La Jungla

Desvelamos el misterio de la piña de la que todo el mundo habla

En La Jungla. El vídeo viral de una mujer arrancando trozos de la fruta sin dificultad parecía que abría un mundo nuevo, pero finalmente su destreza tiene truco.

Noticias relacionadas

Desde hace algunos meses, las redes sociales están sirviendo para compartir curiosidades sobre el uso y el consumo de objetos y productos cotidianos que llevábamos toda la vida empleando mal. Trucos que vienen de serie pero que habíamos pasado por alto viviendo en la más profunda de las ignorancias hasta que un desconocido nos ilumina. El último de estos descubrimientos tiene que ver con la forma de comernos las piñas.

Esta fruta a la que muy pocos le hacen ascos sí es un poco engorrosa a la hora de consumirla. Sin embargo, esta nueva técnica ponía las cosas mucho más fáciles. Así, tirando de cada una de sus pequeñas piñas, los bocados se iban arrancando sin dificultad como por arte de magia. Además, con este método se consigue que la fruta que no se consuma no se seque al quedar cubierta por su propia piel.

En definitiva, todo un hallazgo que acumula más de 4,65 millones de reproducciones: 

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y alguien se ha molestado en investigar si realmente es tan fácil pelar una piña así. El consultor y doctor en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, Miguel A. Lurueña, ha investigado sobre el vídeo viral compartiendo sus conclusiones en su cuenta de Twitter:

Primero, barajó varias opciones que podrían influir a la hora de llevar a cabo la técnica. Desde cortarla antes de grabar el vídeo hasta escoger una piña bien madura:

Pero, lo cierto es que el truco era más fácil que todo eso:

Eso sí, nos anima a consumirla aunque siga siendo un poco pesado eso de cortarla:

De hecho, la piña es rica en antioxidantes y es un gran diurético. Además tiene muy pocas calorías, unas 50 por cada 100 gramos, de modo que nos sirve para combinar con todo (o casi, la pizza puede ser una excepción) o también para comer sola. 

[Más información: Estos trucos para gilipollas no sirven de nada excepto para reírte