La Jungla

La tierna historia de un abuelo, su nieto, una camisa y una pizza

En la Jungla. La relación entre abuelos y nietos suele ser muy especial. Y por eso esta historia de un abuelo emocionado por ir a tomar una pizza triunfa en redes sociales.

Las redes sociales se han convertido en un lodazal donde el mal rollo ha invadido todo. Sin embargo, de entre los charcos de barro todavía siguen apareciendo historias de buen rollo de esas que se podrían utilizar para defender a la humanidad en un juicio por su alma. La última nos llega desde Argentina.

Todo comenzó con un simple Whatsapp. Era una foto de un hombre planchando algo y un comentario muy simple: "Preparándose para mañana". La protagonista explicó lo que había detrás de la historia y logró emocionar a la red de los ofendiditos:

"Cuando iba a primaria, él me venía a buscar a la escuela y pasábamos por el Mercado del Norte (en el centro de Tucumán) antes de volver a casa y me compraba una porción de pizza o dos y nos sentábamos a tomar una gaseosa", explica Aldana a EL ESPAÑOL. "Hacía tiempo que le venía diciéndole de ir, pero nunca acababa en nada porque él no quería dejar sola a mi abuela o yo no tenía tiempo con la facultad". 

Pero dije "basta". Así que anteanoche lo hablé por teléfono y le dije "prepárate que mañana te voy a buscar". Y ahí ya fue cuando me contestó mi prima, que ya se estaba preparando planchando la camisa. Me emocionó ese momento, igual que a los demás". La historia no tardó en viralizarse, alcanzando los 31.000 retuits y más de 2.000 respuestas:

Y ni siquiera faltó la obligada referencia a Los Simpson:

Al final, todo el mundo quería foto:

"Ayer lo fui a buscar y allí estaba, esperándome en el living. Y fuimos y pedimos una promoción de una pizza común y una manzana. Después fuimos a pasear, y él por allí se pierde porque ya es viejito, y eso a mí me hace poner mala. Así que trataba de hablarle, y él me decía que hacía mucho que no venía, que la última vez fue con unos amigos que se encontraban allí".

"Y fue cuando volví a casa con mi abuela que me di cuenta de la repercusión que había tenido el tuit, que todos me pedían foto, que los periodistas me hablaban para hacer una nota... anoche me enteré que había salido en televisión".

Como toda introducción debe tener su conclusión, y está la foto:

Y es que no todas las historias que triunfan en Twitter tienen que ser broncas. Todavía hay espacio para algunas historias emotivas. "No me esperaba tanta repercusión, reconoce".

[Más información: El alegato por la sanidad pública española de una embarazada: "No sabemos la suerte que tenemos"]