Sean Connery como Bond, personaje que odiaba.

Sean Connery como Bond, personaje que odiaba.

La Jungla

5 actores que se arrepienten de papeles icónicos y 5 que los rechazaron

En la Jungla. Incluso los actores más conocidos se arrepienten de algunas de sus papeles más famosos. Pero cuidado con lo que rechazas, también hay algunos que se dan cabezazos por dar un "no" equivocado...

Encontrar un trabajo que te guste no es tarea fácil. En ocasiones aceptas trabajos que finalmente acaban no gustándote, o te los tragas por el sucio y dulce dinero que te ofrecen a cambio. Otras veces, te das el lujo de rechazar algunos, decisión que acaba contigo dándote cabezazos contra una pared. 

Ser una superestrella de Hollywood es el sueño de muchos, y parece algo casi mágico. Sin embargo, muchos de los actores que más admiramos tienen el mismo problema que muchos de los míseros mortales que disfrutamos de sus papeles: encontrar un trabajo que te guste no es tarea fácil.

5 actores que se arrepienten de papeles que aceptaron...

Sean Connery - James Bond

Sean Connery comenzó a ganarse un dinero extra en el teatro en 1951 -aunque a punto estuvo de dedicarse al fútbol de forma profesional, incluso tuvo ofertas de equipos de primera escoceses-. Sin embargo, un rol fue el que le lanzó a la fama: James Bond. Sin embargo, Connery odia a Bond. No solo la serie, también el personaje. Eso le hizo incrementar cada vez más sus peticiones para seguir en la serie, hasta el punto de que finalmente optaron por buscar otro actor. Connery ha llegado a declarar que, si pudiese, mataría a Bond.

Eso sí, no hay odio que no te tragues por un poco de dinero. Más de diez años de dejar a su odiado personaje, volvería a tomar el rol de 007 en Nunca digas nunca jamás, ese extraño experimento de Warner de producir una franquicia que no era suya.

Harrison Ford - Han Solo

Harrison Ford tiene una larga lista de papeles memorables, desde Indiana Jones hasta Rick Deckard (Blade Runner), pasando por Jack Ryan (Juego de patriotas), y es uno de los actores que más dinero ha recaudado en taquilla. Sin embargo, su nombre siempre estará vinculado a cierto contrabandista sinvergüenza. Y eso es algo que siempre le ha molestado, llegando a arrepentirse del papel que le lanzó a la fama. De hecho durante el rodaje de El retorno del jedi pidió a Lucas que matase a su personaje.

Arrepentido o no, Ford volvió a los mandos de el Halcón Milenario en El despertar de la Fuerza, donde su deseo de muerte fue concedido. 

Alec Guinness - Obi-wan Kenobi

Hoy Star Wars es un icono cultural, pero en su momento todo esa historia de navecitas, espadas láser y magos del espacio era algo que muchos no entendían. Alec Guinness nos explicó qué eran los jedi y la Fuerza, y nos mostró el primer sable de luz. Sin embargo, solo aceptó la película porque le doblaron el sueldo y le ofrecieron un porcentaje de taquilla -algo que le hizo asquerosamente rico-.

No dudó en calificar la película de "basura de hadas" y criticó duramente la producción durante las desesperantes horas de rodaje en el desierto. No dudó en regresar para las secuelas, aunque nunca se sintió cómodo con el fenómeno en el que se convirtió la saga. Cuenta la leyenda que un día se le acercó un emocionadísimo niño que le aseguró haber visto Star Wars unas 100 veces. El viejo Kenobi le contestó que, por favor, no la volviera a ver más.

Kate Winslet - Rose

Kate Winslet es una de las mejores actrices de su generación y nos ha regalado algunos de los mejores roles femeninos de las últimas dos décadas, pero eso no quiere decir que no se arrepienta de alguno. Con 22 años, saltó al superestrellato mundial con Titanic, que además le valió una nominación a los Oscar -la primera como principal, el año anterior había estado nominada como secundaria por Sentido y sensibilidad-.

Pero hay cosas de su papel que no le gustaron -y no es hacerle un poco de espacio a Leo en el madero en el que sobrevivió-. Winslet no se arrepiente tanto de aceptar el papel, sino de cómo lo ejecutó, considerando que su actuación en algunas escenas está por debajo de su nivel. Y sí, tampoco le hace mucha gracia que su desnudo sea una de sus escenas más recordadas.

Bob Hoskins - Super Mario

Pero si hay un actor que se arrepiente de uno de sus papeles, ese es Bob Hoskins. A principio de los 90 Super Mario Bros era un fenómeno cultural -y lo sigue siendo- así que el actor -que ya nominado un Oscar por Mona Lisa y había optado a otro por Mona Lisa y había protagonizado exitazos como ¿Quién engañó a Roger Rabbit?- aceptó el papel sobre todo por la ilusión que les hacía a sus hijos.

La película fue un desastre completo y Hoskins siempre ha querido borrar de su memoria esa experiencia. De hecho, lo intentó desde el primer momento, pasando buena parte del rodaje borracho como una almeja. En 2011 respondió en una entrevista a The Guardian de la siguiente forma a tres preguntas consecutivas: "- ¿Cuál ha sido tu peor trabajo? - Super Mario Bros. -¿Cuál ha sido tu mayor decepción? -Super Mario Bros. -Si pudieras cambiar algo de tu pasado, ¿qué sería? -No haría Super Mario Bros."

...y 5 actores que se arrepienten de los que rechazaron

John Travolta - Forrest Gump

A principio de los 90 la carrera de John Travolta se había visto reducida a ser el secundario de una saga protagonizada por bebés y perros como Mira quién habla. Sin embargo, en 1994 resucitaría gracias al papel del matón Vincent Vega en Pulp Fiction. Travolta fue nominado al Oscar y al Globo de oro, donde fue derrotado por Tom Hanks y su Forrest Gump.

Al bailarín se le debieron remover las entrañas, ya que antes de que la caja de bombones fuese a parar a las rodillas de Tom Hanks, él la había tenido en sus manos y la rechazó.

Al Pacino - Han Solo

Hoy nos cuesta mucho imaginar a Han Solo interpretado por alguien que no sea Harrison Ford -y esa sea posiblemente una de las razones del fracaso de Solo, la última cinta de la saga donde el protagonista era Alden Ehrenreich. Sin embargo, Ford no era ni mucho menos la primera opción para Lucas, con quien ya había trabajado en American Graffiti, y el director de la camisa de cuadros prefería no repetir actores.

Así, el guión acabó en las manos de Al Pacino, quien ya era una estrella gracias a las dos primeras partes de El Padrino y otros papelones como Serpico. Pero lo rechazó porque, como Alec Guinness, "no lo entendió"

Will Smith - Neo

Otro actor que no entendió el guión y que luego expresó su decepción fue Will Smith, que estaba en la cima del mundo cuando en 1997 le ofrecieron el rol de Neo en Matrix. "Era una idea muy difícil de explicar y en mi cabeza no funcionó", explicó más tarde con pesadumbre. El arrepentimiento fue doble si tenemos en cuenta que lo rechazó para protagonizar uno de las peores películas de su carrera: Wild Wild West.

Christopher Plummer - Gandalf

Cuando se habla de actores que rechazaron el papel de Gandalf en El señor de los anillos todos pensamos en Sean Connery (que dijo no entender el guión). Todos sabemos el exitazo que fue la saga pero en aquel momento no era precisamente una apuesta segura, y actores como Chistopher Plummer no quisieron subirse al carro.

"No sé por qué lo rechacé", dijo el actor. "Tenía que pasar tres o cuatro años en Nueva Zelanda... supongo que había otros países que quería ver antes de morir".

Josh Hartnett- Batman

¿Os acordáis de Josh Hartnett? Hubo un momento en el que parecía que iba a ser uno de las estrellas de Hollywood. Tras un gran papel en Las vírgenes suicidas de Sofia Coppola, encadenó algunos taquillazos como Pearl Harbor o Sin City, pero desde mediados de los 2000 su estrella se ha ido apagando. Y justo a mitad de esa década rechazó un papel que le pudo lanzar al superestrellato: el Batman de Christopher Nolan.

Hablando sobre por qué dijo que no, explicó que "quería pasar más rato con la familia y los amigos y eso está muy mal visto en esta industria. A la gente no le gusta que le digan que no", casi culpando a Hollywood por olvidarle por ese rechazo. "No quería que me encasillaran", añadió. No fue encasillado, pero fue olvidado.