La Jungla

El loco rescate de una persona en apuros que resultó ser decoración navideña

En la Jungla. Un veterano de guerra confundió un maniquí que colgaba del techo como parte de la decoración de Navidad de una casa con una persona real, y se lanzó a un absurdo intento de rescate.

La decoración de las casas por Navidad es uno de las grandes tradiciones americanas. Es una especie de competición para ver quién la hace más grande y más épica. Y parece que este año ya tenemos un candidato a la más surrealista, quizá no tanto por la decoración en sí, sino por sus consecuencias.

Se trata de un hogar que decidió homenajear a la película ¡Socorro! ¡Ya es navidad! en la que en una escena Chevy Chase se queda colgando del techo al colocar las luces. Ocurrió que Alfred Norwood Jr, un veterano de guerra, pasaba por allí pensó que era una persona de verdad y se lanzó a su socorro, incluso llamando a la policía.

Norwood cogió la escalera y la colocó al alcance de la persona que, él creía, era un hombre en apuros. "¡Puedes alcanzarla!" gritaba repetidamente con un tono de lo más peliculero, quedando inmortalizado en la cámara de seguridad de la familia. "Intenté bajarlo de todas las formas posibles. Pero cuando intenté hablar con él, no contestaba", explicó a la cadena ABC. "Entonces pensé 'oh, Dios mío, esperemos que no esté muerto. Voy a llamar a urgencias".

La policía, por cierto, apuntó que no era la primera llamada que recibían pidiendo ayuda para el maniquí, lo que ha llevado, con bastante buen criterio, a la familia a colocar un cartel indicando a los transeúntes que, por favor, no pidan ayuda porque es solo un muñeco.

Si no has visto el clásico navideño de 1989 en el que se basaron, aquí la tienes. Por cierto, ha envejecido fatal: