuestra por animarla", prácticamente nos dice Tyrion Lannister a la audiencia), Jon Snow toca fondo en su estrategia de arrastrar los pies con carita tristona y el sanguinario conflicto dinástico que ha causado más de un millón (!) de muertos se resuelve con una cuchipanda y cinco minutos entre los que siguen vivos y los que pasan por ahí?

Digamos que no ha terminado de convencer:

Y no será porque el elenco no trató de advertirnos de lo que se venía encima. Así de claro lo planteaba el actor Peter Dinklage desde una cuenta oficial:

Siendo justos, el capítulo nos deparó un momento tierno a la par que solemne y significativo. Lo tuvo que interpretar una monstruosidad generada por ordenador, pero a estas alturas, a caballo regalado...

Fue, efectivamente, el capítulo salvado por las mascotas digitales.

¿Recordáis el final del capítulo anterior, con Arya Stark, matadora del Rey de la Noche, a lomos de una yegua blanca? ¿Y las ominosas profecías? Resulta que solo quería que la acercasen a charlar con su hermano. Lo que tenía en mente eran unas vacaciones que suenan a alocado spin-off, las aventuras descubriendo qué hay al oeste de Poniente. Y una excusa para que HBO se ahorre las localizaciones europeas y pueda rodar en EEUU.

Pero, eh, tenemos nuevo rey de los 'seis reinos', y de repente el chico se ha vuelto más terrenal y menos místico. Y sí, como comentaban por ahí: ¿A nadie le mosquea que el Norte declare la independencia y nadie se levante reclamando que 'eso lo deberíamos votar entre todos'?

Eso sí: todos aquellos que os regodeásteis con que Juego de Tronos no tendría un final feliz tenéis que admitir vuestro error. No ha sido bueno, pero ha triunfado el amor.